lunes, 21 de septiembre de 2015

"La China" jefa de sicarios: mi negocio “es matar y vender droga”

  • lunes, 21 de septiembre de 2015
  • Comentarios
    El 19 de septiembre del 2015 la famosa "China" fue capturada y termina la historia de una de las mujeres que cobro notoriedad en el mundo del narcotráfico a ultimas fechas debido a un corrido titulado "En la sierra y la ciudad La China" interpretado por Javier Rosas y al ser una de las pocas mujeres en competir con los hombres y llegar a ser jefa de sicarios ademas de operar una célula de narcomenudistas que se disputaban el negocio de la venta de droga en La Paz, La China inicio operando para el brazo armado del Cártel de Sinaloa en Baja California Sur denominado "Los Damaso" pero a principios de junio del 2015 se dijo que ella ya operaba de manera independiente y que buscaba el control de la venta de droga en La Paz peleandole la plaza a sus antiguos jefes debido a problemas e indiferencias con otros mandos, la China era un objetivo importante de las Fuerzas Federales que con su captura buscaban bajar los indices delictivos en La Paz ya que es señalada como una de las responsables de la ola de violencia en ese momento, desde la captura de su novio la China se vio mas acorralada por las autoridades y le tendieron un cerco y fueron varias las veces que estuvo a punto de ser capturada pero finalmente fue aprehendida el 19 de septiembre cuando ella pretendía huir del estado desde el aeródromo de Cabo San Lucas.
    Estos fueron los crímenes de "La China" de acuerdo a la investigación policial en declaraciones hechas por su propio novio y otros miembros de su organización criminal.
    *************
    Después de la captura y las delaciones del novio de Melissa Margarita Calderón Ojeda, Pedro Héctor Gómez Camarena “El Chino” en el Centro de Arraigo de la SEIDO, las fuerzas de seguridad llegaron a fosas clandestinas ordenadas por la asesina a sueldo, donde estaban enterrados 2 hombres y tres mujeres
    La Paz, Baja California Sur,-NARCOVIOLENCIA-Las primeras indagatorias de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Baja California Sur –tras el hallazgo de cinco cuerpos en las fosas clandestinas descubiertas en la comunidad de El Comitán al norte de La Paz— apuntan hacia Melissa Margarita Calderón Ojeda “La China”, jefa de sicarios del capo Dámaso López Serrano “El Mini Lic”.
    Las narcofosas fueron puestas al descubierto por el novio de la asesina y brazo armado de las Fuerzas Especiales de “Los Dámaso”, Pedro Héctor Gómez Camarena “El Chino”, quien tras rendir sus primeras declaraciones en el Centro de Arraigo de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) en la Ciudad de México, terminó por revelar que “habían enterrado a dos hombres y tres mujeres en unas fosas clandestinas que habían cavado en el cauce del único arroyo de la comunidad de El Comitán al norte de La Paz”.

    LEE Dan a conocer las primeras imágenes de "La China" tras ser capturada

    LEE FOTOS: de "La China" operadora y jefa de sicarios de las Fuerzas Especiales Damaso

    Según su declaración, el sicario “no recordó el punto exacto de la ubicación de las fosas”, pero expuso que el responsable de cavar las tumbas y enterrar a las víctimas había sido Pedro Cisneros Silva “El Peter” o “El Chapo”, de quien dijo andaba a bordo de una camioneta tipo vagoneta, color verde claro con franjas de color beige, vidrios medio polarizados, modelo 1999, línea Windstar, marca Ford y placas de circulación 359-PMM-9.

    La pareja sentimental de “La China” describió físicamente a quien dijo “enterró los cuerpos hace entre 4 y 6 semanas aproximadamente”: “Es de 50 años, complexión delgada, tez clara, cabello corto y de 1.50 metros de altura aproximada”.

    Durante el interrogatorio, develó que en el bajo mundo también solía presentarse como “Edgar Leonel Meraz Félix” y/o “Edgar Leonel Palacios”, quien ofreció incluso dos direcciones de casas de seguridad de su cómplice, a quien identificó como el “enterrador”.

    El primero de los domicilios corresponde a la calle de San Ramón y Santa Isabel en la colonia Santa Fe, y el segundo en Bahía de La Paz en la colonia Fovissste de La Paz.

    Sin necesidad de presionarlo, el criminal ofreció información clave sobre las redes de vínculos criminales de “La China” con la policía municipal y policía estatal y dio santo y seña de los agentes involucrados en la organización delictiva.

