jueves, 23 de abril de 2015

Mi Narcoamor Una historia de amor, peligro, dolor y narcotráfico....CAPITULO 6

  • jueves, 23 de abril de 2015
  • Comentarios
    CAPITULO 6
      Sintiendo el amor golpeándome el útero 
    Autor: Buchonahermosa/Julieta M.
    Esta historia fue publicada originalmente en wattpad
    Sigue en Twitter a la autora de esta historia Julieta M. @JulietaMd9
    <---Anterior CAPITULO 5
    Es raro que las luces estén apagadas, pero hoy papá y mamá no están en casa. Según supe antes de irme, se fueron a la boda de una prima en Tepa...

    Se estaciona, bajamos y nos dirigimos a la puerta... Será tiempo ya de que pase "algo'? Me vuelvo un manojo de nervios y se me revuelve el estómago de sólo pensarlo.

    Al entrar y cerrar la puerta tras nosotros, me recarga contra la pared y me da un largo y apasionado beso, abraza fuerte mi cintura, recorre mi boca con su lengua, muerde mis labios, sus manos recorren mi cabello, y luego bajan por toda mi espalda hasta mi trasero y lo aprietan fuerte.

    -Hey!... Tranquilo jaja.-

    No dice nada, sólo ríe y continúa besándome, ahora con sus manos de regreso a mi cintura.
    Nos vamos a hurtadillas hasta la terraza, y después de estar un considerable rato congelándonos por la lluvia, acepto que tal vez no era tan buena idea. No es que estemos haciendo nada malo, pero estoy segura de que a mamá no le parecería nada bien que estémos a estas horas aquí.

    Lo tomo de la mano, entramos. Adentro está cálido, huele rico. Al Glade manzana-canela que le gusta a mi mamá. Se siente como un gran abrazo de ella cuándo estoy triste. No está bien hacer esto ¿Verdad? Y no por el hecho de ir con el hacía una habitación, sino porqué yo misma estoy conduciendo las cosas por éste camino, siento que lo estoy echando a perder todo, considerando que el no me ha insinuado nada hasta ahora, y es qué coincidamos, si juntas a dos personas que sienten cosas mutuas en una habitación: ya sabes lo que va a pasar aunque nos empeñemos en decir que no. Pero anyways.

    Al entrar me siento en la cama, se sienta también, se quita los zapatos.

    -Te quito los tuyos?- Levanto mi pierna, y pongo el pié sobre su rodilla. Desabrocha las correas de ambos zapatos y luego me besa. Me besa mucho, muy rápido, mucho...

    Así termino encima de el, así prenda tras prenda comienzo a sentir la aspereza de sus manos sobre mi espalda suave y frágil, así termino sin blusa y sin sostenedor... Esto de verdad va a pasar? Si quiero... Pero... Digo... Aún no somos nada.

    - Mira preciosa, si no quieres está bien, yo te espero, es tu decisión. No te voy a pedir que seamos algo formal ahorita, porqué no quiero que sientas que te estoy presionando, o que te lo digo para conseguir eso... Después de esto, para mí todo seguirá igual que siempre. Yo no voy a cambiar; ni esto va a cambiar la forma en la que te veo y me siento contigo, no voy a pensar nada de ti si eso es lo qué te preocupa... Pero es tu decisión y la voy a respetar-

    -¿De verdad?-

    -De verdad plebe. Quiero estar contigo, disfruto mucho tu compañía, quiero ser tu novio un día. Pero ahora no te voy a decir eso nomás para convencerte... Es tu decisión, dime...-

    Que considerado!
    Apóyanos con un me gusta a nuestra página de Facebook/NarcoviolenciaOficial
    Compartir:

    0 comentarios:

    Publicar un comentario