miércoles, 15 de abril de 2015

Fotografías revelan a "El Gerber" hijo del ex-gobernador de Michoacán armado en reunión con "La Tuta"

  • miércoles, 15 de abril de 2015
  • Comentarios
    El periodista Carlos Loret de Mola afirmó en diciembre que había visto “tres vídeos” al hijo del exgobernador priista michoacano y que en uno de ellos incluso aparece armado el dia de hoy se hicieron publicas esas fotografías que forman parte de un vídeo.
    ´Ciudad de México,-NARCOVIOLENCIA,-El 7 de junio del año pasado, cuando todavía era gobernador de Michoacán, el priísta Fausto Vallejo dijo que era mentira que existiera un video de su hijo Rodrigo con el líder de Los Caballeros Templarios, Servando Gómez La Tuta.

    Menos de una semana después cambió su versión. Declaró que sí existía tal video, pero aseguró: “Mi hijo me manifestó que había sido víctima de un levantamiento”.

    Un primer video dejó en ridículo esa versión: Rodrigo Vallejo Mora aparecía departiendo con La Tuta, hablando de política, trazando planes, compartiendo estrategia… y tomándose una cerveza.

    Hace más de cuatro meses usted leyó en estas Historias de Reportero que a sus reuniones con La Tuta el hijo del entonces gobernador Fausto Vallejo llegaba armado. Hoy le revelo fotografías tomadas de ese video, analizado por especialistas del Cisen y la PGR.
    Los dictámenes periciales de este video, a los que tuve acceso, describen que Rodrigo Vallejo Mora entra muy cómodamente a lo que aparenta ser un inmueble abandonado adaptado como sala de juntas, con sillas y mesas. Las autoridades presumen que se trata de una de las muchas casas de seguridad usadas por Los Caballeros Templarios para sus negociaciones.

    Rodrigo Vallejo saluda afablemente. Lleva camisa azul clara con chaleco oscuro. Platica con un hombre quien aparentemente es del equipo de seguridad de La Tuta: el hijo del gobernador desenfunda la pistola que lleva calzada al cinturón y el escolta del narco le enseña una técnica para guardarla. Después platica con tres hombres en torno a una mesa. El que porta cachucha es identificado por los especialistas oficiales como Servando Gómez, La Tuta, sin ninguna duda.

    El video fue uno de los encontrados en “La Tutateca”, un inmueble en las afueras de Morelia que fue incautado por las autoridades y en donde aparecieron 5 mil horas de grabaciones del líder templario con distintos personajes de la vida pública michoacana.

    Los peritos que analizaron el material concluyen que la mala calidad en la imagen y el sonido tiene que ver con que se grabó clandestinamente, a larga distancia y usando algún aparato electrónico no profesional. En las transcripciones oficiales hay varios fragmentos inaudibles, también hay frases que no dejan espacio a la duda:

    Como cuando Vallejo Mora expresa al criminal su molestia porque no ha podido cobrar una deuda a cierta persona. La Tuta se ofrece a localizarlo en cinco minutos. Vallejo señala que tiene acceso a las cámaras de seguridad gubernamentales para ubicarlo. El templario desliza que si lo quiere ver muerto, él se lo cumple.

    Rodrigo Vallejo Mora fue uno de los principales operadores de la entrega de un estado mexicano al crimen organizado. Miles de ciudadanos sufrieron en pánico las consecuencias de su colusión y muchos en violencia y hasta la muerte. Pero la PGR sólo lo acusó de no decirles que se había reunido con La Tuta. Y el sábado salió bajo fianza. Pagó 7 mil pesos.
    Por Carlos Loret de Mola
    ***
    Salio libre tras pagar 7 mil pesos de fianza

