martes, 8 de diciembre de 2015

La historia de Samuel Flores el “Metro 3” del CDG y el inicio de la guerra con los Zetas

  • martes, 8 de diciembre de 2015
  • Comentarios
    Por Narcoviolencia
    Reynosa, Tamaulipas,-NARCOVIOLENCIA- Samuel Flores Borrego  conocido como el comandante “Metro 3” quien fue una de las más importantes figuras dentro del Cártel del Golfo (CDG) en la historia reciente dentro del Cártel principalmente en la zona norte de Tamaulipas y originario de Matamoros.

    El comandante Metro 3 fungió muchos años como el jefe de plaza del CDG en la ciudad de Reynosa y se mantenía con fuerte influencia en toda la zona del corredor Reynosa, Rio Bravo, Valle Hermoso y Matamoros.
    En sus inicios Samuel Flores se desempeñó como elemento de la extinta policía judicial de Tamaulipas, tras su experiencia y relaciones en el mundo criminal se integró como guardaespaldas personal de Osiel Cárdenas Guillen en ese entonces máximo líder del CDG con quien estuvo bajo sus órdenes hasta después de que capturaran a Cárdenas Guillen de quien aprendió todo el negocio del tráfico de drogas y el manejo de los contactos en Sudamérica para el envió de cocaína y marihuana vía la frontera de Tamaulipas hacia Estados Unidos en los años en que no había una guerra declarada por parte del gobierno.narcoviolencia com mx

    Tras la captura de Osiel en el 2003 Samuel Flores se alió con Jorge Eduardo Costilla Sánchez alias “El Coss” a quien se le cedió el control del cártel junto a otras figuras importantes en la organización criminal como el hermano de Osiel “Tony Tormenta” y al propio Heriberto Lazcano que se haría del control de Nuevo Laredo tras la captura de Cárdenas Guillen.

    Entonces el Metro 3 se convierte en mano derecha de “El Coss” que tenía control de las ciudades en la zona norte de Tamaulipas junto a “Tony Tormenta”, al Metro 3 se le asigna la tarea de operar en la ciudad fronteriza de Reynosa para llevar los negocios del cártel y proteger la plaza ante cualquier intrusión principalmente en esas épocas en los años 2004 hasta el 2010 de sus enemigos del Cártel de Sinaloa junto a otros importantes del Cártel como “El Karis” muerto en el 2009.

    Desde la captura de Jaime González Durán alias “El Hummer” en noviembre del 2008 las relaciones entre el Cártel del Golfo y Los Zetas en ese entonces su brazo armado y grupo de elite sus relaciones se fueron distanciando pero sin llegar a conflictos internos aun mantenían cierto respeto ambas organizaciones pero poco a poco Los Zetas iban creciendo en su poder de fuego y ya eran casi independientes en las ciudades de Victoria y Nuevo Laredo pero mantenían la distancia.

    El inicio de la Guerra
    Pero fue un 18 de enero del 2010 cuando un comando armado del Cártel del Golfo levantaron a Victor Peña Mendoza conocido como "El Concorde 3” quien en ese momento se desempeñaba como lugarteniente del número 2 de Los Zetas Miguel Angel Treviño Morales el “Z-40”

    Los integrantes del CDG lo habían secuestrado para cuestionarle de que parte del bando jalaba y durante los interrogatorios fue brutalmente golpeado por negarse a dejar las ordenes de los líderes de los Zetas y negarse a pasarse al bando del CDG tras su negativa finalmente fue ejecutado, en el bajo mundo criminal trascendió que fue asesinado por órdenes de Samuel Flores Borrego El Metro 3 acciones que cambiarían la historia y rumbo del cártel.

    Tras enterarse de lo sucedido el Z-40 Miguel Treviño Morales apoyado por Heriberto Lazcano Lazcano líder de Los Zetas dieron un ultimátum a Samuel Flores Borrego y a su jefe Costilla Sanchez El Coss vía por un narcomensaje que decía textualmente:
    "Entreguen a los asesinos de mi amigo, hijos de puta. Tienen hasta el 25 de enero para hacerlo. Si no cooperan, habrá guerra."

    Tanto El Coss como el Metro 3 hicieron caso omiso a las advertencias de Los Zetas sintiéndose seguros de su poderío pero El Z-40 no tardó en reaccionar y cumplir el 30 de enero solo 5 días después de su advertencia varios integrantes de Los Zetas ingresaron a Reynosa y secuestraron a 16 integrantes del Cártel del Golfo en su propio territorio una acción inusual y que cayó de sorpresa a los miembros del Golfo, tras ser secuestrados por los sicarios de los Zetas les dieron muerte dando inicio a una de las guerras más violentas en el mundo del narcotráfico entre los Zetas y el Cártel del Golfo en Tamaulipas que pronto se extendió hasta estados como Veracruz.narcoviolencia com mx

    El gobierno federal atribuyo la ruptura del CDG y Los Zetas a Samuel Flores Borrego en el 2010 tras la muerte de un líder zeta a manos de los Metros, los Zetas para arreglar las cosas pedían se les entregara a los responsables del secuestro y ejecución del líder Zeta apodado el “Concord 3” que incluía también la entrega del Metro 3 a quien señalaban como el responsable, tras negarse se inició una batalla feroz que pronto pondría fin al propio Flores Borrego.

