lunes, 20 de julio de 2015

En Michoacán acusan a militares de disparar contra los pobladores, 2 niños mueren tras ataque

  • lunes, 20 de julio de 2015
  • Comentarios
    Pobladores de Santa María Ostula, en el municipio de Aquila, acusaron a tropas de la 43 zona militar de atacarlos a tiros para intentar replegarlos después de que se llevaron detenido al líder de las autodefensas del lugar. La captura de Cemeí Verdía, un líder comunitario que organizó junto con otros habitantes al grupo de autodefensas de Aquila para plantar cara al crimen organizado, se convirtió en cuestión de horas en una crisis social después de que se supo que un menor de edad perdió la vida y cuatro personas más resultaron heridas por los disparos presuntamente efectuados por los militares, horas mas tarde el dia de hoy se informo del fallecimiento de una menor de 6 años.
    Aquila,-Michoacán.-NARCOVIOLENCIA.- Las imágenes inundaron las redes sociales durante la tarde del pasado domingo 19 de julio. En ellas aparecen tres menores de edad con huellas de sangre, dos de ellos ―una niña y un niño― están heridos y recostados mientras reciben atención médica, y uno más aparece inerte, sin vida, con una huella escalofriante de un disparo en la frente.

    “Resultado de ello fueron asesinados el menor Herilberto Reyes García de 12 años, la niña Neymi Natali Pineda Reyes de 6 años y Melesio Cristiano de 60 años”.
    Eran alrededor de las 10 horas cuando un pelotón del ejército se presentó en los parajes conocidos como El Duín y Xayakan, pertenecientes a la comunidad indígena de Santa María Ostula, en el municipio de Aquila, en la costa de Michoacán. En ese sitio, según un recuento difundido por Internet por quienes se presentan como equipo de apoyo y solidaridad con éste poblado, habitantes del sitio mantenían puestos de vigilancia de la policía comunitaria y de grupos de autodefensa de la Costa-Sierra.

    “Los miembros del ejército impactaron sus vehículos contra los puestos de vigilancia y realizaron disparos contra la población, en la que se encontraban niños de entre 4 y 12 años, acompañando a sus padres en una protesta pacífica. Los militares intentaron detener a varios miembros de la comunidad que se encontraban en el lugar, sin que hasta el momentos podamos confirmar el número y nombres de los detenidos”.

    “De manera paralela otro grupo del ejército mexicano detuvo a Cemeí Verdía Zepeda (primer comandante de la Policía Comunitaria de Santa Martía Ostula y coordinador general de las Autodefensas de los municipios de Aquila, Coahuayana y Chinicuila) en el poblado de La Placita”.

    “En ambas acciones, los miembros del ejército no presentaron órdenes de aprehensión y se desconoce los delitos de los que acusan a los detenidos. Cabe mencionar que hasta el momento no han sido presentados ante ninguna agencia del Ministerio Público y se ignora su paradero”

    “Posteriormente aproximadamente a las 11 horas, otro grupo del ejército intentó detener a miembros del Comisariado de Bienes Comunales de Santa María Ostula, nuevamente sin presentar orden de aprehensión y actuando con violencia. Ante las acciones emprendidas por las fuerzas federales la comunidad de Santa María Ostula se movilizó y en estos momentos (eran alrededor de las 14 horas del domingo 19 de julio) mantiene retenidos a miembros del ejército mexicano que participaron en las agresiones. Se debe advertir que se está viviendo una situación de tensión extrema en la región”.

    “Debemos puntualizar que el compañero Cemeí Verdía ha sufrido tres atentados, el último de ellos planeado por miembros del gobierno estatal, municipal, mineros y lugartenientes de los llamados Caballeros Templarios. Además, de las investigaciones derivadas, se logró establecer que una de las opciones para desmovilizar a la comunidad indígena de Santa María Ostula y desarticular su policía comunitaria, así como a los grupos de autodefensa de la Costa-Sierra de Michoacán, era la fabricación de delitos y la detención de Cemeí Verdía”.

    Los activistas llaman a los medios de comunicación “honestos” a estar pendientes y en alerta ante la situación delicada que se vive en la comunidad de Ostula y en la región de la Costa-Sierra de Michoacán, debido a los acontecimientos que enlutaron a la familia del menor.

