viernes, 11 de septiembre de 2015

El Señor de la 5.7 La Novela del Chino Antrax y Tu. CAPITULO 31

  • viernes, 11 de septiembre de 2015
  • Comentarios
    Autores: Rossa L. & Samia Soraya Serrano. ~
    Capítulo 31
    Tu: que planes?

    Dámaso: Ya lo veras amor
    Ustedes siguieron comiendo mientras con el chino iba rumbo al lugar que le habían dicho los plebes que había entrado Mireya, se le hizo raro porque casi no habia nadie, el trato de  entrar desapercibido cuando ve a Mireya…
    Contigo y Dámaso ya habían terminado de comer y el te llevo a la oficina

    Tu: Pues a trabajar y buscaste el ipad para empezar a trabajar

    Dámaso: Si amor debemos trabajar un rato
    Ustedes estaban bien concentrados en el trabajo tu haciendo lista de precios y todo cuando sientes que Dámaso te está observando y rápido volteas

    Tu: Pasa algo?
    Dámaso: Si que eres perfecta amor

    Tu: me vas a chivear amor
    Dámaso se paró y se sentó a un lado tuyo del sillón, rápido te subió a sus piernas y te pregunto: Oye hermosa tú piensas casarte algún día
    Tu: Claro que si amor porque lo preguntas?

    Dámaso: Nomas amor, es que eres perfecta para ser mi esposa

    Tu: Ey tranquilo no vayamos tan rápido dejemos que el tiempo decida, tu le diste un beso y te paraste de sus piernas

    Dámaso: A dónde vas?

    Tu: Por agua quieres un vaso?

    Dámaso: No, te quiero a ti ahora y te jalo hacia el y comenzaron a besarse primero muy tierno y después muy salvajemente, como traías una falda rápido metió las mano debajo de ella y comenzó a subirla a tu vientre

    Tu: Amor eres un tramposo

    Dámaso: Shh amor disfruta el momento
    Dicho esto tú te dejaste llevar por el momento, el masajeaba tus glúteos y había bajado tu blusa para atraparte los pezones con la boca, tú te retorcías de placer, Tu comenzaste a desabotonarle la camisa a Dámaso y a desabrocharle el pantalón él se separó y se los quito quedo desnudo para ti.
    El no perdió tiempo y te quito tu blusa, y falda, aventó a un lado tu brassiere y tu tanga, después de esto te penetro de una embestida rápida y salvaje, comenzaban a gemir y a gritar, tu arañabas su espalda y el seguía embistiendo cada vez más rápido, asi continuaron hasta que ambos llegaron al orgasmo juntos. Después de un par de minutos Dámaso salió de ti y te dice

    Dámaso: Eres increíble hermosa

    Tu: amor te vas enojar

    Dámaso: Porque amor?

    Tu: Es que te hice un chupetón sin querer en el cuello

    Dámaso: Hay amor no importa, ami no me gustan en las mujeres pero en mi si me gustan hermosa te amo

    Tu: Esta bien amor pásame mi ropa para vestirme e irme al cuarto a Duchar

    Dámaso: Pues hay que ahorrar agua y bañarnos juntos amor
    Ambos se cambiaron y fueron directo al baño ahí volvieron a hacer el amor.
    Mientras con el chino sentado en una mesa comenzó a buscar con la mirada a Mireya hasta que la localizo y miro que al parecer estaba sola, pensó que tal vez tendría ahorros y con eso pagaría el bar.

    El le llamo a un mesero y pidió un whisky para que así no sospecharan que estaba siguiendo a alguien, el mesero volvió enseguida y se retiró rápido, después de un par de minutos Daniel el escolta de Mireya se sentó en su mesa, los miro detenidamente y miro que los dos sonreían juntos, de pronto miro como ellos se…
    Apóyanos con un me gusta a nuestra página de Facebook/NarcoviolenciaOficial
    Compartir:

    0 comentarios:

    Publicar un comentario