viernes, 12 de junio de 2015

Les dimos tiempo, pero México fracaso en contener la violencia en Tamaulipas, dice EU sobre el envió de Blackhawks en la frontera

  • viernes, 12 de junio de 2015
  • Comentarios
    Máquinas de guerra. En la foto, un Blackhawk en Irak. 
    Por SinEmbargo/Breitbart
    Ciudad de México.–NARCOVIOLENCIA- El anuncio de que dos Blackhawks fueron enviados a la frontera de Texas con México pocos días después de que presuntos narcotraficantes dispararan contra un helicóptero del gobierno estadunidense y lo obligaran a descender de emergencia, así como la firma de un nuevo proyecto de ley de fortalecimiento de la seguridad en Texas, han desatado una polémica entre ambas naciones.

    Ayer, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) emitió un comunicado expresando su desaprobación de la medida de Texas. Rechazó que Estados Unidos vea a la frontera como “un espacio de amenaza a la seguridad y no de buena vecindad”. Agregó que está trabajando en colaboración con las autoridades estadounidenses en torno a las investigaciones del incidente ocurrido el pasado 5 de junio en la región fronteriza.
    “México se mantiene vigilante para que los recursos disponibles en ambos países se enfoquen hacia la consolidación de una frontera segura, eficiente y competitiva para facilitar los flujos legítimos de bienes y personas, así como para promover la prosperidad y el desarrollo en ambos lados de nuestra frontera común”, añadió.

    Pero la respuesta desde Texas fue dura.

    “Por deferencia a la soberanía de México, hemos dado tiempo al gobierno mexicano a controlar eficazmente la violencia en [la ciudad de] Matamoros y [en el estado de] Tamaulipas. Esos esfuerzos han fracasado en gran medida”, dijo el congresista demócrata Filemón Vela.
    Los demócratas son usualmente suaves en sus palabras con México. Pero esta vez no fue así. Filemón Vela no es un congresista más: es texano, y además miembro del Comité de Seguridad Nacional.

    Su crítica se produjo horas después de que Relaciones Exteriores de México emitiera su queja, y apenas cuando la oficina de Aduanas y Protección Fronteriza confirmó a Breitbart de Texas que estaban enviando dos helicópteros Blackhawk blindados a la ciudad fronteriza de Laredo.

    Medios texanos informaron la semana pasada que un grupo de narcotraficantes mexicanos dispararon a un helicóptero de la Oficina de Aire y Marina de Aduanas y Protección Fronteriza, lo que obligó a un aterrizaje de emergencia.

    “Cuando las balas mexicanas atraviesan el Río [Bravo] y van contra autoridades Estados Unidos, cambia el juego”, agregó Vela. “No podemos quedarnos quietos ante tal acción, Yo apoyo plenamente a la oficina de Aduanas y Protección Fronteriza en su decisión de enviar helicópteros Blackhawk para proteger a nuestros hombres y mujeres en el campo. Espero que sea suficiente”, agregó.
    Un helicóptero de EU, forzado a aterrizar al ser disparado desde México. Foto: Archivo EFE

    Esta semana se dio a conocer que dos miembros de la Comisión de Reforma y Vigilancia de la Cámara de Representantes de Estados Unidos llegaron desde el domingo a Laredo, Texas, para una sesión informativa acerca de un helicóptero perteneciente a la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza que hizo un aterrizaje de emergencia, después haber recibido disparos desde territorio mexicano de la frontera.

    El diario Breitbart confirmó que al menos 5 disparos alcanzaron la aeronave. El Buró Federal de Investigaciones (FBI) ha tomado la investigación.

    Tanto el Presidente del Comité de Supervisión de la Cámara, Jason Chaffetz, un republicano de Utah, así como el miembro del Comité de Seguridad Nacional, Filemón Vela, demócrata por Texas, se reunieron con funcionarios de la Jefatura del Sector de la Branch Office Naval Air Station (NAS) para obtener información adicional sobre el incidente, de acuerdo con un comunicado de la oficina de Farenthold obtenida por Breitbart Texas.

    “Nada es más importante que asegurarnos que nuestro personal de la Patrulla Fronteriza estén seguros y tengan todos los recursos que necesitan para hacer el trabajo que depende de ellos para el día a día”, dijo Chaffetz.
    “Estoy en Laredo hoy [el domingo pasado domingo] porque quería una evaluación de primera mano de la situación actual en la frontera y poder escuchar de forma directa de la gente que está en las las líneas del frente de nuestra seguridad nacional, y lo que Washington puede hacer para ponerlos en la mejor posición para hacer su trabajo y mantenerse a salvo”, dijo el legislador.

