lunes, 9 de febrero de 2015

Se presume libertad de Serafín Zambada hijo del Capo Mayo Zambada, tras negociar con EU

  • lunes, 9 de febrero de 2015
  • Comentarios
    Por: Río Doce
    Ciudad de México,-NARCOVIOLENCIA-Luego de aceptar que el gobierno de Estados Unidos le decomise 250 mil dólares de los ingresos que obtuvo por tráfico de drogas mas algunas cuentas privadas que pudiera tener el hijo del capo y que podrían ser millones de dolares, Serafín Zambada Ortiz sigue en espera de ser sentenciado por una jueza federal del Distrito Sur de California del USDOJ, la cual está programada para mayo de este año.

    El dinero decomisado a partir de su aceptación de culpabilidad, acontecida el pasado 27 septiembre, habría sido entregada en efectivo al gobierno de Estados Unidos, aunque el Departamento de Justicia de Estados Unidos (USDOJ) no específica quién hizo entrega del dinero.

    “En esos casos, quienes entregan el dinero son los abogados del acusado”, dijo Luis Carrillo, quien es experto en casos criminales y tiene sus oficinas en Los Ángeles California.

    La cesión de dinero y de bienes forma parte de un acuerdo hecho entre los abogados defensores de Zambada Ortiz, con la fiscalía el Sur de California, en la que el acusado también accede a cooperar con los fiscales para desmantelar la organización que comanda su padre, Ismael el Mayo Zambada, y carearse con otros líderes de la organización del Cártel de Sinaloa, incluyendo a sus líderes.


    Ojo de hormiga

    Aunque oficialmente Zambada Ortiz está encarcelado en la prisión de máxima seguridad Metropolitan Correctional Center (MCC), en San Diego, fuentes del Sistema Penitenciario de Estados Unidos (BOP) señalaron que ellos ya no lo tienen en su poder y que desconocen dónde pudiera estar.

    De acuerdo con la información obtenida por el semanario Ríodoce de Culiacán, fue desde el pasado 3 de julio, tres meses antes de que cambiara su declaración de culpa, que Zambada Ortiz fue sacado de la prisión por elementos del USDOJ.

    El MCC, localizado en el Centro de San Diego, es la misma prisión donde se encuentra recluido Rodrigo Aréchiga Gamboa, fundador de los Ántrax, brazo armado del Cártel de Sinaloa y antiguo protector de todos los hijos de Ismael el Mayo Zambada.

    Sin embargo, por razones de seguridad, nunca coincidió el Chino Ántrax con Serafín Zambada, y lo único que se precisa es que “es muy posible que el Sera se haya convertido en testigo protegido a partir de los acuerdos hechos con el USDOJ, para entonces ser llevado a una casa de seguridad y sólo porta un brazalete con un localizador de GPS”.

    Ninguna agencia del USDOJ pudo precisar dónde se encuentra Zambada Ortiz: ni la DEA, ni el BOP, ni los US Marshals, ni el FBI, como tampoco se logró establecer su paradero a través del Freedom of Information Act (Acta para acceso a la información), argumentando que “se estarían violando los acuerdos de confidencialidad a los que tiene derecho todo preso en Estados Unidos”.


    Negociar: la última alternativa

    De acuerdo con Jenia Turner, profesora en leyes de la Deadman School of Law, de Dallas Texas, los acuerdos “bajo el agua” que hace el Departamento de Justicia de Estados Unidos (USDOJ) con personas que enfrentan cargos criminales son frecuentes y ocurren todo el tiempo, sobre todo en casos relacionados con crimen organizado y narcotráfico.

    “En algunos casos el acusado recibe inmunidad judicial total, es decir, ni siquiera llega a ser sentenciado, a cambio de información que ayude a localizar gente de su organización, lo cual en muchos casos es determinante para desbaratar a la organización criminal”, dijo Turner.

    Además, agregó la académica, una vez que gente de esa organización es arrestada, el testigo protegido es careado con el acusado, y testifica en contra de él. Es parte del acuerdo que hace para recibir una sentencia menor, o incluso, inmunidad total.

    No fue el caso del Chino Ántrax, quien decidió declararle la guerra a Estados Unidos y pelear su situación legal en las cortes, y la historia sugiere que eventualmente el Serafín será careado en su momento con el otrora jefe de los Ántrax.


    RECUADRO

    Un inquilino de nombre Serafín Zambada Ortiz

    (BOP Register number 13069-408)

    Detenido el 20 de noviembre de 2013 cuando intentaba cruzar a Estados Unidos por Nogales Arizona.

    Recluido en una prisión federal de San Diego, la Metropolitan Correctional Center (MCC), y tras ser presentado ante la magistrado Karen Crawford del Distrito Sur de California del USDOJ, Zambada Ortiz se declaró inocente de cargos por tráfico de droga. Cambió su declaración el 27 de septiembre de 2014, y aceptó culpabilidad en todas las acusaciones.

    Fue removido de esa prisión el 3 de julio de 2014 y llevado a un sitio desconocido. En teoría, su caso solo espera la sentencia del Juez, programada para el próximo 22 de mayo.
    Apóyanos con un me gusta a nuestra página de Facebook/NarcoviolenciaOficial
    Compartir:

    0 comentarios:

    Publicar un comentario