miércoles, 21 de octubre de 2015

La Historia criminal de Los Arellano Félix, Los "Negocios" y "Encargos" del Cártel de Tijuana

  • miércoles, 21 de octubre de 2015
  • Comentarios
    Éste es uno los testimonios que hemos recopilado entre gente metida contra el Narco que forman parte de Los Narco Relatos un proyecto que recopila las historias que se cuentan a diario en México son la huellas de la Guerra contra el Narcotrafico y que damos cuenta aquí.
    Este reportaje está elaborado a partir de las declaraciones de testigos colaboradores, acusados y agentes del FBI, en peritajes y en partes policíacos en peritajes y contenidos.

    Por Humberto Padgett

    PRIMERA PARTE
    LA ÚLTIMA SONRISA DEL HERMANO MAYOR
    Ciudad de México,NARCOVIOLENCIA-Las risas son un barullo en el Hotel Marbella. El goleador retirado Jared Borgetti ocupa una mesa y, más allá, el boxeador Omar Chávez, hijo del ex campeón Julio César Chávez departe en otra.
    El pueblo entero está de fiesta. Apenas han terminado los honores a la Virgen del pilar, patrona de Los Cabos, y está por iniciarse la celebración al santo que nombra al cabo, San Lucas, a quien el calendario católico le dedica el día 18 de octubre.

    Y sonríe Francisco Rafael Arellano Félix.

    Calvo y barbado, la gloria ha quedado atrás, pero la cárcel también. No hay un sólo guardaespaldas. Festeja su cumpleaños 64 aunque lo hace con anticipación, porque su acta de defunción dirá que murió a los 63.

    El destino siempre se las arregla para incluir la ironía en sus actos. Más cuando lleva la muerte en la espalda.
    Luego de ser rebasado por sus hermanos, y estos por su archienemigo El Chapo Guzmán, el fundador del Cártel de Tijuana, Francisco Rafael Arellano Félix, muere ejecutado por un hombre disfrazado y maquillado de payaso, quien con paso sereno entra a su fiesta, respira la misma brisa de mar que el viejo narcotraficante. Anda hasta su mesa, empuña el arma y dispara cuatro veces a su cabeza.

    El hombre con la cara pintarrajeada aún le propina un último tiro cuando el mayor de los Arellano yace en el suelo.

    Años atrás, justo cuando el cártel dejaba su cenit, la policía encontró una daga junto a una docena de verduguillos y navajas. Pero la daga llama particularmente la atención. Era el arma que lleva en la mano un asesino; no uno cualquiera –si tal categoría existe para quien va por la vida quitándola–, sino de uno de los sicarios más prolíficos del Cártel de Tijuana en los tiempos en que los hermanos Arellano Félix eran considerados los narcotraficantes más sanguinarios en el continente.

    En su hoja cromada estaba grabado: “Cuando me veas reír prepárate a bien morir”.

    Años después, el destino trajo al capo una última visión antes de la muerte: una sonrisa.

    ****************
    En el siguiente Narcorelato se relata la historia de "El Bat" quien fue un sicario a sueldo de los hermanos Arellano Felix en base a sus testimonios que detalla sus crímenes que cometió por encargo de los Arellano ademas de sus planes que tenían los del Cartel de Tijuana de matar al Chapo Guzmán, también se detalla como agentes del FBI lograron grabar conversaciones en una reunión de las mafias mexicanas en colaboración de un infiltrado donde tratan negocios y hablan de la vez que quisieron matar al Chapo y resulto muerto el Cardenal Posadas Ocampo.

    José Albert Márquez Esqueda alias "El Bat"nació el 19 de enero de 1960 en el hospital comunitario Chula Vista, California. En su acta de nacimiento su segundo nombre está escrito así, Albert. Cuando el FBI lo indició en la lista de los 10 criminales más buscados le describía como un hombre blanco e hispano, de 1.70 metros de altura y alrededor de 100 kilos. Es calvo casi por completo y afeita donde no lo es. Quizá la mejor descripción de aspecto sea su apodo: El Bat, “murciélago” en inglés.

