lunes, 4 de mayo de 2015

"El Mencho" del CJNG lanza un reto al Gobierno

  • lunes, 4 de mayo de 2015
  • Comentarios
    Un helicóptero militar derribado que dejó tres militares muertos y 11 heridos, medio centenar de bloqueos entre viernes y sábado en diferentes puntos de Jalisco, Guanajuato, Colima y Michoacán. La respuesta a un intento por detener al líder del Cartel de Jalisco Nueva Generación (CJNG), abrió la caja de pandora para mostrar hasta dónde el territorio jalisciense y otras regiones aledañas están bajo control de los criminales. La entrada en vigor de la Operación Jalisco, lanzada por el gobierno federal, se topo de frente con una mayor coordinación y mejor conocimiento del terreno del CJNG.
    Por: Estado Mayor
    México,-NARCOVIOLENCIA,-Una “filtración” de un operativo para la captura de algunos de los principales líderes del llamado Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG), originó una de las movilizaciones más aparatosas y extensas de la delincuencia organizada en cuatro estados del país: Jalisco, Colima, Michoacán y Guanajuato. Durante más de 12 horas la ciudad de Guadalajara estuvo en alerta roja por 39 bloqueos de las principales avenidas con camiones incendiados, se reportaron enfrentamientos en diferentes municipios y en puntos de la zona metropolitana, hubo ataques con bombas molotov a 11 sucursales bancarias, incendios en una docena de gasolineras y el derribo de un helicóptero de la Secretaría de la Defensa Nacional donde murieron tres militares, tres mas se reportaron como desaparecidos y 11 resultaron heridos.

    El mensaje al gobierno federal y estatal de parte del líder del Cartel de Jalisco Nueva Generación, Nemesio Oceguera Cervantes, fue no solo de control y conocimiento del terreno, sino de manejo de recursos, logística e información de inteligencia para adelantarse a los acontecimientos. Pese a que las alertas del crecimiento del CJNG y su influencia en estados vecinos crecía desde hace por lo menos tres años, las autoridades poco atendieron las señales de que detrás de las organizaciones más mediáticas, como los Zetas y los Caballeros Templarios, había una que se expandía sin que sus intereses fueran afectados.

    El viernes 1 de mayo las principales vías de acceso a Guadalajara amanecieron bloqueadas por camiones atravesados incendiados. Durante el transcurso de la mañana se sumaron otras arterias en la zona metropolitana y al medio día estaban contabilizadas acciones de este tipo en al menos 22 municipios. La operación lanzada por el CJNG se debió a la entrada en marcha de la Operación Jalisco, donde participan elementos del ejército, la marina y policía federal. La finalidad es desmantelar esta organización y detener a los principales líderes, informó por la noche el Comisionado Nacional de Seguridad Pública, Monte Alejandro Rubido.

    Uno de los golpes más mediáticos en los últimos años de la delincuencia organizada contra el ejército se dio la mañana del viernes. El funcionario informó que alrededor de las siete de la mañana fuerzas federales realizaban un reconocimiento aéreo sobre el municipio de Casimiro Castillo en dirección a Villa Purificación, rumbo a la costa jalisciense, cuando detectaron un convoy de vehículos donde presuntamente viajaban integrantes del CJNG. Los testaferros comenzaron a disparar a la aeronave, un helicóptero Cougar 1009, en la que viajaban 11 militares, cinco integrantes de la tripulación y dos policías federales. Debido a los impactos, la aeronave tuvo que bajar a tierra de emergencia, en el lugar se reportó la muerte de tres militares, 11 heridos y tres soldados más hasta la tarde del sábado 2 de mayo no habían sido localizados.

    El mensaje

    El general de división Miguel Gustavo González Cruz, un oficial de caballería que ha estado al frente de tropas en zonas militares donde predomina el narco, como Michoacán y Tamaulipas, es uno de los militares que mejor conoce el terreno en Jalisco. El comandante de la quinta región militar, que comprende los estados de Nayarit, Colima, Aguascalientes, Zacatecas y tierra jalisciense, poco ha podido realizar en los últimos meses para contener la ola expansiva del crimen organizado que ha golpeado con demasiada frecuencia en la entidad. Fuentes militares de la quinta región señalaron a este blog, que el mando militar no confía en las policías locales, ya que la mayoría están al servicio de los criminales. Las fugas de información para alertar a “Mencho”, cuando un despliegue está en marcha, se han detectado que provienen de la policía estatal que tiene estrecho contacto con los círculos de protección que rodean al líder del CJNG, señalaron.

    Una de las posibles razones a la operación de los criminales que paralizó Guadalajara el primero de mayo, es que las filtraciones alertaron con tiempo al CJNG que pudo preparar una reacción coordinada para dejar en firme su postura y lanzar el mensaje de quién controla el terreno, consideraron las fuentes consultadas.

    “Mencho” fue ubicado en el municipio de Tonaya, donde fue alertado de que estaba en marcha el operativo. Dio la orden a sus huestes de preparar la acción y en pocos minutos se desencadenaron ataques simultáneos en varios puntos de la entidad. Durante la operación para capturar a Oceguera, se reportaron enfrentamientos entre pistoleros del CJNG y elementos de la policía federal. No hubo reportes de muertos o heridos en esta acción.

    Oceguera está considerado por la DEA como uno de los capos más importantes y de mayor crecimiento en los últimos cinco años. Su organización despuntó a raíz de la muerte en el año 2010 de Ignacio Coronel, “Nacho Coronel”, el rey de las metafentaminas como lo llamaron las agencias estadounidenses. A su muerte tras un enfrentamiento con el ejército en Guadalajara, “Mencho” se hizo con el control de las rutas, se asentó en la zona metropolitana de Guadalajara y tomó el control de la costa occidental con dos puntos estratégicos, Puerto Vallarta y el puerto de Manzanillo.

    Cercano a la organización sinaloense que encabeza Ismael “el Mayo” Zambada, sin que se conozcan alianzas o estrategias en común, el CJNG creció como una organización aparte después de que Abigael González Valencia, líder de los Cuinis, detenido hace un mes en Vallarta, cuñado del “Mencho”, ampliara la red de negocios hacia España. Reportes de la policía federal ubican a ambos como los principales beneficiarios de la caída de la cúpula de los Templarios, los golpes a la Familia, y el debilitamiento operativo de los Zetas. Son quienes estarían al frente del negocio de la droga en Michoacán que pasó a ser de nuevo en su territorio, pues ambos son de comunidades que pertenecen al municipio de Aguililla.

    Reportes de cuerpos de seguridad locales en Matamoros, Tamaulipas y en Tijuana, Baja California, han recogido mensajes en mantas donde se señala que el CNJG ha llegado a estas dos ciudades fronterizas para buscar establecer una red de testaferros que comience a tomar control de puestos fronterizos. Sobre este hecho el gobierno federal no ha hecho ningún pronunciamiento hasta estos primeros días de mayo del 2015.
    Juan Veledíaz
    @velediaz424
    Estado Mayor
    Apóyanos con un me gusta a nuestra página de Facebook/NarcoviolenciaOficial
    Compartir:

    0 comentarios:

    Publicar un comentario