lunes, 31 de agosto de 2015

El Señor de la 5.7 La Novela del Chino Antrax y Tu. CAPITULO 22

  • lunes, 31 de agosto de 2015
  • Comentarios
    Autores: Rossa L. & Samia Soraya Serrano. ~
    Capítulo 22
    Voz: ahora con quien te revuelcas que traes camioneta y ropa de marca Tn?
    Tu giraste la cabeza y te diste cuenta que quien había dicho eso era tu enemiga de la universidad Griselda

    Tu: Eso que te valga madre o dime sientes celos porque tu quieres revolcarte con uno que te de todo eso que tengo yo sin revolcarme con nadie

    Griselda: No seas mosca muerta Tn, dime andas con un mafioso?

    Tu: Si ando o no a ti que te venga valiendo madre y ya te dije que no te metas conmigo porque te puede ir muy mal, acuérdate como chillaste la otra vez que te quebré el osico de perra que tienes

    Griselda: Me agarraste desprevenida
    Tu: Pues cuando quieras te pongo otra mija miedo no te tengo y deja de estarte metiendo en mi vida
    Tú te sentaste al frente y Griselda solo guardo silencio y se sentó en la parte de atrás del salón, el maestro entro y comenzó a dar la clase, la mañana transcurrió de lo más normal Griselda ya no te había molestado ni había dicho nada, era la hora del recreo, tu tenías un poco de apetito, tomaste la decisión de ir hacia la lonchería que estaba frente a la universidad, tu estabas sentada esperando un sándwich y un jugo de naranja, decidiste llamar a Rossa la hermana de Dámaso.

    Llamada tu: Hola Rous buenos días

    Rossa: Que rollo tn buenos días

    Tu: Oye Rous que harás más al rato?

    Rossa: Nada, porque?

    Tu: Es que quiero ir a la ginecóloga pero no conozco ninguna y quería saber si tu conocías alguna

    Rossa: Conozco una si quieres te hago la cita y te paso la dirección

    Tu: te lo agradecería cuñada, necesitaría la cita como a la 1 de la tarde

    Rossa: tienes en que tomar nota?
    Tu sacaste tu agenda y anotaste el número y dirección de la doctora: Muchas gracias cuñis

    Rossa: No hay de que ya sabes que cualquier cosa aquí estamos

    Tu: Bueno te tengo que colgar debo desayunar porque aun tengo clases, y gracias otra vez
    Después de despedirse, tu comenzaste a desayunar cuando escuchas que alguien toca tu hombro volteas y ves que es…
    Mientras con Dámaso
    El va bajando las escaleras aun en pijama y le grita a Ramona

    Ramona: ahora que quieres?

    Dámaso: Tn desayuno antes de irse?

    Ramona: Si, como tu ordenaste

    Dámaso: Ok, me voy a bañar y me llevas el desayuno a la terraza y le dices al liebre que va desayunar conmigo por que quiero hablar con el
    Ramona se dirigió a la cocina a preparar el desayuno y Dámaso a su recamara a bañarse y arreglarse, el se fue para la terraza donde ya estaba su desayuno listo y Liebre esperándolo

    Liebre: Buenos días primo

    Dámaso: No tienen nada de buenos sabes lo que paso anoche?

    Liebre: Si Tn me comento en la mañana

    Dámaso: Dime que putas debo hacer para que entiendan que no quiero a esa mujer en mi casa

    Liebre: Pues hablar con ella por que no sabemos ni como le hace para entrar nadie la ve

    Dámaso: No la quiero en la casa mientras Tn este aquí me entiendes asi que me les dices a los plebes que cuando la vean entrar o descubran como entra le disparen para que entienda que a Tn no la va molestar

    Liebre: Ya está primo
    Ellos siguieron desayunando mientras contigo
    tu comenzaste a desayunar cuando escuchas que alguien toca tu hombro volteas y ves que es Citlali tu amiga

    Tu: Mija ya andaba preocupada por ti, siéntate quieres algo de desayunar?

    Citlali: Solo un café por favor le dijo a la mesera que ya estaba ahí

    Tu: Citlali perdón por haberme ido así de tu casa

    Citlali: No hay fijon, pero dime por que traes esa cara que pasa?
    Tu comenzaste a contarle lo que había sucedido en la noche con Mari

    Citlali: Hay mija tu no te awites Dámaso te quiere a su modo pero te quiere el cabrón

    Tu: Ya vámonos porque no quiero que se me haga tarde para clase y ya vez que este semestre no tenemos ninguna clase juntas, te extraño mensa, tu pediste la cuenta
    Ambas se dirigieron a la universidad y se despidieron tu llegaste al salón y la clase comenzó, todo normal, hasta que llegó la hora de la salida, tu te dirigiste al jeep y agarraste rumbo a la dirección que Rossa te había dado.
    Llegaste al consultorio y rápido te atendieron.

    Dra: dígame señorita Tn en que puedo ayudarle?

    Tu: Quería un método anticonceptivo
    La doctora comenzó a explicarte todos los métodos que había y tu optaste por el implante que va en el brazo, en ese mismo rato te lo puso, pagaste y te fuiste al gym, al entrar te topaste con que al parecer había muchos hombres, te cambiaste de ropa y preparaste tu proteína, ya lista, te pusiste los audífonos y comenzaste con tu rutina, al parecer todo iba normal, tu seguías molesta con Dámaso y más porque él no te había llamado, tu ibas rumbo al estacionamiento y estabas subiendo tu maleta cuando escuchas

    Voz: oye no me puedes dar un raite?
    CONTINUA clic aquí para leer el CAPITULO 23

    Ver el INDICE de la lista de Capítulos de El Señor de la 5.7 La Novela del Chino Antrax y Tu
    Apóyanos con un me gusta a nuestra página de Facebook/NarcoviolenciaOficial
    Compartir:

    0 comentarios:

    Publicar un comentario