    Efectivamente, hay algo de vampiro en su nariz larga y caída y sus ojos enmarcados por gruesas ojeras, pero nada emparentado con los modernos vampiros de Crepúsculo: Márquez Esqueda es un descendiente del Nosferatu de Murnau.

    Había cualquier cantidad de manera de decirle en ambos lados de la frontera: Bat Márquez, Josh Márquez, Julio, Ding Bat, Uncle Bill… La piel del Bat es un diario de su vida: las letras “EME” en el pecho, sello de autenticidad a su pertenencia a la Mexican Mafia, la mayor pandilla hispana en las prisiones de Estados Unidos, desde donde se controlan a las clicas callejeras con identidad sureña; El Bat, específicamente, militó en la pandilla Del Sol y así lo tenía escrito en la nuca y el abdomen. El resto de los dibujos y letras cubren el resto del cuerpo.

    Antes de tener importancia en el narcotráfico multinacional, El Bat pasó por cárceles de distintos tamaños por hurto menor, hurto, transportación ilícita de extranjeros, robo, agresión física, transporte y venta de narcóticos, tenencia de un arma estando en prisión y portación de arma de fuego por un convicto.

    Los detalles de su vida y muertes de este hombre, cuya trayectoria es la estampa de un cártel entero, están contenidos en las más de 2 mil hojas de acusaciones y sentencias de los que se posee copia.


    ********************

    Durante los 90, los gobiernos de México y Estados Unidos consideraron a los hermanos Arellano Félix y al Cártel de Juárez como los grupos criminales más poderosos en el continente. En ese tiempo, la geopolítica del narco colocaba a la banda de Tijuana en condición de dominio en lugares hoy tan inimaginables como Michoacán.

    Las agencias norteamericanas utilizaban como sinónimo para el Cártel de Tijuana al Cártel del Pacífico, referencia hoy asociada al Cártel de Sinaloa y, particularmente, a Joaquín Guzmán Loera.

    A principios de los noventa, los Arellano Félix entraron en contacto con un rudo presidiario de la penitenciaría de San Quintín, David Barrón Corona. Era fuerte y entrón; le decían Popeye. “No le tiene miedo a nada”, dijo de él un enlace con los Arellano Félix, quienes se interesaron en contratarlo como guardaespaldas.

    Barrón Corona poseía además la cualidad de ser miembro, con iniciación y juramento de lealtad y permanencia eterna a la Mafia Mexicana, una organización con miles de asociados en las cárceles mexicanas y de decenas de miles de simpatizantes en las calles: potenciales distribuidores con pasaporte estadunidense para ir y venir por la frontera con México sin mayor problema.

    En 1992, Barrón Corona se mudó de San Diego, California, a Tijuana, Baja California. Empezó a trabajar como guardaespaldas de Ramón Arellano Félix.

    En noviembre de ese año, después de que Barrón Corona salvó las vidas de Ramón Arellano Félix e Ismael Higuera Guerrero durante una balacera en la discoteca Christine en Puerto Vallarta, los hermanos Arellano Félix recompensaron a Barrón Corona y le encargaron organizar un grupo consolidado de asesinos en México y en Estados Unidos. El cuerpo de sicarios tendría sueldo fijo permanente y reglas de comportamiento.

    La conformación de un grupo de asesinos profesionales fundamentalmente dedicado a la protección de sus miembros y de ejecución de los contrarios, sería una de las innovaciones del Cártel de Tijuana Félix al actual esquema de organización criminal en México.

    José Albert Márquez participó en el cártel como miembro del equipo de sicarios con base en Tijuana, manejado y dirigido por David Barrón Corona, al menos desde 1994, aunque ya en ese año, el FBI sabía que El Bat jugaba un papel de primera importancia en los planes de los Arellano Félix.

