viernes, 24 de octubre de 2014

“Yo participé matando a dos de los ayotzinapos, dándoles un balazo en la cabeza…”

  • viernes, 24 de octubre de 2014
  • Comentarios

    Hablan los presuntos asesinos de algunos normalistas de Ayotzinapa, en declaraciones ministeriales hechas ante el Agente del Ministerio Público del Fuero Común Adscrito a la Dirección General de Control de Averiguaciones Previas, Miguel Ángel Cuevas Aparicio, durante la primera semana de octubre de 2014, con sede en la Procuraduría General de Justicia del Estado de Guerrero:

    “Yo participé matando a dos de los ayotzinapos, dándoles un balazo en la cabeza, y no son de los que quemamos, están enteritos… la forma de matarlos fue ancados [sic] y les disparamos por un lado de la cabeza”.

     “El Gaby junto con Choky ya habían matado a los tres ayotzinapos, les pegaron un tiro en la cabeza a cada uno, el Gaby mató a dos y Choky a uno, esto por andar de revoltosos, dijo el Choky”.

    “El Choky ordenó que bajáramos a los diez[...] Yo le disparé a dos en la cabeza con el arma de la Mente, Gaby mató a otros dos, Choky mató a uno, la Vero mató a otro y dejamos vivos a cuatro…”.

    “En ese momento arrastraron el Chaky, la Vero y la Mente a los seis muertos al hoyo en donde El Gaby les roció el diésel y también les prendió fuego hasta que se calcinaron”.

    Así lo manifiestan en sus declaraciones ministeriales en la Procuraduría General de Justicia del Estado de Guerrero.

    Las declaraciones fueron hechas antes de que la Procuraduría General de la República (PGR) atrajera el caso, el sábado 4 de octubre de 2014.

    Los presuntos verdugos de normalistas de Ayotzinapa describen cómo habrían dado muerte a parte del grupo de estudiantes de la Normal “Raúl Isidro Burgos”, entre la noche del 26 de septiembre y las primeras horas del sábado 27, en Iguala.

    Afirman que los ejecutaron con tiros en la cabeza.

    También dicen que los quemaron y los echaron en fosas que, a decir de los sicarios de “Guerreros Unidos”, estaban afuera de Iguala.

    Sus declaraciones coinciden con las del padre Alejandro Solalinde, quien declaró ante la prensa, primero, y luego ante las autoridades, que los normalistas estaban muertos y que algunos fueron quemados vivos. Los presuntos asesinos narran cómo ajusticiaron a normalistas.

    También indican en dónde los enterraron.

    Las declaraciones de los detenidos abren las dudas planteadas por los padres de los normalistas a las afirmaciones del Procurador General de la República, Jesús Murillo Karam, quien asegura que las pruebas de ADN indican que los cuerpos hallados en las fosas días después de la desaparición, no corresponden a los de estudiantes.

    “¿De quiénes son los cuerpos hallados en las primeras fosas al pie de los cerros en Iguala?”, cuestionaron los padres. Esta y otras preguntas parecen reafirmarse en las declaraciones.

    Una fuente cercana a la investigación dijo  que los cuerpos en esas fosas “también son de normalistas”. No supo aclarar si esos supuestos normalistas son o no los 43.


    LAS DECLARACIONES 


    HONORIO ANTÚNEZ OSORIO (Ex militar): 

    “El oficial de barandilla Ulises Bernabé García, al que le dicen ´El Gay´, los entregó (a los normalistas) a los sicarios de Cocula, a los de Protección Civil y a elementos del Grupo de Reacción Inmediata también conocidos como ´Los Bélicos´, entre los que se encuentran: Francisco Salgado Valladares, Director de Seguridad Pública, quien tiene a su mando a los elementos, al comandante Héctor Aguilar alias ´El Chombo´, quien es el segundo de a bordo de la célula de Valladares; Leodan Pineda Fuentes, Christian, sin recordar sus apellidos, pero sé que le dicen el ´Mataviejitas´o ´Sargento Cebollas´; Neftalí Pérez alias ´El Pan Crudo´; otra persona de apellido Vieyra alias ´El Taxco´; otra persona de apellidos Carreto Pérez con el apodo de ´La Sombra´; Juan Carlos Delgado alias el ´Toxicológico´ o ´El Capulina´; Alejandro Mejías Meza alias ´El Granito de Oro´; una persona de apellido Cabañas, alias ´El Cabañitas´; Uribel Cuevas, alias ´El Gordo´; Agustín Cuevas, alias ´El Quequis´ o ´El Quijadas´; Nicolás, sin saber sus apellidos…

