sábado, 16 de mayo de 2015

El Cártel desde adentro, Memorias de mis años dentro del Cártel de Tijuana de los hermanos Arellano Félix PAGINA 3

  • sábado, 16 de mayo de 2015
  • Comentarios
    <---Anterior PAGINA 2
    Asi se hacen los chismes
    La gente cree que los unicos jovenes algunos casi adolescentes que andabamos en el negocio en ese tiempo eramos del equipo de Ramon pero no era asi en realidad.En esos años muchos eran prepotentes y ya se creian jefes asi como si nada y tambien por sus familias conocian a judiciales que les hacian el paro para segun ellos jalar por su cuenta.Por eso a muchos ahi los pueden contar en el cementerio y no voy a negar que a muchos si los chingamos nosotros por eso tambien se nos hizo fama de matones.Lo que pasa es que como al final la ley de Ramon se impuso pues todos piensan que todos estaban alineados con Ramon, pero deben saber que no fue asi. Y disculpenme si alguno de sus familiares lee esto pero deben saber que sus hijos o hermanos no eran unas blancas palomitas.Lo que si es cierto es que cuando pasabamos nosotros siempre se quedaban mirando y hasta bajaban la mirada porque ya para entonces nos tenian mucho miedo.Una vez que bajabamos de la Chapu en el Marquis negro los Fabianes, Alfredo y yo, habia un grupo de morros que estaban agarrando cura y pasamos y nomas escuchamos unas carcajadas y el Fabian le dijo al Alfredo regresate y cuando nos regresamos los morros no paraban de reir porque alguien seguramente la estaba haciendo de bufon.
    Entonces Fabian se bajo con su pistola en la mano, se hizo para atras la cachucha, porque en ese tiempo casi todos usabamos cachucha beisbolera. Entonces comenzo a disparar al aire y ya se imaginaran el corredero de morros por todos lados y nosotros risa y risa. De ahi viene el mito de que Fabian se volteaba la cachucha antes de disparar pero eso no era cierto, ese mito nacio esa tarde porque todos los morros lo vieron hacer eso.A algunos los arrinconamos en una calle privada y los morros estaban muertos de panico.Luego ya nos aburrimos y agarramos para Lomas, pero entonces nos cerro el paso el Layo, un judicial que siempre nos bajaba para los tacos y las sodas.Esa tarde iba con su pareja y un aspirina tambien en un Marquis. Le dimos 100 dolares porque nos cago el palo que estuvieramos molestando a los morros. Meses despues Ramon me dejo ejecutar al Layo alla por Los Alamos.Me acuerdo que ibamos casi todos en dos Marquises. Buenas noches le dije al Layo, pero como que se dio cuenta a lo que ibamos porque desenfundo su escuadra pero le solte una rafaga y ahi quedo. No se si habia desenfundado porque me reconocio y sospecho que lo iba a quebrar o si fue porque ya andaba cuidandose por algo que habia hecho.

    Viaje al DF
    Los Fabianes y yo emprendimos un viaje al DF junto con 4 morros sinaloenses que Ramon nos encomendo para ayudarnos a transportar los 2 millones de dolares que entregariamos alla a unos colombianos. Los Fabianes y yo volteamos a vernos con cara de que pedo con estos gueyes, porque parecia que apenas habian bajado de la sierra, pero pues si lo decia Ramon, teniamos que hacerlo asi. A Ramon no se le podia decir que no cuando el te decia: tienes que ir al DF, tienes que ir a Cali, tienes que ir a New York. Nada de que mi mama esta enferma o mi morra cumple años, nada de eso, el trabajo era el trabajo. Se suponia que ya todo estaba arreglado y engordamos las mochilas de dolares, pero era demasiado y cada quien se pego en el cuerpo una buena parte de fajos de billetes. No hay pedo, dijo Ramon, pero de todos modos habia que disimular y por eso fue que bajo las ropas llevamos mucho dinero. Aterrizamos en el DF y ya estaba Victor esperandonos para llevarnos al hotel Benidorm donde rentamos cuartos dobles. Solo Fabian se quedo solo y desde su habitacion llamamos a los colombianos para que vinieran a recoger la dolariza. Ja, no tardaron ni cinco minutos y ya estaban ahi, ni siquiera lo contaron, echaron todo a tres grandes maletas negras y dijeron: gracias, denle nuestros abrazos a Chuyito, a Manuelito y a Benji, que viva el Cartel de Tijuana. Esa tarde me acorde que tenia un numero de Abraham, un viejo amigo de la secundaria que trabajaba para el señor Manolo de la Zona Norte y que lo habian mandado a vivir al DF desde hacia un año para controlar el trafico de putitas que tenian como destino Tijuana. Le dije a los Fabianes hay que llamarle a ver si todavia anda por aca. Y que contesta a la primera llamada. Que onda pinche Abraham todavia te dedicas a padrotear? Andamos aca en el DF, traigo unos compas, mandanos a unas putas aca al hotel no? Y el Abraham nos dijo mejor caiganle a mi suite aqui tengo de todo para agasajarlos. Y entonces nos dio la direccion y abordamos dos taxis de esos vochos que hay por alla y nos fuimos. Por fuera el hotel no parecia gran cosa, estaba bien culero la verdad, pero ya cuando llegamos a la suite del Abraham era otra cosa. Tenia clima, musica, bar, billar y sobre todo buenas chicas, como que escogio lo mejor que tenia. Todos agarramos nuestra putita y aquella orgia se acabo hasta el siguiente dia como a las 4 de la tarde, cogimos, bebimos y loqueamos como si fuera el fin del mundo. Siempre me acuerdo de ese detalle del buen Abraham, lastima que cuando vino a Tijuana lo mato la gente de los Peralta, pero ya varios Peralta estan en el infierno.
    CONTINUA...clic aquí para leer la PAGINA 4
    Apóyanos con un me gusta a nuestra página de Facebook/NarcoviolenciaOficial
    Compartir:

    0 comentarios:

    Publicar un comentario