    Con el tiempo, El Bat adquirió importancia hasta participar en el transporte de drogas desde Tijuana y Tecate y en la custodia de puntos de acceso de cocaína, heroína y marihuana en Estados Unidos.

    EL HOMBRE ES EL CHAPO
    En 1993 y 1994, el FBI sabía que el Cártel de Tijuana observaba con preocupación el crecimiento de un nuevo narcotraficante, un gánster que salía de la tradicional mezcla de ranchero y empresario de drogas que había distinguido a los hombres en el negocio de Miguel Ángel Félix Gallardo, el tío de Los Arellano.

    Este jugador en ascenso era otro beneficiario indirecto del asesinato de Enrique Camarena y mostraba mayor capacidad de violencia que sus predecesores, quizá porque aunque era sinaloense y, más específicamente, de Badiraguato, creció con pocos recursos económicos, pero con el entendimiento de que la violencia era un buen recurso.

    Los Arellano Félix tuvieron algunos encuentros, pero más desencuentros hasta el día en que Guzmán Loera estuvo a nada de matarlos en Puerto Vallarta. Desde entonces entendieron que una parte medular de los negocios era el asesinato del Chapo.

    En 1994, el FBI logró la colaboración de un miembro de la Mafia Mexicana, Ernesto Castro El Chuco. Al hacerlo, Castro organizó una reunión en el área de Los Ángeles, California, en donde miembros de la Mafia Mexicana se reunieron y trataron negocios de La Mafia.

    La junta que Castro organizó se celebró el 25 de junio de 1994 en una habitación de hotel en Los Ángeles, California. Antes de la reunión, los agentes del FBI colocaron una cámara de vídeo. Después, los agentes rentaron la habitación adyacente del cuarto en donde se iba a celebrarse la reunión. Desde el cuarto adyacente, los agentes vigilaron la reunión y el equipo de grabación audiovisual.

    Uno de los aspectos importantes contenidos en la charla refiere la mención de la participación de la pandilla estadounidense en el atentado contra Joaquín Guzmán que terminó con la muerte del cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo, el 23 de mayo de 1993 en Guadalajara, Jalisco. Este es uno de los momentos clave en la historia del narcotráfico mexicano, hecho por el que Guzmán Loera se colocó en la ruta de ser el barón de las drogas más rico en el mundo.

    Acudieron varios miembros de la Mafia Mexicana de Los Ángeles y del condado de Orange asistieron a la reunión. El Bat participó en representación de la EME en San Diego, pero centró su asistencia en un mensaje de Los Arellano.

    Compraron cerveza y, antes de iniciar la reunión, Márquez explica su esposa y sus hijos ya estaban hospedados en otro hotel con alberca para que los niños disfrutaran el día.

    –Mi amigo Popeye– intervino Márquez Esqueda– se encarga de la seguridad de Los Arellano Félix. Cada vez que viajan, proporcionan camionetas Suburban. Cada vez que uno de los hermanos (Arellano Félix) sale de Tijuana, Popeye se encarga de toda esa mierda.

    Otras personas intervienen, pero el FBI transcribirá que esas partes de la conversación resultan inaudibles, palabras a las que indica como NI.

    El Bat: Lo digo de verdad, como siempre que quiero, ustedes saben que yo conozco a cualquiera, bien. El único problema que tuvimos, es que el tipo es de Sinaloa. Chapo Guzmán, no sé si ustedes saben quién es.

    Alguien más: Uhhuh.

    El Bat: Me reuní con algunas personas de Sinaloa y ahora ellos quieren hacer negocios. Bien, ahora mi hermano Popeye anda por aquí (NI) está haciéndose cargo de los negocios, asi que le están pagando para dar el golpe.

