miércoles, 28 de enero de 2015

Delatores del Cartel de Sinaloa tendrán que cuidarse de venganza al salir de prisión en EU sentencian autoridades

  • miércoles, 28 de enero de 2015
  • Comentarios

    Chicago,-NARCOVIOLENCIA-Un juez federal sentenció el dia de ayer martes a dos hermanos mellizos a 14 años de prisión que se descontaran de los 6 que ya llevan en prisión por dirigir una banda de narcos en América del Norte por valor de casi 2 mil millones de dólares. El magistrado redujo significativamente sus sentencias en recompensa por cooperar en los juicios a Joaquín El Chapo Guzmán y otros líderes del cártel mexicano.

    Pedro y Margarito Flores, de 33 años de edad, fueron caracterizados por la fiscalía como los informantes narcos más valiosos en la historia de Estados Unidos. El juez Rubén Castillo calificó a los mellizos idénticos como los peores narcotraficantes que comparecen ante su tribunal en sus 20 años de carrera.

    El tiempo que ya han estado presos servirá para conmutarles parte de la pena. Si, además, muestran buena conducta en la cárcel, los hermanos, que actualmente tienen 33 años, podrían quedar libres en unos seis años.

    El juez de Distrito Rubén Castillo comparó la sensación de seguridad de los estadounidenses con unas murallas y fustigó a los hermanos por introducir drogas que provocaron violencia y deses-peración.

    “Ustedes destruyeron esas murallas, las derribaron”, dijo.

    “Aunque no voy a sentenciarlos a cadena perpetua, ustedes saldrán de aquí con una sentencia de por vida”, le dijo el juez de distrito, Rubén Castillo, a los gemelos Pedro y Margarito Flores, y agregó que tendrán que protegerse el resto de sus vidas por temor a la venganza.

    Una vez que salgan de la prisión, “cada vez que arranquen su automóvil se preguntarán si estallará”.

    Castillo dijo que la cooperación de los gemelos fue lo único que les salvó de ser condenados a prisión perpetua.

    Pero, agregó, seguirán cumpliendo una especie de sentencia de por vida, ya que vivirán en temor constante por la potencial venganza del cártel al que traicionaron.

    Poco antes de que el juez dictara sentencia, cada uno se acercó a un podio para hablar.

    “Estoy avergonzado, estoy arrepentido”, dijo Margarito Flores. “No hay excusas”.

    La célula de contrabando de drogas de los hermanos fue tan exitosa que los hermanos, quienes conducían un Maserati y usaban muchas joyas, llevaron a México mil 800 millones de dólares ocultos en bolsas de plástico, según los fiscales.

    Su aparición de ayer fue la primera en los seis años que han pasado desde que comenzaron a compartir sus secretos.

    El fiscal Mike Ferrara pidió una sentencia de unos 10 años y señaló que la cooperación de los hermanos permitió que se formularan cargos contra Guzmán y 50 personas más.

    Los hermanos comenzaron a cooperar con las agencias de seguridad en 2008 y tuvieron relaciones con los líderes de los cárteles durante meses; en ocasiones llevaban grabadoras encendidas que escondían en sus bolsillos. Autoridades de Estados Unidos estimaron haber decomisado unos dos mil millones de dólares a los Flores, así como residencias, casas de seguridad, almacenes, drogas, armas y haber desactivado negocios para el lavado de dinero.

    Los hermanos Flores proveyeron información sobre el modo en que la droga llegaba a los Estados Unidos vía México, Los Angeles, Chicago, ésta última la ciudad en la que levantaron su imperio de crimen, droga e impunidad. Margarito y Pedro Flores fueron claves para la detención en 2009 de Vicente Zambada Niebla “El Vicentillo”, y lo son ahora para juzgar al hijo de “El Mayo” quien aseguró en una corte de Chicago que trabajaba en colaboración con agentes de la DEA –al igual que los gemelos-. De igual manera los hermanos narcotraficantes han proporcionado información que ha logrado –de acuerdo a un Juez de la Corte Federal- la aprehensión de más de 50 personas, entre jefes de célula y líderes de cárteles. Los gemelos además son para los Estados Unidos, los testigos más fuertes y consistentes que tienen contra Joaquín “El Chapo” Guzmán.

    Las medidas de seguridad en el tribunal fueron más estrictas de lo normal y hubo revisiones extraordinarias en las puertas del exterior de la corte, además de que un perro especializado en localizar bombas revisaba el sitio en busca de explosivos. Como medida de protección, no se identificó a los abogados de los hermanos ya que las autoridades no descartaban atentados en su contra.

    Su padre, Margarito Flores, parece haber pagado la cooperación de sus hijos con la vida. Fue secuestrado en México en cuanto se difundió la noticia sobre la cooperación de sus hijos, según documentos del gobierno.

    Después de informar a los agentes estadounidenses en 2008 que deseaban ser informantes con la esperanza de recibir sentencias menos duras, los hermanos siguieron en contacto con líderes narcos durante meses, a veces grabando sus conversaciones.

    Su negocio delictivo era tan provechoso que los gemelos contrataron personal de tiempo completo para que contara la ola de dinero que recibían.
    Apóyanos con un me gusta a nuestra página de Facebook/NarcoviolenciaOficial
    Compartir:

    0 comentarios:

    Publicar un comentario