sábado, 6 de junio de 2015

En Matamoros degollan a una maestra en el interior de su departamento

  • sábado, 6 de junio de 2015
  • Comentarios
    En la Col. Buena Vista de Matamoros fue asesinada una mujer identificada como Alicia Olande Salazar quien se desempeñaba como maestra de primaria y secundaria, la victima fue encontrada degollada al interior de su departamento.
    Matamoros.-Tamaulipas,-NARCOVIOLENCIA- Cuando estaba en su recámara fue atacada y muerta en la Colonia Buenavista

    Un asesinato más se suma a la lista de los cometidos en las últimas semanas, en contra de ciudadanos matamorenses, siendo éste también uno de los más sangrientos, pues la víctima fue degollada con un afilado cuchillo cuando estaba en su propia cama.
    Los hechos ocurrieron poco antes de la medianoche, en la muy conocida Colonia Buenavista, siendo en una vivienda ubicada en las calles Catorce y Jaime Nunó esquina, donde se llevó a cabo el sangriento homicidio.
    Todo indica que el móvil pudo haber sido el robo, ya que a decir de familiares de la ahora occisa, ésta siempre llevaba consigo lo suficiente para bien vivir. Fueron sus padres quienes la andaban buscando al no contestar el teléfono, pues no sabían nada de ella desde temprana hora y había dejado a sus hijos a cargo de su hermana, correspondiéndoles también a ellos el macabro hallazgo y notificar el crimen.
    La ahora fallecida respondía en vida al nombre de Alicia Olande Salazar, contaba al momento de morir con 30 años de edad y trabajaba como maestra, en una secundaria y primaria.

    Se supo que el día de la tragedia, la docente no laboró, ya que pidió permiso para ir a consulta al ISSSTE.

    También que junto con ella vivían dos menores, ya que estaba separada desde hace un año de su pareja, de nombre Benjamín Vela.
    Luego de que se dio a conocer el asesinato, se movilizaron las autoridades de la Dirección de Protección Civil Municipal y éstas pusieron en conocimiento a los encargados de la agencia ministerial en turno, correspondiéndole al titular acudir al lugar del crimen, para dar fe de los hechos. La fémina estaba desnuda, tenía una almohada en el rostro y una enorme herida en el cuello, además eran obvias las huellas de violencia y había manchas de sangre en la pared, notando que el cuerpo no estaba rígido.

    Enseguida el agente ministerial ordenó al Departamento de Servicios Periciales de la Procuraduría que se llevara a cabo la toma fotográfica y el levantamiento de datos, para que posteriormente sean usados en las indagatorias al caso.

    También acudieron los encargados de la funeraria en turno para realizar el traslado de los restos mortales al Servicio Médico Forense, donde será llevada a cabo la autopsia de ley para determinar la causa por la que la ahora difunta perdió la vida, aunque esto será mero trámite ya que murió desangrada cuando le cercenaron el cuello.
    Apóyanos con un me gusta a nuestra página de Facebook/NarcoviolenciaOficial
    Compartir:

    0 comentarios:

    Publicar un comentario