miércoles, 4 de marzo de 2015

La Historia de "Omar" Treviño Morales, el "Z-42" el ultimo Z mayor

  • miércoles, 4 de marzo de 2015
  • 2 Comentarios
    Alejandro "Omar" Treviño Morales, alias "Z42" capturado el 4 de Marzo del 2015, era un poderoso miembro de la organización criminal de Los Zetas y hermano del exlíder del mismo grupo, Miguel Treviño Morales, alias "Z40". Fue considerado el heredero natural de su hermano, Z40, quien fue capturado en julio de 2013. Operaba en Tamaulipas, Coahuila y Nuevo León.

    Historia
    Treviño nació en Nuevo Laredo, en el estado de Tamaulipas, y desde una edad temprana llegó a estar implicado en el robo de vehículos y estructuras de extorsión junto a sus hermanos. Más adelante, varios hermanos Treviño se unieron a un grupo armado con entrenamiento militar que trabajaba para el Cartel del Golfo, conocido como Los Zetas. Posteriormente, estos mercenarios se separaron en el 2010.

    Mientras trabajaba para el Cartel del Golfo, el Z42 estuvo activo principalmente en Nuevo Laredo. Durante este tiempo él continuó trabajando en estrecha colaboración con el Z40. Según un agente estadounidense, una vez se jactó de haber matado a más de 1.000 personas.
    Pero su historia de sangre ha llegado a su fin. Con la detención esta madrugada en San Pedro Garza García, Nuevo León 04/03/2015, de Omar Treviño Morales, el Z-42, el cartel de Los Zetas, la organización que un día sembró el terror, vuelve a sufrir un golpe en su ya debilitada estructura de mando.
    El exterior de la casa donde ha sido detenido Omar Treviño, en el recuadro. / DANIEL BECERRIL (REUTERS)
    Omar Treviño asumió en 2013 el mando de Los Zetas, tras la caída de su hermano Miguel Ángel, el legendario Z-40, conocido por las decapitaciones masivas y la práctica de morder el corazón de sus víctimas. Su paso por la jefatura de este sanguinario cartel ha coincidido con su declive. Inmersa en continuas guerras con otros grupos y atacada como objetivo preferente por el Ejército, la organización ha visto cómo estos últimos años sus filas se mermaban y sus plazas fuertes caían.

    Aún así, la captura de Omar Treviño, al que se atribuye una implicación directa en hechos tan terribles como la desaparición de 300 personas en Coahuila en 2011 por una venganza, supone un nuevo éxito en la lucha contra el crimen para la presidencia de Enrique Peña Nieto, que la semana pasada logró la detención de Servando Gómez Martínez, alías La Tuta, líder de Los Caballeros Templarios. En sus dos años de presidencia, los principales capos, incluido Joaquín El Chapo Guzmán, han sido borrados del mapa. Este avance ha coincidido con una fragmentación de las grandes organizaciones criminales, que ha dado paso a una constelación de pequeños grupúsculos que se disputan el botín dejado por sus hermanos mayores. Un fenómeno del que no se han librado Los Zetas. En el norte de México, en estados como Tamaulipas, se han enzarzado en una virulenta guerra contra el cartel del Golfo que les ha desangrado. Debilitados, sus funciones son ocupadas por pequeñas bandas de sicarios que cambian de bando continuamente y cuya definición territorial es casi imposible de establecer.

    Pocos dudan de que Los Zetas han entrado en su ocaso. Lejos quedan los días en que su extremo sadismo les hizo brillar con luz propia en el tenebroso mundo del narcotráfico. Formados por desertores del ejército mexicano, la organización comenzó como el brazo armado del cartel del Golfo, liderado por Osiel Cárdenas (capturado en México 2003 y sentenciado en 2010 en EE UU), para hacer frente a sus rivales. Sometía a torturas bestiales a sus enemigos, los mutilaban y decapitaban; el Z-40 sacaba los corazones a sus víctimas aún vivas­.

