domingo, 5 de julio de 2015

"El Señor de los Cielos" a 18 años de su muerte fue el capo mas poderoso en la historia del narcotráfico en México

  • domingo, 5 de julio de 2015
  • Comentarios
    Después de 18 años del fallecimiento de Amado Carrillo Fuentes su muerte aún es un misterio, se dice que el amante de las cirugías plásticas, perdió la vida en el quirófano cuando intentaba cambiar su rostro y así evitar su detención.

    Se ganó el nombre de “El Señor de los Cielos” al encargarse de construir todo un imperio de tráfico de drogas por medio de aviones privados y comerciales.

    Para muchos fue un hombre violento y despiadado con los que lo traicionaban; conciliador y diplomático con sus seres amados; escurridizo y meticuloso en los negocios.

    Durante su reinado logro amasar una fortuna de unos 25 mil millones de dolares por la venta de droga que lo convierte en el segundo capo mas rico de la historia solo detrás de Pablo Escobar y el capo mas poderoso y millonario que haya dado México que de vivir sin duda hubiera sido mas importante y poderoso que el mismo Chapo Guzmán .
    La vida y la muerte del capo encierra constantes preguntas que sólo los cercanos a él podrían resolver, sin embargo, hay quienes decidieron no quedarse con la primera información y dedicar varios años de investigación al tema.

    En su libro “El Señor de los Cielos”, Andrés López López, escritor colombiano que perteneció al Cartel de Norte del Valle, Colombia, plasma la “verdadera historia del mito” y recrea la vida del narcotraficante sinaloense.

    De acuerdo con LaOpinion, López declaró: “Además de contar toda la historia de poder de este personaje, el miedo que podía causar y el mito en el que se convirtió, incluso después de su muerte, el libro cuenta la gran historia de amor que rodeó su vida”.

    Carrillo Fuentes era objeto de 26 investigaciones en Estados Unidos y México. Había dos órdenes de aprehensión en su contra en EU. La Procuraduría General de la República (PGR) giró orden de arresto en julio 1996, a petición del gobierno estadounidense.

    Un velo de misterio

    El blog, LaMafiaMexicana, señala que entre los meses de mayo y julio de 1997, año en el que murió el capo, “El Señor de los Cielos” viajó a Rusia, Chile y Cuba.

    El 4 de julio de 1997 a las 21:00 hrs, los familiares del señor Amado Carrillo anunciaron que se estaba preparando el cadáver del capo para su velorio en la finca del ejido El Guamuchilito, municipio de Navolato, Culiacán de Sinaloa.

    El cuerpo embalsamado de quien se presumía era Carrillo Fuentes, salió a las 9:30 horas en un vuelo con destino a Culiacán, luego de que el narco fuera atendido en el hospital Santa Mónica, en donde fue operado por los médicos Jaime Godoy Singh, Ricardo Reyes Rincón y Carlos Humberto Ávila.

    El sitio antes mencionado señala que fuentes de la Funeraria García López informaron que esta fue la encargada de trasladar el cadáver a Culiacán y que el certificado de defunción fue realizado con el nombre de Antonio Flores Montes.

    Sin pruebas que verifiquen la muerte

    Ese día, en Culiacán se escucharon diversos rumores sobre el funeral. Se decía que se trataba de una farsa para evadir a las autoridades. Por su parte, la PGR informó en un comunicado de prensa que desde el 4 de julio por la noche, recibió informes de que “El señor de los cielos” había fallecido.

    17 años después de su muerte se pidieron informes sobre los resultados de la autopsia que se le realizó al capo después de su muerte y según afirma el sitio AnimalPolítico, diversas dependencias como la PGR, la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delitos Federales, a la Subprocuraduría de Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), concluyeron que no se localizó ningún registro sobre la información requerida.

    De acuerdo con LaVanguardia, un vespertino de Santiago de Chile publicó, que Amado Carrillo Fuentes no había muerto y trabajaba en realidad para la DEA.

    Carrillo se sometió a una cirugía plástica y a liposucción para cambiar su apariencia, el 3 de julio de 1997. En algún momento de las nueve horas que duró la cirugía, Carrillo aparentemente falleció por depresión de los centros respiratorios por la presencia residual de agentes farmacológicos de tipo anestésico.(El Universal)
    Apóyanos con un me gusta a nuestra página de Facebook/NarcoviolenciaOficial
    Compartir:

    0 comentarios:

    Publicar un comentario