    El inicio del Fin
    Tras casi más de un año de guerra entre el CDG y los Zetas que habían convertido su campo de batalla varias ciudades de Tamaulipas el 2 de Septiembre del 2011 pondrían fin a un importante personaje dentro del cártel, Samuel Flores Borrego el Metro 3 es hallado muerto en la caja de una camioneta Ford Lobo a las afueras de la ciudad de Reynosa donde desde sus inicios se mantuvo con su operativa ahí, junto al cuerpo del Metro 3 también fue hallado ejecutado a Eloy Lerma García, un ex-policía de Gustavo Díaz Ordaz, quien se desempeñaba como su guardaespaldas , la versión inicial fue que sus propios aliados del CDG lo pusieron para cobrar venganza por la muerte más de un año atrás de Victor Peña Mendoza el Concorde 3 lugarteniente de Treviño Morales el Z-40.

    Se señaló como responsable de la muerte del Metro 3 a Juan Mejía González alias "El R-1" de quien se dice aún sigue operando y que un tiempo se mantuvo fuera de la escena criminal tras ser señalado como el autor de la muerte de Samuel Flores ya que El R-1 tras cometer el asesinato fue uno de los más buscados por miembros del CDG que buscaban vengar la muerte de uno de sus líderes por lo que el R-1 se mantuvo refugiado en diversas zonas.

    Cuando encontraron los cadáveres, la policía indicó que ambos hombres fueron encontrados con los pantalones hasta las rodillas, severamente golpeados, y con un tiro de gracia en la nuca. También se encontró un mensaje dirigido al grupo del Cártel del Golfo que comandaba Flores Borrego Los Metros que se mantienen operativos en Reynosa. Las autoridades nunca pudieron confirmar quiénes fueron los que llevaron a cabo este suceso, pero la forma en la que fueron ejecutados indica que el suceso se trataba de un ajuste de cuentas dentro la misma organización. Fuentes extraoficiales mencionan que Flores Borrego fue ejecutado por órdenes de Juan Mejía González "El R-1" un hombre al cual no se ha podido confirmar su captura o abatimiento y hay informes que dicen sigue operando en la zona sur de Tamaulipas.

    Los Sucesores
    Tras la muerte del Metro 3 la sucesión del liderazgo en Reynosa cayó a manos de Mario Ramírez Treviño alias "El Pelón" o "X-20" quien en ese momento era la mano derecha del Flores Borrego.
    La muerte de Flores Borrego causó revuelo dentro del Cártel del Golfo e intensificó una lucha interna que llevó a la muerte y arrestos de varios capos entre el 2011 y 2012.

    Cuando los líderes Mario Cárdenas Guillén y Jorge Eduardo Costilla Sánchez fueron arrestados en septiembre 2012, el sucesor del Metro 3 Ramírez Treviño decidió tomar el liderazgo del cártel bajo su mando absoluto para hacerlo, mandó asesinar al lugarteniente apodado El Metro 4, quién fue encontrado muerto en Reynosa el 15 de enero de 2013. Su muerte, sin embargo, intensificó el control de la ciudad con otros bandos no leales a Ramírez Treviño que tras la captura del X-20 siguen las luchas de poder dentro del CDG en la zona norte de Tamaulipas y algunas facciones siguen operando y señalando en Reynosa que tienen la escuela del “Señor Metro 3” como lo son los sucesores de la "marca criminal" de los Metros pero ahora bajo el mando de Juan Carrizales alias el 98 y el Comandante “Toro” y otros líderes de menor jerarquía pero con fuerte control en sus zona de influencia pero muy lejos de lo que fue el CDG en su época dorada antes de su ruptura con los Zetas que ocasiono un declive en ambas organizaciones criminales al grado de ya solo operar con mandos regionales y pequeñas células que operan independientemente pero que siguen llamándose a sí mismos CDG o Zetas pero sin un líder que controle todas esas agrupaciones o facciones en las diferentes ciudades de Tamaulipas.

    Al Metro 3 se le han compuesto varios corridos y hasta monumentos en la ciudad de Reynosa, en los corridos uno de los más sonados es uno interpretado por los Tucanes de Tijuana y otros también entonados al estilo del "narcorap" por otros interpretes de la frontera tamaulipeca.(NARCOVIOLENCIA)
    Apóyanos con un me gusta a nuestra página de Facebook/NarcoviolenciaOficial
    Compartir:

    0 comentarios:

    Publicar un comentario