lunes, 10 de agosto de 2015

El Señor de la 5.7 La Novela del Chino Antrax y Tu. CAPITULO 7

  • lunes, 10 de agosto de 2015
  • Comentarios
    Autores: Rossa L. & Samia Soraya Serrano. ~
    Capítulo 7
    De pronto escuche una voz que me dijo: por qué lloras?
    Te limpias las lágrimas y volteas , te das cuenta que quien te toco el hombro es Dámaso, tu rápido te paras y lo abrazas y vuelves a ponerte a llorar, él te abraza y se dirige al sofá, te sienta a un lado de ti y te dice:

    Dámaso: haber mi niña chula que tienes?
    Te limpiaste las lágrimas y con la voz entrecortada le contestaste

    Tu: Es que estoy triste mi mamá no está aquí, lo de Luis eso me duele pero me da más coraje que tristeza

    Dámaso: y Por qué no vas con tus papás unos días
    Tu: Porque están en un crucero que yo misma les regale boletos, y ahora aquí estoy extrañándolos aun van a durar 2 semanas mas

    Dámaso: Sabes qué pues no quiero que te estés quedando sola aquí y te vas a quedar los días que faltan en mi rancho allá estarás más segura y no te sentirás sola

    Tu: Esta bien… aceptaste pues no querías sentirte tan sola

    Dámaso: Pues orale mija agarre ropa para ir al gym

    Tu: Ok, te fuiste directo a tu cuarto a ponerte la ropa deportiva y saliste mas que lista

    Dámaso: Ey vas al gym y vestida así vas a distraer a los demás

    Tu: No empieces por dios y ya vámonos que hoy me toca cardio y pierna
    Dámaso solo negó con la cabeza y salieron de tu casa asegurando todo, te ayudo a subir a su camioneta, Dámaso puso corridos y tu ibas ya mas contenta, llegaron al gym y se bajaron, cada uno se dedicó a lo suyo, ya habías terminado y te dirigiste a donde estaba Dámaso pero no te acercaste mucho ya que había varios hombres, tu solo esperaste en un lado , Dámaso volteo hacia dónde estabas tu te hizo señas de que fueras hacia donde estaba el, caminaste hacia donde estaba Dámaso y el grupo de hombres, tu saludaste con un Buenas tardes

    Dámaso: Tn ya terminaste?

    Tu: si, ya nos vamos a ir?

    Dámaso: Si, vete yendo ahorita te alcanzo
    Te diste la media vuelta y dijiste adiós, te dirigiste a la camioneta donde estaba el liebre

    Tu: Liebre como has estado?

    Liebre: Pues bien y tu?

    Tu: Aquí andamos jodida pero contenta

    Liebre: Hay jodida de donde? jaja

    Tu: Oye este cabron ya se tardó y yo ya quiero irme a bañar
    En eso llega Dámaso y se suben a la camioneta, y el comienza a conducir

    Tu: Oye mañana no voy a ir a trabajar pedí permiso para poder ir con calma a una estética a que me arreglen las uñas y el pelo para el domingo

    Dámaso: (con una sonrisa) eso me parece excelente

    Tu: Oye para ya no queda mi casa, tengo que bañarme

    Dámaso: Puedes hacerlo en mi casa, no te preocupes ya mande a que te compraran ropa para los días que te vas a quedar allá

    Tu: no debiste molestarte con eso (acariciaste su mano)

    Dámaso: No es nada hermosa (te dio un beso en la mejilla)
    El continúo manejando hasta que viste un letrero grande que decía EL DORADO entraron a un rancho bien grande, con un montón de seguridad, fue cuando te diste cuenta que tenía razón y ahí ibas a estar segura, Dámaso estaciono la camioneta y se bajó para ayudarte a ti a bajar, entraron a la casa, estaba llena de lujos una casa muy bonita, y muy grande

    Dámaso; Ramonaaa!!!

    Tu: A quien le gritas?

    Dámaso: a la señora que hace el aseo de la casa
    Se acerca una señora de aproximadamente unos 40 años hacia la sala donde estaban sentados

    Ramona: Que quieres cabron estoy vieja pero no sorda

    Dámaso: Mona no me hables así luego esta otra también me va querer tratar así de por si, me chinga a cada rato
    Ella se dirige hacia ti y te dice
    Ramona: Mucho gusto me llamo Ramona y estoy para servirle y ayudarle a chingarse a este mendigo

    Tu: jaja mucho gusto mi nombre es Tn y claro que si cuente con mi ayuda

    Dámaso: Esto es un complot

    Ramona: No seas chillón, quieren comer?

    Dámaso: No ya comimos en la calle Mona, oye trajeron lo que encargue?

    Ramona: Si ya esta todo listo

    Dámaso: perfecto, porque no le muestras a Tn su habitación quería tomar un baño

    Ramona: claro que si vamos señorita acompáñeme
    Tu solo te paraste y seguiste a Ramona, subieron las escaleras y se dirigieron a una habitación muy grande

    Ramona: Esta será tu habitación mija, ponte cómoda y cualquier cosa que necesites solo me gritas y aquí estoy de volada yo u otra de las señoras que trabajan aquí

    Tu: Muchas gracias
    Te sentaste en la cama y examinabas el cuarto cuando escuchaste ruidos extraños en el closet, te paraste rápido y abriste el closet y te quedaste sorprendida al ver que ahí estaba…
    CONTINUA clic aquí para leer el CAPITULO 8

    Ver el INDICE de la lista de Capítulos de El Señor de la 5.7 La Novela del Chino Antrax y Tu
    Apóyanos con un me gusta a nuestra página de Facebook/NarcoviolenciaOficial
    Compartir:

    0 comentarios:

    Publicar un comentario