sábado, 3 de enero de 2015

Cae la Kendy Secuestradora de 18 años, seducía a víctimas de EU hacia Tijuana

  • sábado, 3 de enero de 2015
  • Comentarios
    Implicada en una célula delictiva que se dedicaba al secuestro, extorsión, cobro de rescate y homicidio de personas, la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) dio a conocer la detención de Kendy Athays Hinojosa Ayala, de 18 años, originaria de Mexicali, Baja California.

    Tijuana, BC,-NARCOVIOLENCIA-De apenas 18 años, Kendy Athays Hinojosa Ayala fue detenida por el delito de secuestro en grado de coparticipación, por privar de la libertad a Juan Manuel Cantero Zamora, un hombre deportado después de vivir 30 años en Estados Unidos, y Miguel Ángel Aguiñaga Nájera, quienes fueron encontrados muertos en el bulevar 2000, en el tramo Rosarito-Tijuana, el 12 de octubre de 2014.

     La adolescente era pareja sentimental del líder de la banda de secuestradores de migrantes y empresarios, José Javier Valencia, alias “El Javi”, quien el 24 de noviembre de 2014, fue lesionado por un agente de la Policía Municipal en la colonia La Esperanza de Tijuana. Aunque “El Javi” se encuentra en estado de coma desde que el agente le disparó en la cabeza cuando huyó para no ser arrestado, su cómplice Jesús Alberto Osuna Palomares fue detenido.

     En su declaración ministerial, Osuna Palomares proporcionó información a los agentes ministeriales de una casa de seguridad, donde tenían secuestrado a un comerciante de Puerto Nuevo, quien fue rescatado por agentes ministeriales de la Unidad Estatal Contra el Delito de Secuestro. El modo de operación de la banda consiste en secuestrar a víctimas, cobrar los rescates y asesinarlos después.

    Por su parte, Kendy participó también en el secuestro y homicidio de dos comerciantes residentes de Estados Unidos, a quienes ella conocía y por lo que los invitó hasta un domicilio en Tijuana para beber y sostener relaciones sexuales. Una vez en el lugar, que se trataba de una casa de seguridad, las víctimas eran amordazadas y esposadas por los cómplices de la banda. Las víctimas permanecieron cautivas del 12 de diciembre al 17 de diciembre de 2014, día en que fueron localizados sus cuerpos sin vida en el fraccionamiento García.

    Los familiares de las víctimas habían pagado por la liberación, sin embargo, los secuestradores asesinaron a los hombres. La banda de la que forma parte Kendy, de acuerdo a información de la PGJE proporcionada en noviembre de 2014, opera desde 2013 y está conformada por cinco prófugos y 13 personas detenidas.

    La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), informó que una de las víctimas y de la banda y por la cual se detuvo a Kendy, Juan Manuel Cantero Zamora vivió durante 30 años en California, pero después de ser deportado, permaneció en Tijuana con la intención de cruzar de regreso a la Unión Americana para visitar a sus familiares.

    Así fue como conoció a un traficante de migrantes, quien cruzaba a las personas por medio de túneles. Cuando Cantero Zamora estaba listo para cruzar de esta forma, el traficante y varios cómplices, extorsionaron a la familia del deportado por la cantidad de 8 mil dólares. La familia, desde Estados Unidos, pagó el rescate en Western Union.

    Por medio de diferentes personas, entre ellas a la adolescente de 18 años, la banda cobró los depósitos, pero no respondió a las llamadas de la familia. Dos días después, la familia se enteró que Juan Manuel había sido localizado muerto junto a otra persona.

    De esta manera, cuando la Unidad Estatal de Atención al Delito de Secuestro de la PGJE identificó por medio de las fichas de los giros de dinero, a las personas que cobraron los depósitos, detectó que se encontraban relacionados con varios secuestros y homicidios. Entre ellos, se encuentra Kendy, originaria de Mexicali, quien una vez detenida, “confesó y narró con lujo de detalles que pertenece a la célula delictiva de secuestradores, quienes después de cobrar los rescates mataban a sus víctimas”, informó la PGJE.

    La joven estaba encargada de alimentar a los secuestrados en las casas de seguridad y de conseguir personas para que realizaran los cobros de los depósitos con el rescate.  La Subprocuraduría Contra la Delincuencia Organizada de la PGJE, continúa con las investigaciones respecto a esta célula delictiva.  Kendy Athays Hinojosa Ayala  fue internada en la Penitenciaria de La Mesa en Tijuana a disposición del Juzgado Quinto de lo Penal, quien determinará su situación legal por el delito de secuestro agravado en grado de coparticipación.
    Apóyanos con un me gusta a nuestra página de Facebook/NarcoviolenciaOficial
    Compartir:

    0 comentarios:

    Publicar un comentario