miércoles, 22 de abril de 2015

Lecciones paramilitares los bloqueos del CDG en Reynosa

  • miércoles, 22 de abril de 2015
  • 3 Comentarios
    Fue una operación táctica del crimen organizado que buscó impedir el desplazamiento de unidades del ejército, marina y policía federal por calles y avenidas de Reynosa. Al mismo tiempo, circularon versiones de ataques y sabotajes que resultaron falsos. Todo debido a la captura de un operador del cartel del Golfo y presunto desertor del ejército apodado “el Gafe”, de quien las autoridades reconocieron cuenta con “experiencia en formación de grupos operativos”. Los sucesos que paralizaron esta ciudad fronteriza el tercer fin de semana de abril, mostraron el nivel de adiestramiento y conocimiento táctico con que opera la delincuencia en esta zona del país.
    Por Estado Mayor
    México,-(NARCOVIOLENCIA)-.-El viernes 17 de abril la ciudad de Reynosa vivió una operación del crimen organizado donde las tácticas de hostigamiento y una frustrada operación de rescate, exhibieron la capacidad de maniobra y adiestramiento con que se manejan los testaferros de la facción del cartel de Golfo que controla esta ciudad. Poco después del medio día, tropas de la octava zona militar al mando del general de brigada Dagoberto Espinosa Rodríguez, oficial de infantería graduado en un curso de comando y estado mayor general en Fort Benning, Georgia, tomaron por asalto una guarida de pistoleros en el sector Valle Alto, donde fue detenido José Tiburcio Hernández Fuentes, jefe de la organización criminal en esta ciudad fronteriza.

    El reporte de su captura detonó una operación táctica de sus aliados, la cual el gobierno federal informó que fue realizada por al menos 15 vehículos y 60 pistoleros. Comenzaron por bloquear con camiones de pasajeros, autos y camionetas incendiadas, vialidades como la del parque Industrial del Norte, ubicado rumbo a la salida a Monterrey, siguieron con la vía donde se localiza el Hospital Materno Infantil y el boulevard Mil Cumbres, puntos dentro de un perímetro no mayor a cinco kilómetros. A los bloqueos le siguieron enfrentamientos con fuerzas federales en la colonia Vista Hermosa, al poniente, y en la salida a Río Bravo, al otro extremo de la ciudad.

    Los bloqueos de las principales avenidas tenían el objetivo de evitar el desplazamiento de unidades del ejército, marina y policía federal para atender los llamados de alerta. Alrededor de las cinco de la tarde Reynosa estaba paralizada por bloqueos en el sur, oriente y poniente de la ciudad, se reportaron columnas de camionetas con civiles armados que atemorizaban a la población y dejaban a su paso un reguero de pequeñas estructuras de acero con cuchillas conocidas como “ponchallantas”, como ocurrió en la salida a Monterrey.

    La alerta obligó a las autoridades a activar el semáforo en rojo, el cual es para “contingencias con alta situación de riesgo confirmado en un sector o en distintos puntos de la ciudad”, en este caso fue para todo Reynosa. Las autoridades estadounidenses cerraron el paso fronterizo en los puentes Pharr y Anzaldúa, que conecta territorio mexicano con Texas.

    Al mismo tiempo comenzaron a circular rumores que referían el derribo de un helicóptero de la marina y ataques a instalaciones de Pemex. La versión, que fue vista por fuentes militares como una operación de propaganda difundida por el crimen organizado, nunca fue confirmada ni hubo evidencia física de lo dicho.

    Poco antes de las seis de la tarde se informó que el detenido era un individuo identificado en un primer momento como José Hugo Rodríguez Sánchez, apodado “el Gafe”, una palabra que es un acrónimo de Grupo Aeromóvil de Fuerzas Especiales, la unidad de élite del ejército mexicano. El Comisionado Nacional de Seguridad Pública informaría horas después que se trataba de José Tiburcio Hernández Fuentes, un individuo de quien se dijo usaba al menos ocho nombres falsos para buscar confundir a las autoridades. En conferencia de prensa el sábado 18 de abril, Monte Alejandro Rubido añadió que el detenido contaba con “mayor experiencia en la formación de grupos operativos”, lo que utilizó para desplazar a sus rivales y encumbrarse como jefe operativo de la facción del cartel del Golfo que encabezaba en Reynosa Mario Armando Ramírez Treviño, líder de “los Metros” hoy preso, grupo de pistoleros que se formó como brazo armado del ex líder del cartel también detenido Jorge Eduardo Costilla Sánchez “el Coss”.