    El helicóptero de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza tuvo que realizar el sábado pasado un aterrizaje de emergencia en Laredo, tras ser disparado desde la parte mexicana de la frontera, informó la Policía. La aeronave estaba operando en el sector de Laredo Texas, lugar que colinda con Nuevo Laredo, México, sede del cártel de Los Zetas.

    El portavoz de la Policía de Laredo, Joe Baeza indicó primero que un helicóptero fue disparado desde el lado mexicano de la frontera, de acuerdo con las investigaciones preliminares, aunque no precisó si los disparos llegaron a alcanzar el aparato.

    Fuentes de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza, por su parte, indicaron que el helicóptero aterrizó en Laredo sin que hubiese ningún herido, pero tampoco pudieron confirmar si el aparato había sido alcanzado por el impacto o no.

    El helicóptero se encontraba sobrevolando una zona de tráfico habitual de drogas y de personas, en la que, según la Policía, es habitual escuchar disparos, pero es menos habitual que éstos se dirijan a agentes o vehículos de las fuerzas de seguridad.

    Un agente federal que habló con el diario digital Breitbart Texas bajo la condición de anonimato, dijo que “Agentes de la Patrulla Fronteriza estaban tratando de interceptar una carga de drogas. Un helicóptero de las fuerzas del orden estaba ayudando a agentes de la Patrulla Fronteriza. El helicóptero recibió disparos desde el lado mexicano de la frontera. El helicóptero tuvo que hacer un aterrizaje de emergencia debido a los disparos”.

    El tiroteo ocurrió en una zona conocida como La Bota Ranch, una subdivisión de Laredo, Texas. Una fuente anónima dijo a Breitbart de Texas que “fue una operación bien coordinada con las personas que participan en ambos lados de la frontera entre Estados Unidos y México. El tiroteo vino del lado mexicano y todas las personas huyeron y se escaparon. Los individuos en el lado de Estados Unidos también se escaparon en el estado de Texas”.

    Otra fuente cercana al asunto dijo a Breitbart Texas que “al menos cinco disparos fueron hechos desde México y tres alcanzaron el helicóptero de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza. La fuente afirmó que dos disparos dieron en la cabina y uno dio en el motor. Otra fuente cercana al asunto dijo que dos disparos dieron en el motor y un hit de la cabina. Ambas fuentes citadas afirmaron que un agente en la cabina no estaba usando un chaleco y lo había escondido en el suelo y que el chaleco que estaba en el piso le salvó la vida. Agentes explicaron que sus chalecos a menudo se colocan abajo de ellos en los helicópteros para cualquier percance que se presente.

    El diario digital solicitó una respuesta de lo ocurrido a la Oficina Federal de Investigaciones de los Estados Unidos (FBI, por sus siglas en inglés), quien respondió en un breve escrito que inició una investigación de lo sucedido.

    “El 5 de junio de 2015, aproximadamente a las 5:00 pm durante un vuelo operacional cerca del Río Grande en Laredo, Texas, una de Aduanas y Patrulla Fronteriza (USCBP) helicóptero fue impactado varias veces por fuego desde tierra. Las rondas penetraron y dañaron la aeronave, lo que obligó al piloto a realizar un aterrizaje de emergencia. El piloto no resultó herido y no hay personas en la planta fueron afectados. USCBP, el FBI, los Rangers de Texas, Investigaciones de Seguridad Nacional y el Departamento de Policía de Laredo respondieron a la escena. El FBI ha iniciado una investigación y continuará la tramitación de la escena del crimen con los Rangers de Texas. Dado que este es un asunto en curso, no hay más detalles serán proporcionados en este momento”, dijo el Buró en su comunicado.
    CONGRESISTAS PIDEN CERRAR CONSULADOS
    Los legisladores estadounidenses cuestionan a Kerry si los consulados en las ciudades más peligrosas del país deberían aún permanecer abiertos. Foto: Cuartoscuro

    Los legisladores estadounidenses que fueron a Laredo, son los mismos que en días pasados exigieron al Secretario de Estado John Kerry, que les informara sobre la “alarmante” violencia que rodea a los consulados de Estados Unidos en México, de acuerdo con una información difundida por Fox News.

