miércoles, 12 de agosto de 2015

El Señor de la 5.7 La Novela del Chino Antrax y Tu. CAPITULO 9

  • miércoles, 12 de agosto de 2015
  • Comentarios
    <--Anterior CAPITULO 8
    Autores: Rossa L. & Samia Soraya Serrano. ~
    Capítulo 9 
    Tu: Mira quiero que me dejes aquí yo de aquí agarro un taxi y me voy a donde yo quiero muchas gracias a y un último favor nada de esto ni a Dámaso ni a nadie

    Escolta: Esta bien señorita Tn
    Tu te bajas de la camioneta, y te sientas en la banqueta, recuerdas que en la mariconera que te llevas al gym traes un poco de dinero pero te pones a pensar a donde irte, pues si te vas a tu casa ahí será donde primero te va buscar Dámaso, te paras muy rápido y le haces la parada a un taxi, le dices que te lleve a…..
    Mientras tanto Dámaso está regañando a todos los escoltas que por que dejaron entrar a Mari si tenían órdenes de no permitirle la entrada, en eso sale el liebre con Mari

    Mari: Dámaso López esto no se queda así me entendiste tú y ella me las pagan

    Dámaso: Mejor cállate la boca y ya lárgate de mi casa
    El liebre la sube a la camioneta con 4 escoltas y da órdenes que la dejen en su casa. Dámaso pregunta que si alguien te vio salir pero todos niegan pues en realidad no vieron cuando te subiste a la camioneta, el da órdenes de que te busquen hasta debajo de las piedras porque tienen que encontrarte hoy mismo, el está desesperado porque no te encuentra y se sirve un whisky

    Dámaso: (se dice a si mismo) Tn donde estas bonita porque te fuiste?
    Mientras contigo tu le dices al señor del taxi que te lleve a la casa de tu amiga Cittlali (ella vive sola además de que va contigo a la universidad y vive muy cercas de tu casa pero Dámaso no la conoce)… llegas a su casa, le pagas al taxista y tocas

    Cittlali: Tn pasa por que mírate traes una cara de tristeza peor que nunca

    Tu: Hay! Si te contara todo lo que me ha pasado

    Cittlali: Pues pásale y cuéntame
    Total que tu te pusiste a contarle todo lo que te había pasado y le dijiste que si podías quedarte en su casa solo esta noche pues tenías miedo después de lo que había pasado últimamente, ella acepta pero tú le dices que iras a tu casa a bañarte y regresarías a su casa ella acepto.

    Tu ibas camino a tu casa, llegas y pones a cargar tu teléfono pues estaba descargado y se apagó, lo prendes y te das cuenta que tienes un centenar de llamadas de Dámaso, y como 10 mensajes, todos eran de Dámaso preguntando en dónde estabas? , Que si como estabas? y que porque te habías ido?, tu solo le escribiste un mensaje
    “Estoy bien, el lugar no importa solo sé que estoy segura”, lo enviaste suspiraste y te metiste a bañar , mientras lo hacías siempre pensabas en todo lo que había pasado, solo querías dormirte y olvidar todo.

    Mientras tanto con Dámaso al ver tu mensaje se enoja pues sabe que te fallo al no haberte protegido de Mari, el avienta el vaso de whisky y le manda llamar al liebre, él llega enseguida

    Liebre: Que paso primo?

    Dámaso: Quiero a todos en la terraza ahora, tuvo que haber alguien que la haya ayudado a salir o por lo menos la hayan visto.
    Ya estaban todos reunidos en la terraza y Dámaso ya había preguntado al parecer ninguno había salido, el escolta que te ayudo solo permanecía callado.

    Escolta: Señor Dámaso yo ayude a que ella saliera pero ella me lo ordeno y yo no sabía que no debía dejarla salir

    Dámaso: solo quiero saber dónde está? Y por qué no me habías dicho nada?

    Escolta: La señorita me dijo que no le dijera nada a usted, y pues me dijo que la llevara a la avenida, ella se sentó en la banqueta y después se paró y tomo un taxi, los seguí sin que se dieran cuenta.

    Dámaso: Sabes la casa que es?

    Escolta: Si señor, si quiere vamos ahora

    Dámaso: se quedó pensando.
    Contigo no podías dormir y Cittlali ya estaba más jetona que nada así que decidiste salir a caminar un rato, ibas pensando en Dámaso así que decides llamarle, querías disculparte después de todo el se había preocupado por ti

    Llamada Dámaso: Tn dónde estás?

    Tu: estoy bien solo que no quiero que estés preocupado por mí y no quiero que vayas a despedir al muchacho que me ayudo

    Dámaso: Chula dónde estás? Dime para ir por ti y poder hablar

    Tu: Mira me estoy quedando en casa de una amiga si quieres mañana hablamos ya es tarde

    Dámaso: Yo quiero hablar contigo ahorita
    tu sentiste que alguien te agarro y te subió como costal

    Tu: Dámaso López diles que me bajen voy a ir por las buenas a tu casa, entonces el muchacho te bajo y te dijo…
    CONTINUA clic aquí para leer el CAPITULO 10

    Ver el INDICE de la lista de Capítulos de El Señor de la 5.7 La Novela del Chino Antrax y Tu
    Apóyanos con un me gusta a nuestra página de Facebook/NarcoviolenciaOficial
    Compartir:

    0 comentarios:

    Publicar un comentario