sábado, 2 de mayo de 2015

Las huellas del Cártel de Jalisco Nueva Generación en su ascensión al poder y "Ataques al Estado"

  • sábado, 2 de mayo de 2015
  • Comentarios
    Guadalajara,-NARCOVIOLENCIA-Más de 40 fosas clandestinas, con los restos de más de 120 personas, en los estados de Michoacán y Jalisco; camionetas con los restos de 35 víctimas en Boca del Río, Veracruz; el homicidio de un ex diputado federal priísta, y en semanas recientes varias emboscadas que dejaron un saldo de 25 policías abatidos, está es la huella del cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), que comenzó identificándose como el grupo de Los Matazetas en 2011, y que ahora se han convertido en una de las organizaciones criminales más poderosas de México, según información de la Procuraduría General de la República (PGR)

    La primera vez que aparecieron los integrantes del CJNG fue a través de un video subido a redes sociales, en julio de 2009, lo hicieron con uniformes de color negro, amenazando a tres presuntos integrantes del cártel de Los Zetas, cuyos cadáveres mostraban huellas de tortura y fueron abandonados dentro de una camioneta.

    A ese video siguieron varios más, presuntamente grabados en distintas entidades, como Guerrero, Veracruz, Jalisco , Michoacán y Guanajuato. En esas fechas, funcionarios federales señalaban que este grupo de sicarios servía al Cártel de Sinaloa, que dirigía Joaquín El Chapo Guzmán Loera.

    Transcurrieron más de dos años y en septiembre de 2011, en un paso a desnivel dentro de dos camionetas, en el municipio de Boca del Río, Veracruz, dos días antes de que se realizara una conferencia nacional de Procuradores de justicia del país, las autoridades encontraron 35 cadáveres, 12 mujeres y 23 hombres que presuntamente formaban parte de un grupo rival y se dedicaban a secuestrar y extorsionar ciudadanos y comerciantes en esa entidad.

    La organización creció –según reportes de la Procuraduría General de la República (PGR)– ante la detención o abatimiento de grandes capos como Ignacio Coronel Villarreal (uno de los creadores del CJNG), la desarticulación de La Familia Michoacana y el combate a los hermanos Beltrán Leyva.

    Sin embargo, siempre que alguno de los mandos del CJNG es detenido ha habido bloqueos carreteros, confrontaciones con autoridades y quema de negocios. El primer caso fue el 8 de marzo de 2009, cuando efectivos del Ejército arrestaron en Zapopan, Jalisco, a Erick Valencia Salazar, El 85, y dos escoltas.

    Durante la conferencia de prensa que ofrecieron mandos militares, se dio a conocer que para evitar ser aprehendido El 85 lanzó una granada de fragmentación, pero ésta le voló la mano derecha.

    Su detención provocó que en la zona metropolitana de Guadalajara fueran incendiados varios vehículos y se cerraran diversas vialidades.

    Los bloqueos, cierres carreteros, quema de vehículos y asesinatos de autoridades se han repetido cada vez que uno de sus líderes ha sido arrestado. Ello sucedió en julio de 2011 con la aprehensión de Martín Arzola Ortega, uno de los fundadores del CJNG.

    De igual manera ocurrió en enero de 2014, cuando fue arrestado en Zapopan Rodrigo Oseguera González, El Menchito, hijo del actual líder de la organización, Nemesio Oceguera, El Mencho.

    A este grupo criminal se le atribuye la desaparición e inhumación de personas en fosas clandestinas localizadas en Jalisco, en la zona de La Barca en los límites con Michoacán, y en Guerrero, donde las autoridades federales y estatales han hallado los restos de más de 200 personas.

    Homicidios

    Asimismo, se señala a integrantes del CJNG como responsables del homicidio de Jesús Gallegos Álvarez, quien se desempeñó como secretario de Turismo del estado de Jalisco y fue abatido en marzo de 2013, porque según Nemesio Oceguera lavaba dinero para el cártel de los hermanos Beltrán Leyva.

    También se menciona que esta cártel está relacionado con el asesinato y la incineración del diputado federal priísta Gabriel Gómez Michel, en septiembre de 2014.

    Ayer, tras surgir versiones de que autoridades federales habían detenido a Abigail González Valencia, segundo al mando en el CJNG, se realizaron bloqueos de carreteras, quema de negocios, enfrentamientos y hasta el derribo de un helicóptero militar que dejó saldo de tres muertos, tres desaparecidos y 12 lesionados.
    El dia de hoy nuevos enfrentamientos se dieron y quema  vehículos en Puerto Vallarta y el León Gto.

    Se dijo que varias camionetas con hombres armados bajaron e incendiaron tres unidades automotores del negocio de alimentos denominado “San José”, ubicado en Libramiento 123, de la colonia Versalles, al igual prendieron fuego al interior del establecimiento en Puerto Vallarta.

    Ante esto la Fiscalía de Jalisco publicó en su cuenta oficial de twitter que solo fue una persona la que ocasionó loa daños.

    "Ataques al Estado"

    Acciones como el ataque al helicóptero, que apenas se han visto en México, "muestra las particularidades de ese cártel que tiene como fin atacar directamente a las fuerzas del Estado para que lo vayan a buscar y contraatacar", dijo a la AFP Raúl Benítez Manaut, experto en seguridad de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

    Esta organización, dirigida por Nemesio Oseguera "El Mencho", ha emprendido una ofensiva contra las autoridades desde que el 23 de marzo fuerzas de seguridad abatieron a Heriberto Acevedo "El Gringo", un cabecilla del cártel.

    En respuesta, el grupo asesinó a 15 policías estatales en una emboscada el 6 de abril, el peor ataque que se recuerda contra fuerzas de seguridad inmersas en el combate al narcotráfico mexicano, que ha dejado decenas de miles de muertos en los últimos años.

    Benítez Manaut, que desconfía de que esta ofensiva de Jalisco Nueva Generación responda al lanzamiento de la "Operación Jalisco", señala que en los bloqueos participaron "sus bases de apoyo, su soporte social" conformado por personas cercanas al cártel que funcionan como aliados en ciertos momentos.

    Este cártel es uno de los más jóvenes de México. Fue fundado hacia 2010 tras la muerte en un operativo militar del capo Ignacio Coronel Villarreal, alias "Nacho Coronel", quien controlaba la región para el poderoso cártel de Sinaloa, y se fortaleció mientras el gobierno combatía a rivales como Los Caballeros Templarios o Los Zetas.
    Apóyanos con un me gusta a nuestra página de Facebook/NarcoviolenciaOficial
    Compartir:

    0 comentarios:

    Publicar un comentario