martes, 18 de noviembre de 2014

A casi 1 día del paro (20 de Noviembre) hacemos un recuento de lo ocurrido en el caso #Ayotzinapa

  • martes, 18 de noviembre de 2014
  • Comentarios

    Guerrero,-Narcoviolencia-La resolución del caso de los normalistas desaparecidos tiene una versión oficial que la haría llegar a su fin. Sin fecha establecida, se espera que la Universidad de Innsbruck, en Austria, entregue los resultados con los que se podría identificar los mínimos restos encontrados en Cocula. De tratarse de los estudiantes desaparecidos, esto coincidiría con la declaración de un par de inculpados por la PGR, quienes dijeron a las autoridades cómo y dónde se habrían desechado los restos.

    Ocho semanas después del ataque del 26 de septiembre que dejó seis muertos, más de 20 heridos y 43 normalistas desaparecidos, el movimiento que salió a tomar las calles se mantiene firme en su clamor: "¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!". Los padres de los desaparecidos y los normalistas sobrevivientes dijeron a los medios que no van a perder la esperanza hasta que el equipo de forenses avale las investigaciones del gobierno mexicano. 

    ​Foto por Hans-Maximo Musielik.

    26 de septiembre: un grupo de alrededor de 120 estudiantes de la escuela normal de Ayotzinapa, cerca de Tixtla, Guerrero, entra a la ciudad de Iguala con el propósito de exigir reformas educativas y recaudar dinero para asistir a una manifestación en la Ciudad de México. Más tarde, se apropian o "toman prestados" tres autobuses de una terminal. Se cree que el alcalde José Luis Abarca ordenó a la policía que arrestara a los estudiantes después de que trataron de interrumpir un evento público organizado para promover la campaña política de su esposa.

    Alrededor de las 8:30PM, la policía municipal de Iguala y otros hombres armados rodean y atacan tres autobuses en los que viajaban los estudiantes. Decenas de estudiantes fueron capturados y trasladados en patrullas de la policía mientras que otros escaparon y se dispersaron en calles aledañas.

    A media noche se reúnen otros policías y algunos reporteros en la escena. Mientras tanto, llega otro convoy con hombre armados y comienza a disparar a los autobuses. Esa noche murieron dos estudiantes y tres transeúntes: un chofer de autobús, una mujer en un taxi y un futbolista de 15 años de edad.

    27 de septiembre: Descubren el cuerpo de otro estudiante, la sexta víctima del ataque. Encuentran el cadáver de Julio César Mondragón, padre de familia de 22 años de edad proveniente de la Ciudad de México, sin ojos ni piel en el rostro —una ejecución al estilo de los cárteles—. Los sobrevivientes de los ataques y otras personas tratan de localizar a los estudiantes en las cárceles y estaciones de policía pero su búsqueda no tiene éxito.

    Los padres y los compañeros declaran como desaparecidos a los 43 normalistas. Todos eran jóvenes que acababan de empezar la
    universidad.
    28 de septiembre: Las autoridades arre​stan a 22 policías municipales de Iguala por estar vinculados al ataque, el cual se cree que se llevó a cabo en complicidad con el cártel de los Guerreros Unidos. Las armas de la policía muestran señales de haber sido usadas recientemente y se encontraron residuos de pólvora en 19 de los 22 policías.


    29 de septiembre: En una entrevista de​ radio, Abarca declara que no tiene información sobre el caso y niega haber dado órdenes a la policía de atacar los autobuses. Dijo que había escuchado que un grupo de jóvenes enmascarados estaban perturbando la paz en el centro de Iguala. "Estos jóvenes siempre provocan a las autoridades", dijo.

    "Estaba en un baile", dijo en otros me​dios.

    El presidente de México, Enrique Peña Nieto,  ​cancela una gira​ a Guerrero. Ésta es la primera señal de respuesta por el incidente a nivel federal.

    30 de septiembre: El alcalde Abarca solicita una licencia por 30 días que, en teoría, era para permitir el avance de las investigaciones. En sus declaraciones asegura que va hacer todo lo po​sible para encontrar y procesar a los responsables, "sin importar quienes sean".


    1 de octubre: El gobernador Ángel Aguirre ordena que José Luis Abarca se "presente" ante las autoridades pero no aparece por ningún lado.

    4 de octubre: El equipo forense descubre cuatro fosas comunes donde podrían estar los restos de los estudiantes. Al principio, las autoridades declaran que se encontraron 28 cuerpos en el lugar.

    La Procuraduría General de la República toma el caso al transformarse en una investigación por delincuencia organizada, de competencia federal, que hasta entonces se encontraba a cargo de la Fiscalía de Guerrero.

    5 de octubre: El Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) es designado perito independiente de las familias en las investigaciones por la desaparición de los normalistas.


