lunes, 1 de diciembre de 2014

El Virus Z que se expandió

  • lunes, 1 de diciembre de 2014
  • Comentarios
    Aquí les dejo este reportaje de análisis y opinión EL VIRUZ que se expandió y ahora en la actualidad parece invensible un pequeño análisis en la historia de como comenzó todo y en pleno 2014 las cosas siguen igual en algunas partes ocultas pero sigue ahí.

    “…toda esa cosa de vestirse de negro nunca termina bien, hazme caso en eso….” (Spiderman dirigiéndose a Diabólico)

    Vestidos de negro, no son mas allá de doscientos los zetas que tienen de cabeza a más de la mitad de un país completo. Y cada zeta -con sus células de basura, arrastrando consigo a toda la pelusa- avanzan envenenando y comprometiendo con la muerte o la cárcel todo aquello que tocan. ¿Tienes un amigo que dice ser Zeta? No lo sigas. Te va a involucrar en problemas de los que difícilmente vas a salir bien librado. ¿En tu establecimiento comercial se trafica droga porque estas bajo amenaza de muerte? Para la Ley estrictamente aplicada, eso se llama complicidad agravada o participación en Delincuencia Organizada. ¿Tu jefe o patrón está involucrado con los zetas? Aunque tú no tengas nada que ver, vas salir raspado. ¿Crees disfrutar de una falsa impunidad por que tienes un sobrino, o hijo, padre o tío Zeta? Eres un eslabón expuesto. Porque los Zetas pelusa –no los Zetas milites- no son algo mas allá que solo blancos que se están volviendo más codiciados por los Chapos sinaloas y Soldados.

    Aproximadamente el noventa por ciento de las averiguaciones previas que está integrando la Subprocuraduría de Investigaciones Especializadas en Delincuencia Organizada en la Ciudad de México, corresponden al Estado de Veracruz. Y estas corresponden a grupos ligados a los Alfabetos. Y siguen llegando más detenidos.

    Es falso que el ex -gobernador del Estado de Veracruz sea identificado como el Zeta 1. El Zeta 1 fue Heriberto Lazcano y los otros serán sus socios comerciales y nada más. DE ACUERDO A LOS ATESTES DE TESTIGOS PROTEGIDOS POR LA SIEDO, “EL LAZCA” LLEGABA AL PALACIO DEL DESGOBIERNO DE HERRERA.

    Con los siete muertos encontrados en Amatlán de los Reyes el 22 de febrero del año 2006, se inicio la aparición pública y masiva de ejecutados en el Estado de Veracruz. Previo a las elecciones para gobernador en el año 2004, un adicto al consumo de drogas, entre sus alucinaciones y desvarios me dijo: “Yo no quiero que gane la nauyaca, porque si gana, el Estado se va a teñir de rojo”, y efectivamente, eso sucedió a todo lo largo y ancho del Estado de Veracruz. Y continúa en pleno 2014 y asi continuara unos años mas. Respecto de los muertos que aparecieron en Amatlán de los Reyes en el año 2006, es importante hacer notar que hay una Averiguación Previa que hasta la fecha no ha sido cerrada, y que existe testimonio de que “ la Casa del Fraccionamiento Reforma” fue arrendada por cuatro de los siete ejecutados, y que esto se debió a una intercesión de un funcionario de gobierno con la propietaria de ese inmueble, lo cual conlleva graves implicaciones de nexos entre el crimen organizado y algunos ex -funcionarios públicos en el Estado. Sea por participación o complicidad pasiva, pero la responsabilidad penal existe.

    Yo vivía en Veracruz, mi Ciudad y Puerto. Con sus problemas sociales, con sus presidentes municipales y ediles corruptos, con su policía arbitraria y obviamente también corrupta, la vida transcurría tranquila, envuelta en una cálida pasividad que nada anunciaba respecto de lo que estaba por venir. Ahora, cada día mi ciudad se parece a una ciudad cualquiera de Israel, soldados recorriendo la ciudad y la gente con un miedo sordo, inconsciente, que le supura a través de las ropas húmedas de un sudor que se evapora en una sensación térmica de cuarenta y dos grados Centígrados.

    En la calma del día catorce de un fin de semana de Agosto, unos cobardes incapaces de enfrentar a su propia muerte, decidieron segársela a los civiles que al azar les tocara la suerte de recibir una granada explosiva que arrojaron de un vehículo en movimiento al ser perseguidos por marinos de la SEMAR. Dos niños graves en el hospital, una madre hospitalizada con traumas psicológicos fuertes y un padre de familia que se aventó sobre la granada para que su familia recibiera el menor impacto posible. (Reporte médico forense) es el resultado de ese hecho acontecido en una de las zonas turísticas por excelencia en el Puerto de Veracruz. LAS VICTIMAS ERAN TURISTAS PROVENIENTES DE TEXCOCO. Zetas papayones, les faltan huevos para enfrentarse al ejercito, es la expresión común que se escucha ahora en la ciudad cuando se comenta este suceso.