    De entrada, el novio y lugarteniente de “La China”, dijo que su pareja sentimental “no había estado de acuerdo con el regreso de Abel Nahúm Quintero Manjarrez o Cruz Alonso Lozoya Uriarte El Grande, por lo que traía mucho coraje, y tras su captura en la balacera de la colonia Villas del Encanto en La Paz, decidió independizarse y crear su propio grupo delictivo, en virtud de que pusieron como jefe de la organización a Adrián Medina Velázquez El 5 o El Moreno, porque supuestamente era buscada”, quien dicho sea de paso, fue capturado al día siguiente –tras la detención del novio de “La China”— en la colonia El Coromuel de La Paz.

    Las principales células de la organización delictiva –de acuerdo a la declaración del criminal en la SEIDO— eran: Melissa Margarita Calderón Ojeda “La China”, como líder; Pedro Héctor Gómez Camarena “El Chino”, como lugarteniente; Sergio Núñez Beltrán “El Scar”, como brazo armado; Rogelio Franco Carrasco “El Tyson”, como responsable de logística; Pedro Cisneros Silva “El Peter” o “El Chapo”, como responsable de la distribución de droga y enterrador de las víctimas de la banda criminal.

    Los crímenes

    La pareja sentimental de “La China”, dijo que previamente a la captura de “El Grande”, “Melissa estaba dolida y encabronada porque había regresado Abel Nahúm Quintero Manjarrez, quien vino a desplazarla de su lugar, como jefa de sicarios de Los Dámaso, además de que supo había participado en el crimen de su ex novio Erick Dávalos Von Borstel, el cual estaba jalando con nosotros, de tal manera que desde entonces ya había pensado en formar su propio grupo de Los Dámaso, porque había arreglado controlar el territorio del narcomenudeo desde la avenida Colosio hasta la 5 de febrero, incluso ya traía repartidores de droga en motos de color roja marca Itálica”.

    El novio explicó que el negocio de la jefa criminal “era matar y vender droga”, por eso “comenzó armarse y hacerse de vehículos propios y cambiar en los que andaba porque se sabía perseguida por las autoridades, y no quería ser detenida, lo que le había costado incluso mucho dinero por los pitazos que había estado recibiendo de operativos para pelarse de las casas de seguridad donde estaban haciendo cateos”.

    Así es como, de acuerdo al criminal, “La China habló con El Tyson, y le pidió que le consiguiera una camioneta pero que no fuera en La Paz, y el habló con una pareja de conocidos que tenía en San Quintín, Baja California, y les dijo que les consiguiera una camioneta, y acá se la pagarían, por lo que cuando llega la pareja, se ponen en contacto y la muestran, y con engaños les decimos que vamos a pagársela, y entonces los invitamos a una casa de seguridad, y los pasamos, pero como no queríamos liquidar la camioneta, entonces los matamos”.

    El novio dijo que después de asesinarlos en la casa de seguridad, entre él y “La China” subieron y trasladaron los cuerpos a bordo de una camioneta color gris, línea Rouge, marca Nissan, con placas de circulación de Estados Unidos, y “pasamos por El Peter a la casa de la colonia Bellavista, le decimos que suba unas palas, picos y una lanza de acero, porque tenía que enterrar a unas personas, quien nos preguntó que si quiénes eran y le explicamos que era la pareja que habían llegado de San Quintín a vendernos la camioneta en la que íbamos, y que los habíamos matado porque no queríamos pagar la camioneta que nos estaban vendiendo”.

    El sicario dijo que entonces enterraron los cadáveres en el único arroyo de la comunidad El Comitán, al norte de La Paz, porque sabían que era una zona tranquila y con poca vigilancia policiaca.
    Después de sepultar a los muertos, y tras enterarse el jefe de logística de “La China”, Rogelio Franco Carrasco “El Tyson” del final que habían tenidos sus conocidos de San Quintín, “comenzamos a discutir con El Tyson, porque no estuvo de acuerdo en lo que habíamos hecho, de tal suerte que como amenazó con denunciarnos, tuvimos que matarlo y regresar a enterrarlo en las fosas que habíamos hecho”.

    Durante el interrogatorio, Pedro Héctor Gómez Camarena “El Chino”, no mostró arrepentimiento alguno por los asesinatos, por el contrario, hablaba con coraje sobre las personas que habían matado, como el caso de la novia del brazo armado de esta célula delictiva, Sergio Núñez Beltrán “El Scar”.
    Según el novio de “La China”, la mujer de nombre Martha, de quien no recordó sus apellidos, pero a quien identificó como “una prostituta que trabajaba en la zona centro de La Paz”, fue asesinada porque “quería voltearnos bandera, cuando había terminado su relación sentimental con El Scar, y nos dimos cuenta y tuvimos que matarla antes de que pusiera a La China”.