    Leña al fuego

    Ostula dentro del municipio de Aquila, es una de las comunidades que mayor apoyo ha dado a las policías comunitarias y grupos de autodefensa. Hasta hace unos años esta región era víctima de las disputas entre el grupo autodenominado Caballeros Templarios y los resabios de los Zetas, que llegaron a tener el control de la vecina Playa Azul, y de un grupo afín a la Familia.

    Aquila, Chinicuila y Coahuayana fueron de los municipios que mayor apoyo demostraron al líder de los autodefensas de Tepalcatepec, el doctor Manuel Mireles, preso desde el año pasado en el penal federal de Hermosillo, Sonora. Estos tres municipios se alzaron en armas con su guardia comunitaria en contra de las extorsiones, asesinatos y violaciones que comandaba un grupo de testaferros afines a Servando Gómez Martínez, alias “la Tuta”.

    En la página de Valor por Michoacán, uno de los simpatizantes del movimiento anotó: “Así es la triste realidad en México, las instituciones no pueden brindar seguridad, el pueblo se arma para defensa propia y ahí si actúa contra él, el pueblo sacó a los templarios en días, el ejército no pudo ni “verlos” en años. El ex jefe de la plaza de Aquila sigue operando, alias el Lico sigue libre. Pero como él es un criminal no le hacen nada… por el contrario a nuestro líder Cemeí que sufrió tres ataques planeados por el crimen organizado que aún queda en complicidad con el gobierno lo encarcelan, sinceramente parece que el gobierno quiere una guerra civil en Michoacán, está hartando a la población de las autoridades, criminales libres y pocos líderes honestos que había en las autodefensas los encierran por no pactar con el narco y el gobierno, como el delincuentes cuñado del “Chango” Méndez y ex miembros de la “Familia Michoacana”, “Papá Pitufo” lo hizo”.

    Más tarde de manera oficial el gobierno del estado informó que había muerto un menor de 12 años de edad en un enfrentamiento en la comunidad de Ixtapilla, en el municipio de Aquila. El Grupo de Coordinación Michoacán, donde participan instancias federales, estatales y municipales, señaló en que se realizaran las investigaciones sobre el caso con el objetivo de identificar “al grupo armado que agredió a la población y a las autoridades en la comunidad de Ixtapilla, y en su caso, deslindar las responsabilidades correspondientes”.

    Tras estar varias horas en estado critico se informo del fallecimiento de otra menor de 6 años de nombre Neymi Natali Pineda Reyes.

    Contrario a la versión de los pobladores, el gobierno michoacano no alude a la presencia militar ni a las versiones que circularon en sitios locales de noticias en Internet y redes sociales, donde se aprecia cómo un contingente de habitantes de la zona cerró el paso a un convoy del ejército sobre la carretera. El comunicado del Grupo de Coordinación Michoacán señala que en el ataque resultaron heridas cuatro personas cuyas edades eran de 63, 32, 17 y seis años de edad, más el niño de 12 años que murió. Los lesionados fueron llevados al hospital municipal de Coahuayana y otros al centro médico de Tecomán, Colima.

    “El Grupo de Coordinación Michoacán lamenta el ataque contra la población civil, y ofrece todo el apoyo a los familiares de las personas afectadas”, se lee en el comunicado. Más adelante enfatiza que “promoverá que se realicen las investigaciones para deslindar responsabilidades, y que este artero hecho no quede impune”.

    Entre el nerviosismo oficial ante el problema que podría provocar una mayor crispación social por la muerte del niño, presuntamente a manos del ejército, el alcalde electo de Aquila, el perredista José Luis Arteaga Olivares, denunció que luego de la detención de Cemeí Verdía, a quien se acusó de portación de arma prohibida, fuerzas federales supuestamente dispararon contra un grupo de pobladores que intentaban bloquear un tramo de la carretera que une los poblados de El Duín con Xayakalan, cercanos a Ixtapilla, en la comunidad de Santa María Ostula. Para el perredista el origen del problema fue la detención del líder de las autodefensas, quien es muy querido por la población después de que junto a otros habitantes plantaron cara al crimen organizado que asolaba la región.

    Juan Veledíaz

    @velediaz424

    Estado Mayor MX
    Apóyanos con un me gusta a nuestra página de Facebook/NarcoviolenciaOficial
    Compartir:

    0 comentarios:

    Publicar un comentario