lunes, 22 de diciembre de 2014

Morir en México, Historia de los muertos en la Narcoguerra

  • lunes, 22 de diciembre de 2014
  • Comentarios
    Éste es uno los testimonios que hemos recopilado entre gente metida contra el Narco que forman parte de Los Narco Relatos un proyecto que recopila las historias que se cuentan a diario en México son la huellas de la Guerra contra el Narcotrafico y que damos cuenta aqui.


    El silencio exige que sus enemigos desaparezcan

    de repente y sin dejar rastro.


    —Ryszard Kapuscinski



    Fragmento tomado del libro “zona de la narcoguerra” (“drug war zone”) de Howard Campbell, profesor de antropología en la Universidad de Texas, en El Paso, que define la zona como “el espacio cultural transnacional y fluido en el que fuerzas opuestas se disputan el significado, valor y control de las drogas”. El libro de Cambell, Drug War Zone:

    UNO
    NARCOVIOLENCIA-Los hechos son tan aterradores que rebasan los límites de todo lo creíble. ¿Quién creería, por ejemplo, que la directora de una prisión estatal dejaría salir en la noche a un grupo de asesinos convictos y les prestaría vehículos oficiales, fusiles de asalto automáticos y chalecos antibalas para que pudieran matar a decenas de inocentes en un estado vecino, cruzar rápidamente la frontera estatal y regresar a la prisión, tras las rejas de una coartada perfecta? ¿Quién creería que una organización paramilitar narcotraficante compuesta por ex miembros de las Fuerzas Especiales del Ejército Mexicano secuestraría a un policía municipal, lo torturaría para que confesara los detalles descritos arriba sobre el escuadrón de sicarios reos, grabaría la confesión en video, mataría al policía ante la cámara con un tiro al corazón y subiría el video a YouTube? ¿Quién podría imaginar que, horas después de que el video de la confesión y la ejecución apareciera en el Internet, el Procurador General de Justicia arrestaría a la directora del penal y unos días después, en una conferencia de prensa, reconocería plenamente que el escuadrón de la muerte de prisioneros había operado durante meses y había matado a diez personas en un bar en enero de 2010, a ocho en un bar en mayo de ese año y a diecisiete en una fiesta de cumpleaños en julio? Es difícil creerlo, pero todo es verdad.

    La ciudad es Torreón, Coahuila, que comparte la frontera con el estado norteamericano de Texas. El 31 de enero de 2010 un convoy armado atacó tres bares en Torreón, matando a diez personas e hiriendo a cuarenta. Cinco meses después, el 15 de mayo, un convoy armado atacó la fiesta de inauguración de un nuevo bar en Torreón, matando a ocho personas e hiriendo a veinte. El 18 de julio, alrededor de la 1:30 a.m., un convoy armado paró frente a una fiesta de cumpleaños en la Quinta Italia Inn en Torreón. Cinco hombres con chalecos antibalas y fusiles de asalto AR-15 irrumpieron en el salón de fiestas, disparando indiscriminadamente. Mataron a diecisiete personas incluyendo a Carlos Antonio Mota Méndez, que ese día festejaba su cumpleaños 31, a su hermano Héctor José y a cuatro miembros del grupo musical Ríos. Hirieron a otras dieciocho personas. Después de cada masacre los asesinos atravesaban de nuevo la frontera estatal de Coahuila a Durango y regresaban al Centro de Readaptación Social (Cereso) de Gómez Palacio. La directora del penal, Margarita Rojas Rodríguez, dejaba instrucciones para que se les permitiera entrar sin problemas.

    Pero nadie lo hubiera creído. El número de asesinados por la guerra del narco aumentó, los encabezados contaban los muertos en el lugar de los hechos de cada masacre y los investigadores federales especulaban que los dueños de los bares debían de tener vínculos con el crimen organizado. De alguna manera, los muertos debían de haber estado metidos en algo. Y entonces, el jueves 23 de julio de 2010, alguien subió un video al Internet que poco después fue reproducido en el sitio web blogdelnarco.com. Quizás quieras mirar a otro lado.

    Continua clic aquí para Leer la PAGINA 2
    Apóyanos con un me gusta a nuestra página de Facebook/NarcoviolenciaOficial
    Compartir:

    0 comentarios:

    Publicar un comentario