    Un “desertor”

    La operación táctica del viernes 17 de abril, fue una demostración del conocimiento y estudio del terreno, donde el factor movilidad junto a la sorpresa, provocaron el caos que se vivió durante varias horas, consideraron fuentes militares consultadas por este blog.

    Fue una operación táctica coordinada entre varias unidades de pistoleros, quienes primero trazaron un perímetro con los bloqueos, con el propósito de hostigar por medio de operaciones de ataque para intentar neutralizar la acción de las fuerzas federales. De forma paralela hicieron circular rumores, lo cual fue una maniobra de propaganda para confundir al enemigo, y después lanzaron un ataque armado contra instalaciones de la PGR, donde pensaron se encontraba detenido su líder, el individuo apodado “el Gafe”.

    “Gafe” es un apodo que no es común que usen los miembros de la delincuencia organizada, consideró otra fuente militar consultada en la ciudad de México. Un par de fuentes más, señalaron por separado, que José Tiburcio Hernández Fuentes, es un militar desertor de ese cuerpo especial del ejército. Esa podría ser una primera explicación a la acción coordinada que lanzaron sus subordinados el día de su captura.

    “El Gafe” intentó con un símil de pequeñas fuerzas adiestradas, con información y conocimiento del terreno, desplazadas a manera de “escuadras” integradas por tres o más elementos, abortar la operación que llevó a su captura. Al conocer estas intenciones, el ejército de inmediato lo trasladó junto a dos de sus cómplices con los que fue detenido al aeropuerto de Reynosa, de donde fueron llevados vía aérea a la ciudad de México para ser presentados en la PGR.

    Con “el inventario básico de inteligencia sobre un área y situación específica”, las tropas de la octava zona militar se adelantaron y lograron neutralizar la continuidad de las operaciones del crimen organizado. Al caer las primeras sombras de la noche del pasado viernes 17 de abril, la situación estaba bajo control y poco a poco volvía la normalidad a las calles de la ciudad. Sin embargo, la amplia difusión de las imágenes, la rapidez con la que las redes sociales permitieron apreciar casi en tiempo real el despliegue de los grupos armados en calles y avenidas de Reynosa, mostraron que la operación de propaganda del cartel del Golfo logró generar terror entre la población civil. Un recurso de la guerra irregular en la que los miembros del GAFE están adiestrados.

    Monte Alejandro Rubido informó que en sus inicios con el cartel del Golfo en el año 2006, José Tiburcio tuvo la tarea de vigilar las actividades de fuerzas estatales y federales, su objetivo era facilitar el traslado de los principales mandos de la organización. El funcionario no especificó los recursos utilizados por “el Gafe”, nunca habló de infiltración, de espionaje ni de reclutamiento de informantes, algo común con el crimen organizado en Tamaulipas.

    Por su preparación y resultados, José Tiburcio ascendió en la estructura criminal en el año 2009 cuando Samuel Flores Borrego, alias “el Metro 3”, ex guardaespaldas de Osiel Cárdenas Guillen, líder del cartel extraditado a Estados Unidos, lo nombró jefe de sector a cargo de cinco grupos operativos cuya tarea era el robo de combustibles, extorsión, secuestro y venta de droga en Reynosa. En menos de un año “el Gafe” ya controlaba tres sectores de la ciudad, y se colocó como uno de los principales jefes operativos de la organización.

    Cuando en septiembre del 2011 un comando asesinó a Flores Borrego, el líder del cartel del Golfo en ese entonces Jorge Eduardo Costilla Sánchez “el Coss”, nombró a José Tiburcio coordinador operativo de la organización. En ese cargo estaba cuando en 2012 su jefe fue detenido, entonces asumió el mando del cartel Mario Armando Ramírez Treviño. Este movimiento provocó una primera fractura al interior del cartel del Golfo. Los “Metros” de Reynosa, al mando de Ramírez Treviño con “el Gafe” como uno de sus principales operadores, se enfrentaron a los “Ciclones” de Matamoros, lo que provocó una “intifada” criminal de los grupos en la frontera y municipios como Río Bravo, Valle Hermoso, donde los ataques armados y asesinados se incrementaron.