    El criminal dijo que “cuando Melissa se independizó de Los 28, y creó su propia célula delictiva, comenzaron hablar con todos los narcomenudistas de la zona que iba a controlar, y hubo uno de nombre David Adiel Garza Gavarain alias El Tocho, quien no quiso jalar con nosotros, entonces La China se encabronó y le agarró coraje, porque era de nuestra gente y había volteado bandera para la venta de droga y se había alineado con Adrián Medina Velázquez El 5 o El Moreno, cuando fue nombrado jefe de la organización delictiva de Los Dámaso”.

    Fue así –de acuerdo al testimonio del criminal— que “lo anduvimos cazando, pero no lo pudimos cazar, entonces atoramos a la novia de él, de nombre Lourdes y de apodo Lulú, y la matamos porque Melissa traía mucho coraje, y cuyo cuerpo también fuimos a enterrar a las fosas”.

    La detención de “El Peter”

    Con toda esta información, los agentes de investigación de la PGJE, iniciaron la búsqueda y localización de Pedro Cisneros Silva “El Peter” o “El Chapo”, quien fue ubicado, cuando regresaba de distribuir droga a su casa de seguridad de la colonia Fovissste de La Paz.

    Con conocimiento previo de la dirección y el vehículo en el que viajaba, los agentes de investigación, no tardaron mucho en dar con el paradero el pasado 19 de junio, cuando circulaban sobre la calle Bahía de La Paz con dirección a la Calle 2.
    Los oficiales observaron primero a la camioneta tipo vagoneta, y tras acercarse y ver hacia el interior, confirmaron que era conducida por “El Peter”, fue así que prendieron la torreta y le marcaron el alto, por lo que aceleró la marcha y al llegar al cruce de la calle 5, dobló y se metió a un callejón que resultó sin salida, porque lo que de inmediato descendió del vehículo y comenzó a correr, dándole alcance metros más adelante.

    Ya en manos de la PGJE, el detenido se identificó como Pedro Cisneros Silva y dijo ser originario de Los Mochis, Sinaloa.

    El sospechoso colocó entonces sus pertenencias sobre el cofre, sacando de la bolsa delantera del lado derecho, una bolsa de plástico transparente, conteniendo en su interior cristal.

    Los agentes de investigación –entonces— revisaron el interior del vehículo y encontraron del lado derecho del asiento del piloto una fusil de asalto, marca Cleveland, modelo M92, calibre 7.62 x .39 milímetros, abastecida con un cargador y 17 cartuchos útiles.

    La droga, arma, vehículo y detenido fueron puestos a disposición del Agente del Ministerio Público de la Federación de la Procuraduría General de la República (PGR).

    Durante el interrogatorio al que fue sometido, “El Peter”, confesó ser la persona que había sido identificada por el novio de “La China” en el Centro de Arraigo de la SEIDO en México, y tener conocimiento del lugar exacto de las fosas clandestinas, por lo que sin necesidad de presionarlo, llevó a los agentes de investigación hasta la zona y señaló una a una las tumbas.

    Hasta el cierre de esta edición, y por la media filiación y la ropa, la PGJE, pudo confirmar solo el hallazgo del cadáver de Rogelio Franco Carrasco “El Tyson”.

    Las otras cuatro personas enterradas de manera clandestina fueron ubicadas con los nombres de “Martha” y “Lourdes”, pero cuyos apellidos aún no podían ser confirmados, en virtud de que no había reporte de familiares sobre su desaparición.

    Lo mismo sucede en el caso de la pareja que había llegado de la comunidad de San Quintín, Baja California, quienes no han podido ser identificados por la carencia de una denuncia interpuesta por familiares por su desaparición.
    La fosas
    La confesión
    En su declaración, el enterrador dijo que “siempre estuvo de acuerdo y consciente del trabajo que desempeñaba dentro de la organización delictiva de La China, porque me pagaban y me daban droga para mi consumo y yo siempre quise pertenecer a ese grupo de Los Dámaso”.

    El sujeto dijo tener tres meses de haber llegado a La Paz, Baja California Sur, después de que viniera siguiendo a una mujer que había sido su pareja sentimental en Sinaloa, y lo había abandonado por su problema de adicción a las drogas.

    Comentó que al llegar comenzó a buscarla para arreglar las cosas, pero debido a la necesidad de dinero, empezó a buscar trabajo de mecánico, pues es su verdadero oficio, y fue así que cayó en el taller del ex novio de “La China”, Erick Von Borstel en la colonia Santa Fe de La Paz.

    El criminal dijo que fue ahí donde conoció a Pedro Héctor Gómez Camarena “El Chino”, quien era pareja actual de Melissa Margarita Calderón Ojeda, cuando llevó a arreglar un automóvil convertible, línea Mustang, marca Ford, el cual reparó y lavó.