    Muchas veces grababan sus aberraciones en vídeo y las colgaban en YouTube. Cuando querían hacer desaparecer cuerpos, eliminaban los rastros con diésel o ácido, o los quemaban en barriles de aceite en llamas. Hacia 2010, cada vez más fuertes y enloquecidos, rompieron con el cartel del Golfo. Fue entonces cuando iniciaron una terrible expansión que sembró durante años el territorio mexicano de cadáveres decapitados. La caída del Z-40 en 2013, la constante erosión por la intervención del Ejército y también su propia incapacidad para asentarse pacíficamente en un territorio propiciaron su declive.

    Miguel Ángel Treviño Morales, alias ‘el Z40’, junto a Omar Treviño Morales ambos ya detenidos

    Datos de Z42 

    Fecha de Nacimiento: 1974
    Grupo: Los Zetas
    Actividades criminales: narcotráfico, extorsión y secuestro
    Ubicación: Tamaulipas, Coahuila y Nuevo León
    Estado actual: Capturado
    La Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA por sus iniciales en inglés) ofrecía una recompensa de US$5 millones a cambio de información que condujera a su captura. Otras organizaciones criminales rivales también habian ofrecido una recompensa por la muerte de Z42 a través de "narcomantas". En junio de 2013, por ejemplo, mantas firmadas con el nombre de un grupo escindido de Los Zetas conocido como Los Legionarios aparecieron en varias ciudades de Tamaulipas, ofreciendo US$1 millón a cambio de información sobre la ubicación de Z42.

    Z42 era buscado por numerosos crímenes en México y Estados Unidos, incluyendo un caso manejado por el Distrito Oeste de Texas, que acusaba a Miguel, a Omar y a su hermano José de usar empresas fachada en Texas, Nuevo México y Oklahoma para el lavado de ganancias a nombre de Los Zetas. El caso, presentado en 2012, implicó el uso de empresas de cría de caballos con el fin de ocultar el dinero sucio.

    Omar también fue el responsable de las actividades de la organización en San Fernando, cuando cientos de inmigrantes, en su mayoría de Centroamérica, fueron secuestrados y asesinados entre 2010 y 2012.

    Actividades criminales
    Z42 participó en secuestros, homicidios y narcotráfico, trabajando para Los Zetas. Narcomantas firmadas con su nombre aparecieron también en México, incluyendo algunas en Coahuila amenazando al editor del periódico local, Zócalo, en 2013.

    Geografía
    En el pasado, Z42 operó en Coahuila, pese a que Nuevo Laredo fue el fortín tradicional de la familia Treviño y operó también en Nuevo León.

    Aliados y enemigos
    A partir de 2013, los principales enemigos de Los Zetas fueron los Carteles de Sinaloa y el Golfo, así como pequeñas organizaciones criminales disidentes como los Caballeros Templarios.

    Perspectivas
    Muchos analistas señalaban a Z42 como el posible heredero de Los Zetas, tras la detención de Z40 en julio de 2013. No obstante, la captura de Omar en marzo de 2015 deja a los dos hermanos tras las rejas de una cárcel mexicana. Antes de su detención, Omar enfrentó retos importantes para mantener la cohesión del grupo, sobre todo porque él no era visto como un líder capaz, inteligente y fuerte. Antes de la captura de su hermano, Los Zetas enfrentaron disputas internas, ya que algunos mandos medios acusaron a Miguel Treviño de traicionar a sus compatriotas delatándolos o entregándolos a Estados Unidos
    Apóyanos con un me gusta a nuestra página de Facebook/NarcoviolenciaOficial
    Compartir:

    2 comentarios:

    1. loco americanista4 de marzo de 2015, 12:15

      Y por que no los queman..los vamos a mantener toda la vida.como premio..

      ResponderEliminar
    2. Simon an Lena verde

      ResponderEliminar