lunes, 9 de marzo de 2015

Historia de cuando era parte del grupo "M" de Mario Cardenas y del "Ciclón 4" del CDG

  • lunes, 9 de marzo de 2015
  • Comentarios
    Éste es uno los testimonios que hemos recopilado entre gente metida contra el Narco que forman parte de Los Narco Relatos un proyecto que recopila las historias que se cuentan a diario en México son la huellas de la Guerra contra el Narcotrafico y que damos cuenta aquí.
    *****************
    Este es el testimonio de un ex-sicario del Cartel del Golfo. 
    Tamaulipas,-NARCOVIOLENCIA-Esta es una historia de cuando yo era parte del grupo M de don Mario Cárdenas o M1 y después sobre cuando ingrese a las filas del grupo operativo del Ciclón 4 o comandante Gil.
    Cuando yo empecé como central personal del comandante Toscano o M50 él era el segundo al mando después de Mario Cárdenas o M1 yo le reportaba a el directamente por Nextel y yo tenía 6 radios de frecuencia los cuales eran Canicones es la guardia de las estacas en Matamoros dirigido por Canicon 1 o el viejo Pelón La guardia local es la de seguimiento son los que van atrás de las comitivas de soldados en carros particulares y cada cual tiene su sector, El otro era el de los mandos donde se reportaban nomas los comandantes como Ciclón 4 y el Orejón, el otro radio era el de los FR o Fuerza de Reacción ese grupo eran las estacas del M50, Bueno nosotros estábamos en guindo donde nuestro comandante era el Soruyo (M8) ahí era nuestro sector al igual que ahí mismo estaba el Comandante niño (ciclón 9) con él cual no nos llevábamos bien hasta varias veces estuvimos a punto de balacearnos entre nosotros y esa vez hasta Ciclón 9 o el niño mando a pedirle apoyo a Gil desde Matamoros llego la caravana de Ciclón 4 todos vestidos de guachos(Soldados) y el arreglo fue que nosotros si queríamos plaza o sector teníamos que conquistar uno y decidieron que nos iban a mandar a conquistar a San Fernando a pelear con la letra en Barrancón ,Carbonera, Ojo de Agua y Enramadas.
    *****
    Primero mandamos encubiertos a San Fernando para ubicar a los guardias las casas de los comandantes y para tener guardia sobre las carreteras para información del gobierno y sus movimientos.

    Dejamos las camionetas entre el monte antes de entrar a San Fernando y para que así los guardias de los Zetas no reportaran las unidades de nosotros y así fue, entramos y poco a poco sacamos a la letra y empezamos a conquistar así estuvimos varios meses con el comandante Soruyo hasta que le toco descanso y se fue para Control donde el creció de chico y se fue a Reynosa el sábado y se metió con una vieja de los Metros y ahí lo mataron los Metros y no querían regresar el Cuerpo fue cuando M1 Mario Cárdenas les dijo a los metros saben que put*s más vale que entreguen el cuerpo o si no va a valer verg* todo esto.

    Recuerdo en el funeral del Soruyo todos estábamos con la corta en la cintura y un bolsón de pasee.
    Tras la muerte de M8 Soruyo el comandante Toscano M50 puso al mando de nosotros al comandante Comino dejándolo encargado de San Fernando, Barrancón y Ojo de Agua y otros Ejidos más.
    Nos desplazábamos en lanchas de los pescadores hasta parecía una película de una laguna a otra para estar cuidando el terreno.

    Después se empezó a poner más feo y los Zetas se empezaron a meter y nadie nos estaba apoyando y mejor me regrese pa Matamoros y un camarada me metió con los Ciclones tan pronto se dieron cuenta que era ex integrante del grupo M no me mandaron a la diestra ni nada pues ya tenía experiencia en “cocinar”, y también estuve al frente de varios enfrentamientos con el Gobierno y con la letra en San Fernando…..Continuara

    SI TE GUSTO Lee mas de nuestra sección de NarcoRelatos clic aqui

    Si tienes un relato que compartirnos relacionado al narco de alguna experiencia vivida que sepas o te hayan contado no dudes en mandarnos tu relato a narcoviolencia@gmail.com con gusto lo publicamos de manera anónima.
    Apóyanos con un me gusta a nuestra página de Facebook/NarcoviolenciaOficial
    Compartir:

    0 comentarios:

    Publicar un comentario