    El Bat: Vale unos pocos millones, pero están en él. Pero él tiene a los federales con él y toda esa mierda. Asi que lo que queramos hacer por allá lo podemos hacer. Tenemos vehículos blindados a nuestra disposición. Conducimos en ellos como si fueran de tracción en las cuatro llantas (NI) reventar las llantas, no pueden disparar a través del metal, sin ventanas, (NI), No estoy hablando locuras. Parecen locuras pero (ni).

    Alguien más: (NI) No Inaudible

    El Bat: Él revisó como, saben… Quiero decir, quiero encargarme de los negocios. Obtuve este contrato en el que ellos quieren que nos agarremos a este hijo de la chingada y ellos nos darán dos millones de dólares. Bien, el tipo es difícil de agarrar (…) Quiero conseguir un par de hermanos y mandarlos allá y tumbar a este hijo de la chingada. Él tiene 40 guardias protegiéndolo.

    Alguien más: ¿Cuarenta?

    El Bat: Sí.

    Alguien más: ¿En este lado o en aquel lado?

    El Bat: En aquel lado.

    Las voces se confunden.

    Alguien más:   Él tiene cuarenta guardias protegiéndolo.

    El Bat: (NI).

    Alguien más: Este tipo quiere postularse para ser el presidente de México.

    El Bat: Sí.

    Alguien más: El que tiene el contrato sobre él, ¿cierto?

    Las voces se confunden.

    El Bat: Necesito que alguien vaya allá, al menos dos hermanos para devolver el golpe y el tipo les va a dar como, ya saben…Treinta mil o más, lo que sea. Simplemente devuelve el golpe, pero cuando te llame, sabes. Tienes que irte en su avión, ¡boom! Y agarrar a ese hijo de la chingada. (…) Si agarramos a este, si tumbamos a este hijo de la chingada cualquier estado que queramos, cualquier ciudad, como si queremos Tecate, Mexicali, Juárez, lo que sea, vamos ahí y nos encargamos de los negocios y esos somos nosotros. Cualquier droga que pase por ahí le imponemos impuestos.

    Las voces se confunden.

    El Bat: Cuando estaban en un club nocturno, todos ustedes muchachos escucharon hablar del club nocturno cuando llegaron y simplemente empezaron a dispararle a la gente. (…) Ellos llegaron disparando, con metralletas y mierda, cierto Así que todos ellos sacan sus armas. Sabes todos estaban disparando, todo al estilo Vietnam. Él se salió, él simplemente jaló al hijo de la chingada sacándolo del auto, él se detuvo y jaló al hijo de la chingada, lo tiró afuera del auto, va el en el auto, el tipo lo puso en el auto: “Mete tu cabrón culo aquí”. Se fue con el comandante de Mazatlán y les dijo: “Denos algunas pinches pistolas. Este cabrón es un maniático”. Él se llevó todas sus pistolas las aventó en el auto y regresó.

    Castro: ¡Oh! Ellos vinieron por los hermanos Arellano…

    El Bat: Si (…) Ese fue Chapo Guzmán. Esos son los tipos de Sinaloa. Ellos llamaron al cuate a Guadalajara. Esto es cuando asesinaron al cardenal (Juan Jesús Posadas Ocampo), no sé si ustedes muchachos oyeron sobre eso (…) Él se sale aproximadamente una hora antes, pero todos los cuates están todavía en el avión. Hay diez tipos, ¿sabes?, diez tipos de San Diego en el avión cuando sucedió el tiroteo, bien, Chapo Guzmán se escapó, como sea. El cardenal fue asesinado. Pero Chapo Guzmán, él es dueño de periódicos y mierda, él se les echó encima a los tipos de San Diego.

    Los jefes de la EME en libertad intercambian teléfonos. El Bat camina hacia el teléfono y marca y, cuando le contestan, pide un número de habitación. Se entiende que habla con su esposa:

    “Yo parezco un vagabundo y aquí todos están de traje… Yo no me cambié. Los veo en un rato. ¿Tienen trajes de baño? ¿Compraron trajes de baño?…  Compraste uno nuevo… Está bien pasaré mañana   Está bien… Déjame hablar con ella… ¿Qué estás haciendo?… ¿Nada?… Fuiste a nadar… Huh… Nadaste… ¿Estás cuidando a tu hermana?