    El medio estadounidense indicó que una nueva ola de violencia “incendiada” por los cárteles del narcotráfico mexicanos tiene a los legisladores del Congreso de Estados Unidos en una “alarma bipartidista” sobre la seguridad del personal de aquel país prestando un servicio diplomático en México. Los legisladores cuestionaron, además, si los consulados en las ciudades más peligrosas del país deberían aún permanecer abiertos.

    Los legisladores enviaron un par de semanas antes, una carta dirigida al Secretario de Estado, John Kerry, pidiendo información “tan pronto como sea posible” sobre la situación de seguridad en tres ciudades específicas: Matamoros, Nuevo Laredo -ambas en Tamaulipas- y Guadalajara, Jalisco.

    Amabos legisladores le dijeron en la misiva a Kerry que visitaron recientemente los consulados de Estados Unidos en dichas ciudades y se “enteraron de la situación de seguridad en la zona, misma que se ha deteriorado de forma alarmante”.

    “Le instamos a que tome todas las medidas posibles para reducir el nivel de violencia, y proteger las vidas de los estadounidenses que trabajan allí”, escribieron los legisladores.

    Chaffetz y Vela pidieron deliberadamente una respuesta por escrito de Kerry sobre por qué los consulados de Estados Unidos en las tres ciudades antes referidas deben permanecer abiertos, “dado el nivel de violencia criminal que existe en dichas zonas”.

    “Quiero saber del Secretario Kerry, ¿por qué dichos consulados siguen abiertos?”, le dijo Chaffetz a Fox News en entrevista.

    “Si es tan peligroso, no podemos proteger adecuadamente a los ciudadanos estadounidenses que trabajan y acuden a los consulados. Y en caso de que no vayan a cerrar los consulados, ¿qué van a hacer para garantizar la seguridad de los estadounidenses?”, cuestionó el republicano de Utah.

    Los legisladores también citaron en su carta al Secretario de Estado, el aumento de los combates relacionados al cártel del Golfo en Matamoros, así como los enfrentamientos de estos y otros grupos criminales con las fuerzas de seguridad mexicanas.

    Por otra parte, citaron las cifras que el consulado de Estados Unidos informó en febrero pasado, de que hubo 227 incidentes de seguridad en la región fronteriza con Estados Unidos, tan sólo en ese mes. Uno de dichos incidentes fue una granada fue detonada a unos 5 kilómetros del Consulado en aquella ciudad de Tamaulipas.

    La carta también citó un ataque ocurrido el pasado 21 de mayo en dos edificios del gobierno mexicano, en la misma zona, que está cerca de la frontera con Texas, dice Fox News.

    Los legisladores escribieron también sobre las advertencia que el Departamento de Estado ha emitido previamente para dichas regiones, a los ciudadanos en general, y su personal en lo particular. La advertencia de viaje más reciente incluye Matamoros y a Nuevo Laredo, e insta a los estadounidenses a aplazar los viajes no esenciales, advirtiendo de homicidios, secuestros, robos de vehículos y otros delitos.

    Además, el Departamento de Estado ha venido enfatizando que el número de ciudadanos estadounidenses víctimas de esos delitos ha aumentado en las dos ciudades tamaulipecas.

    La carta dice en otro apartado, que dos ciudadanos estadounidenses provenientes de Texas, desapareciendo desde principios de febrero después de ir a visitar a su abuela en Matamoros.

    De acuerdo con el Departamento de Estado, al menos 100 ciudadanos estadounidenses fueron asesinados en México el año pasado, y al menos otros 130 fueron secuestrados.

    “El riesgo de la violencia puede surgir en México en cualquier momento”, dijo al medio, Fred Burton, ex agente de seguridad diplomática del Departamento de Estado.

    Burton dijo a Fox News que los estadounidenses que viajan a la región de Tamaulipas tienen que preocuparse de “barricadas itinerantes” y “puestos de control del cártel”, así como de los funcionarios corruptos.

    José Muro, que pasó 30 años como agente federal en México y en otras partes de América Latina con la Agencia de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF por sus siglas en inglés) y el Departamento de Estado, dijo que viajar a áreas como Matamoros y Nuevo Laredo “no es seguro”.

    Chaffetz y Vela también cuestionaron en su misiva a Kerry, de que el pago “por peligro” que reciben los empleados consulares de Estados Unidos en Matamoros y Nuevo Laredo al parecer fue eliminado, además de que los empleados consulares de Estados Unidos en Guadalajara no reciben pago alguno por el mismo concepto.
    Apóyanos con un me gusta a nuestra página de Facebook/NarcoviolenciaOficial
    Compartir:

    0 comentarios:

    Publicar un comentario