    MARTÍN ALEJANDRO MACEDO BARRERA: 

    “Recibí la instrucción de dispararles (a los normalistas), por parte del Choky; los disparos que les realizamos fue en el centro de Iguala…El Choky pidió apoyo a la Policía Municipal, por lo que supe que El Choky sí alcanzó a chingar a varios ayotzinapos, ya que se estaban poniendo muy locos; una vez que se comienzan a bajar los estudiantes comienzan a correr y logramos asegurar a diecisiete, los cuales subimos a nuestras camionetas y los llevamos a la casa de seguridad donde los matamos inmediatamente ya que no se querían someter y como eran más que nosotros, El Choky dio la instrucción que les diéramos piso…

    “A algunos los mataron con tiro de gracia en la cabeza y a otros a golpes ya que se pusieron muy violentos cuando estaban secuestrados y para que no estuvieran chingando se decidió matarlos; creo que utilizaron la excavadora para enterrarlos en el mismo rancho que tenemos, a siete de estos muchachos los quemamos por instrucción del Choky…quiero señalar que una vez que me pusieron a la vista unas fotografías de las personas que se dicen desaparecidas, no reconozco a ninguno ya que inmediatamente los subimos a las camionetas la instrucción fue cubrirlos para que nadie los viera…

    “Yo participé matando a dos de los ayotzinapos, dándoles un balazo en la cabeza, y no son de los que quemamos, están enteritos…la forma de matarlos fue ancados (sic) y les disparamos por un lado de la cabeza…”.

    MARCO ANTONIO RÍOS BERBER 

    “Los ayotzinapos se bajaron del autobús y de la urban sobre la calle de Guerrero y Bandera; eran varios, como unos cincuenta, todos iban encapuchados y se dirigieron al evento, al llegar hicieron detonaciones de arma de fuego al aire, yo me encontraba afuera de la Iglesia de San Francisco y la gente empezó a correr…los ayotzinapos empezaron a robar carros para escaparse, se los quitaban a la gente, entre los que recuerdo fue una CRV negra y varios taxis…

    “Posteriormente Chino me avisó que Choky había levantado a tres ayotzinapos… “Choky dijo que se iban a jalar para el cerro, fue cuando El Chino me mandó que fuera a comprar diésel, a la gasolinera de la calle Zaragoza; como a los veinte minutos regresó con ellos al cerro arriba de la colonia Pueblo Viejo para dejarles el diésel; en ese momento el Gaby junto con Choky ya habían matado a los tres ayotzinapos, les pegaron un tiro en la cabeza a cada uno, el Gaby mató a dos y Choky a uno, esto por andar de revoltosos, dijo el Choky…

     “La Mente me dijo que ordenó al Chaky que hiciera una fosa y que posteriormente el Gaby con El Choky los aventaron al hoyo, y Gaby roció con diésel los cuerpos y les prendió fuego hasta que se calcinaran; para esto, el Chino me avisó por teléfono que les llevara más diésel por órdenes del Choky…

    “Cuando llegué al cerro al rato llegó también El Gaby en la Tacoma blanca y llevaba a diez de los ayotzinapos, llegó con la Vero; la Mente lo estaba esperando abajo y bajaron a los diez en ese momento, el Choky ordenó que bajáramos a los diez…yo le disparé a dos en la cabeza con el arma de la Mente, Gaby mató a otros dos, Choky mató a uno, la Vero mató a otro y dejamos vivos a cuatro; en ese momento arrastraron el Chaky, la Vero y la Mente a los seis muertos al hoyo en donde El Gaby les roció el diésel y también les prendió fuego hasta que se calcinaron y posteriormente El Gaby junto con El Chaky taparon el hoyo con tierra y ahí dejaron amarrados a los otros cuatro a quienes golpearon y dejaron inconscientes…”.
    APOYA NUESTRA PAGINA DE FACEBOOK DÁNDOLE UN ME GUSTA


    Apóyanos con un me gusta a nuestra página de Facebook/NarcoviolenciaOficial
    Compartir:

    0 comentarios:

    Publicar un comentario