    ********************
    Meses después, El Bat volverá a cruzar la frontera. Esta vez tiene el encargo de los hermanos de Arellano Félix de asesinar a una ex novia de Benjamín, a quien consideran una infidente, una mujer que habla con la policía por el rencor que le ocasiona el asesinato de un hermano suyo.

    Pero en las instrucciones del capo se percibe más ira que eso.

    –Tiene que ser un trabajo sucio– le advierten al Bat. Benjamín quiere que la mujer sufra. –Tiene que ser con cuchillo, ¿tienes inconveniente?

    El Bat sonríe.

    –Los cuchillos son mi especialidad.

    Y claro que lo son. La policía mexicana detuvo a Márquez Esqueda. Entraron a su casa en la colonia Bueno Aires de Tijuana, un sitio en que empaquetaban marihuana. Pero lo que llamó la atención de los agentes fue la cantidad de armas que había y, entre estas, las dagas, cuchillos y navajas.
    El Bat
    ¿Cuántas vidas arrancó El Bat con las siguientes hojas de acero? Imposible saberlo. Este es el inventario:

    1. Daga marca Westmark, con mango de madera con gris, filo sencillo y terminacion en punta.
    2. Navaja  tipo muelle marca Inox con mango de color hueso.
    3. Verdugillo con cachas de madera con hoja en forma de curva con estuche de madera color negra.
    4. Verdugillo marca Gerber doble filo en forma de sierra, mango de metal con funda de tela negra.
    5. Daga marca Hermkonejung de un solo filo con un escudo nazi, mango de plástico color negro, funda de metal en color negro.
    6. Verdugillo de metal en cuyo mango tiene una figura de viejito.
    7. Navaja tipo muelle marca Catainless de una sola hoja y mango color hueso.
    8. Daga con mango tipo manopla de metal con incrustaciones de plástico, terminacion en punta.
    9. Verdugillo con mango de metal, con una figura de caballo y una piedra en forma de díamante en el mango.
    10. Daga tipo machete corto de metal cromado con mango color madera con acabado de corteza de arbol y una moneda incrustada de medio dólar.
    11. Daga tipo machete en curva de un solo filo y la leyenda India con mango de madera verde oscuro.
    12. Daga cromada con hoja cromada en el centro con grabados entretejidos en ambos lados, mango color café, grabado con recuadros y en el extremo inferior cuenta con una cabeza de dragón con los ojos rojos; tiene otras dos cabezas de dragón que sobresal del mango, también con los ojos rojos.
    14. Daga tipo machete en curva de un solo filo con mango de madera color verde funda de cuero color negra.
    15. Verduguillo cromado con mango de incrustaciones de plástico y cromo.
    16. Cuchillo tipo cachete con mango de madera color café y la leyenda Pakistán, con terminación en punta curvilínea.
    17. Daga curva con mango de madera negro y roto con funda de piel.
    18. Daga doble filo con mango de metal color verde militar.
    19. Daga con filo en punta y sierra con mango de plástico color negro.
    20. Daga con hoja oxidada de un solo filo.
    21. Manopla metálica en forma semicircular en forma del logotipo de Batman y la leyenda “FOREVER”.
    22. Verduguillo de doble fila con mango cromado y 14 calaveras y una piedra imitación diamante incrustadas.
    23. Daga con punta oxidada y mango verde militar.
    24. Daga sin marca con mango en forma de manopla y en la hoja la leyenda “cuando me veas reír prepárate a bien morir”.

    CONTINUA Clic aquí para Leer la SEGUNDA PARTE
    Apóyanos con un me gusta a nuestra página de Facebook/NarcoviolenciaOficial
    Compartir:

    0 comentarios:

    Publicar un comentario