    6 de octubre: En un reportaje de VICE News, los estudiantes de Ayotzinapa que sobrevivieron describen el ataque del 26 de septiembre y explican la que el secuestro de autobuses comerciales se había vuelto una práctica común para ellos gracias a que la secretaría de educación le presta poca atención a las necesidades a las escuelas normales.



    Dos grupos guerrilleros activos en Guerrero emiten declaraciones sobre los ataques de Iguala y convocan una "ofensiva" contra el estado mexicano.

    Peña Nieto aborda por primera vez el tema de la crisis de Ayotzinapa en un discurso nacional. "La sociedad mexicana y las familias de los jóvenes estudiantes que lamentablemente se encuentran desaparecidos demandan con toda razón el esclarecimiento de los hechos y que se haga justicia", dijo.


    8 de octubre: En la Ciudad de México se realiza la primera manifestación a gran escala en protesta de los ataques y las desapariciones en Iguala. Los estudiantes de Ayotzinapa dirigen la marcha.


    El presidente de México, Enrique Peña Nieto, se reúne con su consejo de seguridad para hablar sobre los ataques en Iguala. (Foto vía Presidencia de México)

    10 de octubre: La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos hace una declaración en la que dice que los ataques de Iguala son una "prueba crucial" para el gobierno de México puesto que cada vez se hacen más evidentes los fracasos y los abusos a los derechos humanos tras los tiroteos del 26 de septiembre.

    "Lo que ocurrió en Guerrero es absolutamente reprensible e inaceptable", dice. "No es posible que pasen esta clase de incidentes, en especial en un estado respetuoso de la ley".


    11 de octubre: El gobierno estatal anuncia que algunos de los cuerpos descubiertos en las primeras fosas comunes no pertenecen a los estudiantes desaparecidos, lo que puso alerta al público que todo Guerrero estaba plagado de fosas clandestinas relacionadas con la violencia y la guerra entre los cárteles.



    12 de octubre: Un sobreviviente de los ataques de la policía dice a VICE New que los hombres armados que dispararon a los estudiantes "se veían como policías estatales por la indumentaria que traían, y nos dijeron: '¡Hijos de puta, lárguense de aquí! ¡Súbanse a sus autobuses y lárguense, no son bienvenidos en esta ciudad!'".

    13 de octubre: maestros, normalistas y enmascarados disidentes invaden el palacio municipal de Chilpancingo, la capital de Guerrero, y mantienen secuestrados por horas a cientos de empleados de gobierno y civiles dentro de las instalaciones. Poco después de liberar a los rehenes, los manifestantes incendian la fachada del edificio con bombas molotov.

    Los manifestantes también se apoderan de un camión de pan y le prenden fuego.

    14 de octubre: El Procurador General de la República declaró que un presunto líder del cártel de los Guerreros Unidos se suicidó en el estado de Morelos durante un operativo federal realizado con el fin de arrestarlo. Se cree que Benjamín Mondragón se quitó la vida en la balacera.

    "Él se asomó y simplemente hizo una expresión y se dio un tiro en la cabeza" dijo un oficial.


    16 de octubre: Peña Nieto vuelve a hablar en público sobre el caso de Ayotzinapa. Dice que resolver el caso es una "priori​dad" para el estado mexicano. Estudiantes de universidades en toda la Ciudad de México anuncian paro de dos días en apoyo a los normalistas de Ayotzinapa.
    La madres de los desaparecidos colocan velas en un altar para los estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa en el campus de la escuela normal. Foto por Hans-Maximo Musielik.

    17 de octubre: El Procurador General de la República, Jesús Murillo Karam, anuncia el arresto de Sidronio Casarrubias Salgado, el presunto líder del cártel de los Guerreros Unidos. Se cree que Casarrubias dijo a las autoridades que la confrontación con los estudiantes de la escuela normal de Ayotzinapa fue una "Situación casual".

    19 de octubre: En un reportaje de VICE News, un voluntario de la fuerza policiaca comunitaria dice que los esfuerzos de búsqueda por parte de funcionarios de gobierno han sido mínimos. Mientras tanto, los voluntarios recorren las colinas que rodean Iguala en busca de alguna pista de los desaparecidos.

    La policía federal anuncia que se hará cargo de 13 municipios en Guerrero y estados vecinos, y que la policía local ya no será responsable de la seguridad pública.

    22 de octubre: Miles de personas vuelven a tomar las calles de la Ciudad de México y otras ciudades importantes en todo el mundo en respuesta a los ataque de la policía en Iguala.

    En Iguala, los estudiantes de Ayotzinapa regresan por primera vez a la escena de los ataques junto con los padres de los desaparecidos y varios seguidores.

