miércoles, 12 de noviembre de 2014

Criminales pedían hasta 4 mil 500 dólares por 21 migrantes secuestrados en Tamaulipas

  • miércoles, 12 de noviembre de 2014
  • Comentarios

    Ciudad de Mexico,-La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) ofreció apoyo a 21 migrantes que lograron escapar de dos casas de seguridad en Reynosa, Tamaulipas, donde miembros del crimen organizado los mantuvieron secuestrados durante 45 días.

    Además de apoyo médico, psicológico y asesoría legal les ofrecieron gestionar ante las autoridades competentes las denuncias correspondientes y el trámite de visas humanitarias, en calidad de víctimas de delito, para darles seguimiento, pero ante la pesadilla que vivieron expresaron su deseo de regresar voluntariamente a su país “en el menor tiempo posible”.

    El pasado 7 de noviembre un grupo de visitadores adjuntos de la CNDH se trasladaron a la estación migratoria de Reynosa para entrevistarse con los 21 extranjeros que lograron escapar y por cuyo rescate los presuntos criminales pedían entre 2 mil y 4 mil 500 dólares.

    Entre los migrantes había tres mujeres, dos de Guatemala y una de El Salvador, y 18 hombres, entre ellos un niño originario de Guatemala. Los 17 restantes provienen: tres de Nepal, cuatro de la India, dos de Perú, cuatro de Guatemala, tres de El Salvador y dos de Honduras.

    Contaron al personal de la CNDH que algunos de ellos fueron secuestrados mientras viajaban en un autobús de pasajeros y  otros más fueron abordados al descender en alguna parada de camión.

    Al realizar la certificación médica de su estado de salud, los visitadores de la CNDH encontraron que dos de los migrantes presentaban lesiones en los glúteos, producto de golpes recibidos por sus secuestradores. Ambos fueron atendidos médicamente.

    Los visitadores les hicieron saber todos los derechos que les asisten en territorio nacional pero pidieron regresar de inmediato a su país de origen.

    Ante la petición, la CNDH solicitó al Instituto Nacional de Migración (INM) dar seguimiento a la atención médica proporcionada a las personas migrantes alojadas, víctimas de secuestro, a fin de salvaguardar su derecho a la salud.

    Además pidió que, en caso de requerirlo, se les brinde apoyo psicológico necesario, y se dé celeridad a los procedimientos migratorios respectivos.

    La CNDH informó en un comunicado que realiza el seguimiento al caso y la atención proporcionada a los extranjeros “para garantizar el respeto irrestricto a sus derechos humanos hasta que se concrete el procedimiento de repatriación de cada uno”.
    APRO
    Apóyanos con un me gusta a nuestra página de Facebook/NarcoviolenciaOficial
    Compartir:

    0 comentarios:

    Publicar un comentario