    Expuso que le llamó la atención porque siempre andaba en diferentes carros, los cuales comenzó arreglar y reparar hasta que lo invitó a vivir a su casa en la calle de San Pedro entre Avenida La Paz y Mulegé en el fraccionamiento Bellavista.

    Dijo que de inició no le vio nada malo, hasta que llegó a la vivienda de dos pisos, donde observó estacionados en la cochera tres vehículos: un automóvil, color blanco, línea March, y marca Nissan; una camioneta gris línea Rouge y marca Nissan y un automóvil deportivo, color gris, línea 300 y marca Crysler, lo que se le hizo muy sospechoso, porque ya lo había arreglado un automóvil color guinda, línea Corolla y marca Toyota y una camioneta de color azul, línea Windstar y marca Ford.

    El enterrador señaló que en esa casa fue donde conoció a Melissa Margarita Calderón Ojeda, quien se presentó como la novia de “El Chino”, donde comenzó a vivir junto con Sergio Núñez Beltrán “El Scar” y Rogelio Franco Carrasco “El Tyson”, donde ocasionalmente dormía Adrián Medina Velázquez “El 5” o “El Moreno”.

    Dijo que inicialmente solo arreglaba los vehículos e iba a mandados, pero como Pedro Héctor Gómez Camarena “El Chino”, le agarró confianza, le dijo que a partir de hoy se iba a encargar de entregar droga a todos los distribuidores y a enterrar a los muertos, porque –expuso— “su negocio era vender droga y matar”.

    Desde entonces –según dijo— comenzó a pasar a una habitación donde tenían pistolas y armas largas, donde fue adiestrado en su manejo por Sergio Núñez Beltrán “El Scar”, quien usualmente junto con “La China” y “El Chino”, salían a la calle armados con fusiles de asalto y cargadores.

    Los números

    Aun y cuando en apariencia regresó la calma a Baja California Sur, el saldo de la narcoguerra entre “Los Dámaso” y “Los Mayitos” es hasta el momento de 122 muertos, de los cuales 53 fueron asesinados en el 2014, y 61 en lo que va del año en La Paz, así como 8 más en Los Cabos.
    Las fosas clandestinas que han sido encontradas de 2013 a la fecha, suman 16, 8 de las cuales fueron en 2013; 1 en 2014 y 7 en lo que va de 2015.

    La lista de personas desaparecidas en todo el estado –según la PGJE— es de 18, de las cuales 3 fueron en el 2010; 1 en el 2011; 2 en el 2012; 3 en el 2013 y 8 en lo que va de 2015.

    El nuevo frente de batalla, tras el repliegue y debilitamiento de los hermanos Jorge Alberto, Felipe Eduardo y Carlos Alberto Guajardo García “Los 28”, después de la aparente calma en La Paz, esta vez estalló entre células delictivas de “Los Dámaso”, quienes –según las primeras investigaciones de la PGJE— pelean el control del narcomenudeo en las colonias Olas Altas, Agua Escondida y 8 de Octubre.

    Los protagonistas –de acuerdo a las primeras indagatorias— son dos grupos antagónicos encabezados por un sujeto identificado como “El Pollo” del bando de “Los 28” y los hermanos Humberto e Iván Ojeda Montenegro de “Los Pepillos”, después de que se registraron los siguientes ataques violentos.

    1.- El 13 de junio fue levantada y baleada la narcomenudista Valeria Lizeth Armenta Castillo “La Morena” en una brecha de la colonia Olas Altas.

    2.- El 17 de junio fueron atacados Alberto Hugo Lara Almaraz y Jesús Ignacio Mendoza “El Nachito” en la calle Polo Colorado y Calle 2 en la colonia Agua Escondida, donde tres el ataque falleció “El Nachito”.

    3.- El 22 de junio fue ejecutado Jaime Ramón Navarro Hernández “El Jaimito” en la calle Víctor Manuel Ferrón entre Mar Bermejo y San Juan de Los Planes en la colonia 8 de octubre.

    Los tres ataques armados de las últimas dos semanas –según un integrante del llamado Grupo de Coordinación de Seguridad Pública—“prendieron los focos rojos en las fuerzas de seguridad de los tres niveles de gobierno, en virtud del aparente inicio de un pleito por el control de la plaza del narcomenudeo entre los antiguos aliados de Los 28 y Los Pepillos, y cuyas organizaciones se encuentran operativa y económicamente debilitadas por las capturas de algunos cabecillas y sicarios que estaban participando en la limpieza de la plaza”.

    Introducción por Narcoviolencia y Con información de Zeta Tijuana


    Apóyanos con un me gusta a nuestra página de Facebook/NarcoviolenciaOficial
    Compartir:

    0 comentarios:

    Publicar un comentario