    Después de que parten los maestros, llegan otros individuos enmascarados a saquear el palacio municipal de Iguala. Después, estos mismos individuos saquean una plaza relacionada con el alcalde fugitivo.

    En la Ciudad de México, Murillo Karam confirma que el alcalde Abarca y su esposa ordenaron​ el ataque contra los estudiantes.

    ​ Manifestantes lanzan piedras a la Casa Guerrero, residencia del gobernador en Chilpancingo. (Foto por Hans-Maximo Musielik)

    23 de octubre: El gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre, renuncia debido a la creciente presión de los manifestantes en su estado y en todo el país. "Gracias a todos los Guerrerenses que me acompañaron, que me dieron su confianza y su apoyo", dice Aguirre en un tweet.


    29 de octubre: decenas de padres y familiares viajan en autobús desde Ayotzinapa hasta la residencia presidencial de Los Pinos en la Ciudad de México para reunirse con el presidente Enrique Peña Nieto. La reunión dura cinco horas y no hay respuesta para los padres, quienes aseguran haber salido frustrados y decepcionados de la reunión.

    4 de noviembre: arrestan al alcalde fugitivo José Luis Abarca y María de los Ángeles Pineda en una casa deteriorada en Iztapalapa, uno de los barrios más pobres de la Ciudad de México.

    Las autoridades revelan poco sobre el arresto en la conferencia de prensa que le siguió. Sin embargo, poco después salió a la luz un video donde se muestra cómo la policía saca a Abarca y a su esposa de la casa alrededor de las 2:30AM. Se dice que Pineda espetó la siguiente frase a un oficial que la tomó del brazo para sacarla: "No me toques, ¿quién te crees?".

    Según algunos testigos, Abarca dijo: "Ya no aguantaba esconderme".

    5 de noviembre: Se realiza otra protesta masiva en apoyo a los estudiantes de Ayotzinapa en Paseo de la Reforma y en el Zócalo de la Ciudad de México. Miles de manifestantes exigen la renuncia de Peña ​Nieto y el regreso de los estudiantes desaparecidos.

    6 de noviembre: Durante una conferencia de pr​ensa en la Ciudad de México, los máximos representantes de Human Rights Watch afirman que el caso de Ayotzinapa es la peor crisis de derechos humanos que ha tenido el hemisferio en los últimos 30 años. José Miguel Vivanco, director de la División de las Américas de Human Rights Watch, también criticó que la PGR tomara el caso hasta diez días después de cometido el crimen, y que las investigaciones judiciales en México se basen principalmente en la confesión de un inculpado, como en el caso de Guerrero.

    "La regla en México es la impunidad, no la excepción", dijo Vivanco.

    7 de noviembre: El procurador general de la república, Jesús Murillo Karam, realiza una conferencia de prensa en la que informa que las personas detenidas por el caso confesaron haber asesinado a los normalistas, quemado los cuerpos, y tirado las cenizas al río. Para identificar estos restos y saber si se trata de los normalistas hay solo dos huesos; lo demás es polvo. La tarea de identificar estos restos para ver si pertenecen a los normalistas recae en un laboratorio de la Universidad de Innsbruck, Austria, el único que accedió a hacer estudios con restos tan precarios. Murillo Karam dijo que mientras no se tengan resultados, "se seguirán considerando como desapareciods a los estudiantes de Ayotzinapa para efectos de la investigación".

    Murillo Karam dice que las observaciones de HRW son inválidas porque no son acordes al sistema de justicia mexicano.

    9 de noviembre: Normalistas responden que las investigaciones no les placen, y que continuarán sus protestas. Un grupo de manifestantes regresa al Palacio de Gobierno de Guerrero e incendia autos apilados en el perímetro del Palacio de Gobierno.

    11 de noviembre: En un críptico comunicado de prensa, el Equipo de Argentino de Antropología Forense explica que la PGR tiene razón, que no se han podido identificar los restos de los normalistas hasta ahora. Afirmaron que "el EAAF continúa trabajando en los esfuerzos por identificar los restos recuperados, al mismo tiempo que los peritos oficiales".

    12 de noviembre: Manifestantes entran al Congreso del estado de Guerrero y encienden fuego al salón del pleno. Este es uno de los ​43 edificios más que podrían quemar​se como parte de las protestas por la desaparición de los estudiantes.

    Las manifestaciones violentas se extienden fuera de Guerrero, normalistas en Michoacán y Oaxaca se unen a ellas.
    APOYA NUESTRA PAGINA DE FACEBOOK DÁNDOLE UN ME GUSTA
    Apóyanos con un me gusta a nuestra página de Facebook/NarcoviolenciaOficial
    Compartir:

    0 comentarios:

    Publicar un comentario