    Cuando “el Gafe” fue nombrado “jefe de plaza” de Reynosa, se caracterizó por su alto grado de violencia, dijo en la conferencia el Comisionado Nacional de Seguridad. Uno de sus métodos que empleó para infundir temor y respeto, incluso entre sus propios aliados, fue generar terror con métodos sanguinarios que utilizaba contra sus adversarios.

    En marzo del 2013 Ramírez Treviño fue detenido y José Tiburcio se hizo con el control de la ciudad tras eliminar a varios de sus aliados. Su superior jerárquico era Juan Manuel Rodríguez, uno de los líderes del cartel del Golfo en Reynosa detenido en 2014, lo que desembocó en la fractura de los “Metros”. Con la detención de otros de los líderes Juan Francisco Sáenz Tamez en Texas hace unos meses, “el Gafe” se hizo con el control absoluto de Reynosa junto a sus socios Juan “el 98” Carrizales, jefe de la organización en Río Bravo y otro individuo apodado “Comandante Toro”, de quien de manera extraoficial se dice ahora tiene el control de Reynosa.

    De “pitazos” y “traiciones”

    El jueves 16 de abril el Grupo de Coordinación Tamaulipas, integrado por autoridades locales y federales, informó de la captura de 21 pistoleros en las inmediaciones de la carretera Santa Apolonia-Rio Bravo. La detención de este grupo de testaferros, vinculados a la facción del cartel del Golfo que encabeza Juan Carrizales, alias “el 98”, se dio por “una denuncia anónima” que alertó a las fuerzas federales.

    Por redes sociales circularon versiones de que los detenidos fueron “puestos” por informantes de la facción de los “Ciclones”, enemigos de Juan Carrizales, aliado del hoy preso José Tiburcio. El personaje que supuestamente estaría detrás de las delaciones sería un individuo de quien solo se conoce por el alias de “Ciclón 7”, jefe de este grupo en la zona fronteriza de Matamoros.

    Tras la captura del “Gafe” y de los 21 individuos dos días antes, circuló una versión en redes sociales de Tamaulipas, la cual no pudo ser confirmada de manera independiente, donde se decía que quienes heredarían el control de Reynosa, identificados por los alias de “comandante Toro”, “Güero Jessi”, “98 Carrizales” y “el Negro”, serían delatados por sus propios subordinados. “Ya no habrá piedra y pozo donde se puedan esconder, ya les pusieron donde estaban las cámaras, antenas, tapiñaderos…”, decía el mensaje.

    El texto sonaba a advertencia cuando mencionaron la presencia en la zona de una banda identificada como “los piojos”, quienes estarían apoyados supuestamente por el Cartel de Jalisco Nueva Generación (CJNG), organización sobre la cual han comenzado a circular versiones de su incursión en territorio tamaulipeco.

    Juan Veledíaz
    @velediaz424
    Estado Mayor
    Apóyanos con un me gusta a nuestra página de Facebook/NarcoviolenciaOficial
    Compartir:

    3 comentarios:

    1. Aun falta mucho por mejorar a nuestro país, y poco a poco lograremos que las tazas de violencia disminuyan, con nuestra participación activa en la denuncia de hechos ilegales y delictivos, y apoyando a nuestras fuerzas federales como lo son el EJERCITO MEXICANO, la MARINA, la PFP y demás instituciones que se encargan de salvaguardar nuestra integridad, combatiendo el crimen organizado. Nosotros como mexicanos tenemos la obligación de
      contribuir por el bienestar de los nuestros y el bienestar general.

      ResponderEliminar
    2. MI PREGUNTA ES SI TIENEN TANTA PREPARACION Y TANTA INTELIGENCIA QUE PRESUMEN TANTO CUANDO ATRAPAN A UN COMPICHE DE ELLOS .COMO ES POSIBLE QUE NO PUEDAN ACABAR CON EL CRIMEN ORGANISADO ,SERA QUE GENERA MUCHOS MILLONES PARA LA BOLSA DE TODOS LOS ALTOS MANDOS ,Y NO PUEDEN AGARRAR A LA GALLINA DE LOS GUEBOS DE ORO PUES SE ACABA EL NEGOCIO

      ResponderEliminar
    3. El drogor ke andava con el Cdg deve regresar a meterse alos susios Rata's donde and as perro Reynosa nesesita gente de LA tuya

      ResponderEliminar