    El escándalo que provocó la dimisión del gobernador de Michoacán —la región mexicana que fue escenario del alzamiento de las autodefensas— y sumió al Estado en una grave crisis de confianza en sus instituciones ha quedado saldado esta semana. Un juez decidió que las autoridades habían violentado las “garantías individuales” de Rodrigo Vallejo Mora, hijo del exgobernador Fausto Vallejo Figueroa (del Partido Revolucionario Institucional, PRI). El padre dejó el cargo después de que un vídeo mostrara a su hijo en una animada conversación acompañada con sendas cervezas con el temido Servando Gómez La Tuta, líder de Los Caballeros Templarios, uno de los criminales más buscados de México y capturado apenas en febrero pasado. Cuando se conocieron las imágenes, fue Vallejo Mora fue encarcelado. Ocho meses después, ha quedado libre tras pagar una fianza de menos de ocho mil pesos, poco más de 500 dólares. Menos de lo que cuesta un iPhone 6.

    El juicio por encubrimiento, el delito por el que se acusa a Vallejo Mora, continúa. Las imágenes mostraban que el hijo del gobernador de Michoacán mantenía vínculos constantes con el capo que en un momento se convirtió en el más buscado de México. La Procuraduría General de la República presentó ayer un recurso para apelar su libertad. Pero desde que Vallejo Mora dejó la cárcel, el fin de semana pasado, se desconoce su paradero. El padre no ha hecho ninguna declaración al respecto, y su abogado, Everardo Moreno, ha dejado claro que “no hay indicios ni evidencias de que haya obtenido ventaja o beneficio alguno por entrevistarse con La Tuta”.

    El abogado insistió en que Vallejo Mora no denunció a las autoridades dónde se hallaba su compañero de mesa porque “no sabía dónde se encontraba. […] Él niega poder dar información, no porque no la quiera dar, sino porque no la tiene”.

    Los primeros señalamientos contra Vallejo Mora, no obstante, se remontan a tiempo antes de que la difusión del vídeo provocara su encarcelamiento. La actual candidata a la gubernatura de Michoacán y hermana del expresidente Felipe Calderón, Luisa María Cocoa Calderón, le acusó en octubre de 2013 de que mantenía una cercana relación con Los Caballeros Templarios, el cartel dominante en Michoacán. El gobernador Vallejo respondió entonces que Calderón estaba “enferma del alma” y que no había superado que le ganara en las elecciones de 2011, las mismas que, a través de los vídeos de la Tuta, mostrarían que existía una sofisticada red de vínculos entre los políticos michoacanos y Los Caballeros Templarios. La Tuta, por su parte, respondió con un vídeo en el que aseguraba que asesores de la política le habían buscado durante su anterior campaña, en 2011.

    El abogado de Vallejo Mora: “no hay indicios ni evidencias de que haya obtenido ventaja o beneficio alguno por entrevistarse con La Tuta”.

    La conversación entre La Tuta, del quien el Gobierno federal decía que estaba tan escondido que andaba en burro por los rincones de Michoacán, y Rodrigo Vallejo Mora se alarga por 18 minutos. Hablan, mientras beben un par de cervezas, de la salud de su padre, entonces hospitalizado en EE UU y de la estructura de poder en Michoacán. "Yo quiero formar un grupo para la empresa; cualquier cosa personal de los de hasta arriba, o cualquier cosa que no se quiera llegar a mezclar o los vayan a mezclar", es lo último que dice en la grabación.

    El periodista Carlos Loret de Mola afirmó en diciembre que había visto “tres vídeos” al hijo del exgobernador priista michoacano y que en uno de ellos incluso aparece armado. Hoy, a más de dos años del alzamiento de las autodefensas en contra del cartel de Los Caballeros Templarios, el juicio en contra de Rodrigo Vallejo Mora continúa, pero él lo seguirá en libertad, lejos de la cárcel en la que permaneció ocho meses y de la que salió por 500 dólares. Menos de lo que cuesta un iPhone 6
    Apóyanos con un me gusta a nuestra página de Facebook/NarcoviolenciaOficial
    Compartir:

    0 comentarios:

    Publicar un comentario