    Todos supimos en que momento empezó esto. Todos supimos lo que pasaba pero no levantamos nuestra cara en ese momento para echar un vistazo al futuro y ver la inundación rojo-sangre que venía sobre la ciudad.

    Cuando empezaron los homicidios en el 2005-2006 en contra de quienes regenteaban el negocio de Venta de Piratería, Nadie dijo Nada.

    Cuando se les obligó a trabajar para la delincuencia organizada criminal –no la política- a los vendedores de piratería, Nadie dijo Nada.

    Cuando empezaron en el 2005-2006 los asesinatos y atentados contra policías municipales, Nadie dijo Nada.

    Cuando empezaron a matar a periodistas que investigaban el problema del narcotrafico en el Estado y sus nexos con políticos locales y del estado, Nadie dijo Nada.

    Cuando empezaron los levantones en los centros de diversión nocturna, en las salidas de los bares y cantinas, discotecas y centros de entretenimiento para adultos, callamos. Nadie dijo Nada.

    Cuando las corporaciones policiacas locales estuvieron sometidas por el Crimen Organizado y ya trabajaban para este, Nadie dijo nada.

    Los mismos oficiales de policía te detenían y en vez de ponerte a disposición en la Institución policiaca, simplemente te entregaban a los zetas para que te tablearan y te sacaran dinero a través de secuestros express.

    Cuando los oficiales de transito te detenían y en vez de llevarte a las oficinas de tránsito te trasladaban al corralón municipal de vehículos para que ahí mismo te tablearan y te extorsionaran, Nadie dijo Nada.

    Cuando la delincuencia organizada se apoderó del sistema penitenciario y estableció cuotas, tarifas y realizaba extorsiones, torturas y violaciones a los mismos reclusos en el interior de los centros de readaptación social y cárceles preventivas en el Estado, Nadie dijo Nada.
    Cuando………..
    Cuando………………

    Es bueno ver hacia atrás, pero esto es material destinado para análisis en otro articulo, asi que , en este momento, lo importante es tomar ejemplo del reino animal y analizar la autoprotección mal llamada por nosotros “Instintiva” de los animales: Cuando una manada de elefantes olfatea o vé el peligro de carnívoros al acecho, inmediatamente se cierran en circulo, formando una barrera de colmillos y trompas dificilísima de romper y manteniendo a las crías en el centro de este para su protección y total seguridad.

    Así nosotros, si estamos viendo que hay un grupo o grupos que están atacando nuestra tranquilidad y la seguridad de nuestro entorno y nuestras familias, es necesario crear un circulo de apoyo a las únicas Instituciones – la SEDENA y la SEMAR- capaces TODAVÍA – de hacer frente al peligro real de esta delincuencia organizada que ya penetró desde hace mucho a las policías locales y estatales. Por eso es importante destacar EL VALOR REAL DE LA DENUNCIA ANONIMA EN ESTOS MOMENTOS.

    En una cronica que me contaron.
    Se dice que el nuevo “Pagador” a los medios es una persona apodada el “Abuelo”. Se dice que una de sus novias fue detenida por un policía federal manejando un vehículo con problemas de robo, SOLO SE HIZO UNA LLAMADA A UN “ALTO MANDO” Y SE LIBERÓ A LA PERSONA Y VEHICULO RETENIDO. SE DICE QUE ESTA MUJER SE REIA PORQUE LOS OFICIALES ERAN UNOS PENDEJOS QUE NO SUPIERON CON QUIEN SE METIERON. SE DICE QUE FUERON AMENAZADOS CON UN LEVANTON PARA “COCINARLOS”. SE DICE QUE EL RANCHO EN DONDE “COCINAN” A LA GENTE SE ENCUENTRA EN LA ZONA DE ALVARADO, VERACRUZ.

    Recuperar nuestros valores es lo importante.

    El Valor de la Denuncia anónima uno de los más importantes en estos momentos.

    Parte2

    ¿Quienes van en esas cinco camionetas negras a toda velocidad sobre la carretera?
    Son los Zetas, no te les atravieses porque te las van a dejar ir. A cada rato pasan por todos lados en la ciudad. Si los llegas a ver en algún lugar, mejor muévete. No son solo estos cinco, hay más y siempre van rápido. Ciudad Reynosa, Tamaulipas. 1998.

    Los Zetas salieron del ejército, y por el ejército deben de ser retirados. No es cierto que fue el factor económico el que hizo que los integrantes de los Grupos Elite del Ejército se pasaran al lado oscuro de la fuerza. Hay algo más de fondo que la Sedena debe explicar al Poder Civil, que no es el Poder Ejecutivo, o Presidente de la República. El Poder Civil lo somos nosotros, el Pueblo de México, todos nosotros.

    Por mientras, esa mancha en su límpido uniforme debe ser diluida por ellos mismos, y a nosotros nos corresponde atrincherarnos hombro a hombro y apoyarlos desde el anonimato.

    Los Zetas son los militares de elite. Ellos son las manos que mueven los títeres. Se rompe uno o se descompone, utilizan otro. Los títeres son desechables. Por dos mil pesos a la semana pueden comprar los que quieran en un mercado de valores diluidos, valores quebrantados, disminuidos. Son los Zetas los compradores de enfermos emocionales que necesitan un poco de poder para sentirse incluidos como parte de una célula cancerosa mediante la cual van a cobrar venganza contra una sociedad que, en perspectiva del títere, los desdeñó, los desechó y los minimizó al grado de animalizarlos mentalmente.
    Esta noche los “Halcones” corren en sus motos escondiéndose del Ejército.

    Los “Ventanas” se han tapiado y no se han dejado ver. Los “puntos” que había por las noches han dejado de estar. Las escandalosas fiestas que hacían ya no se escuchan. Están “levantando” a los Halcones. Los nidos están callados. La Ciudad está silenciosa esta noche. La guerra que nunca pedimos nos alcanzó finalmente a todos. A ellos y a nosotros, que se asentaron como nuestros vecinos. Depende de nosotros, de la posición que como ciudadanos tomemos, la que va a decidir cómo se va a ir construyendo el día a día, el poco a poco de nuestro destino. No necesitamos más Estados como Guerrero, Michoacán o Tamaulipas en el País.

    Hay tres grupos en conflicto, y solo podemos ,cada uno de nosotros, tomar una decisión personal. Esta es una guerra sorda, emocional, de miedo y de indiferencia. La indiferencia nos lleva a estar del lado del opresor.

    Los Zetas son los militares de Elite, los demás, los otros que se dicen también “Zetas” son la basura, la pelusa que corre debajo de nuestras camas y que ahora se ha metido en nuestros sueños. Y se los han llevado.

    Es relajante tener un poco de poder, aunque sea un poco. Pero el Poder se acaba. Tiene limites. Y el que dá el Crimen Organizado en épocas de enfrentamientos y crisis políticas, es efímero. ¿Cuánto tiempo disfruto Veytia de su poder como “Jefe Zeta”? Murió con la cabeza achatada en el pavimento, como si estuviera esperando a ser tableado en el infierno. ¿Dónde quedaron sus pistolas con cacha de oro? No pudo usarlas. Corrió y murió. ¿Cuantas muertes ordenó Veytia? No creo que lo lleguemos a saber. La Revista “Proceso refiriro en su momento” refiere que hay un rancho Zeta en las afueras de la Ciudad de Veracruz, hacia la salida norte. Algunas victimas de “levantones” en Veracruz asi lo refieren guiándose por sus sentidos a pesar de estar tapados de los ojos. El Pirata ascendió de puesto – eso dice Doña RadioBemba Portalera – a él buscaban cuando un Bora negro entro a la Boutique de Autos Exóticos en el barrio de la “Huaca”. Uno de los tres muertos que hubo en ese lugar era un instalador de Autoestéreos que lo habían llamado para instalar uno en un carro de lujo, pero sin estar esta persona de ninguna manera vínculado al crimen organizado. Un cliente que aparentaba ser empresario decente lo puso en el lugar equivocado y en el momento equivocado.

    Esta es la herencia de un sexenio que se niega a morir. Y nos está matando a nosotros, a los que los elegimos en las urnas. Ahora es nuestro, en Veracruz, el momento de elegir entre tres opciones: Chapos CJNG, Zetas o Militares. O indiferencia, que implica, EN CUALQUIER CASO, el crecimiento sin control de un grave problema social que a la larga nos va a alcanzara todos. No quiero ser catastrofista, pero seamos realistas objetivos, no sonrosados optimistas ocupados en nuestros bolsillos y los manjares de nuestra mesa.

    Nosotros también tenemos nuestros armas de Batalla: Denuncia Anonima, Educación y Honestidad con nosotros mismos. Armas menos ruidosas, pero a la larga, mucho más efectivas.

    No importa quien va ganando o perdiendo, lo que importa es que no necesitamos esto aquí.

    Lejos estan los tiempos cuando el narco era como un fantasma todos habian escuchado de el pero nadie lo habia visto, el narco no se metia con la población y la población no se metia con el narco y el narco solo se dedicaba a traficar droga ese era su negocio.
    APOYA NUESTRA PAGINA DE FACEBOOK DÁNDOLE UN ME GUSTA
    Apóyanos con un me gusta a nuestra página de Facebook/NarcoviolenciaOficial
    Compartir:

    0 comentarios:

    Publicar un comentario