lunes, 28 de septiembre de 2015

El Señor de la 5.7 La Novela del Chino Antrax y Tu. CAPITULO 42

  • lunes, 28 de septiembre de 2015
  • Comentarios
    Autores: Rossa L. & Samia Soraya Serrano. ~
    Capitulo 42
    Profe: Tn te buscan a ti aquí afuera, tu sacada de onda te levantas y te diriges a la puerta donde vez un enorme arreglo de flores rojas y blancas tu te quedas impactada al ver el ramo, rápido un joven guapo se asoma y pregunta
    Joven: usted es tn?

    Tu: si soy yo por qué?

    Joven: es que este ramo es para usted, no pues ahora entiendo ni todas las flores que había en la florería igualarían su belleza
    Tú te pusiste roja como un jitomate y reíste muy apenada: No me estés chiveando, y dime quien me mando eso?

    Joven: Pues ahí trae la tarjeta, pero donde los pongo por que pesa este arreglo e

    Tu: pásate puedes ponerla a un lado de esa butaca por favor
    El muchacho se pasó y Griselda se quedó con la boca abierta al ver el ramo gigante de flores, tu firmaste de recibido y el muchacho salió del salón, te sentaste y el profesor (que era buena onda)
    Profe: Tn deberías vender flores jaja
    Tu: Profe no sea malo jeje ya veré que le hago a tantas, la verdad quien las haya mandado es un exagerado

    Griselda: Pues con eso de que andas con puro narco ya si no van a ser exagerados
    Tu volteaste y la fulminaste con la mirada y le dijiste: tienes envidia o que?, si ando o no con un narco a ti que te venga valiendo madre

    Profe: Griselda respeta si quieres que te respeten, ya voy a continuar con la clase
    El recreo se llegó y tu dejaste las flores en el salón porque después del receso tendrías clases con el mismo maestro, fuiste a la lonchería de siempre y ordenaste tu desayuno, mientras te traían tu comida revisaste las redes sociales cuando viste que tu amiga Citlaly llego a tu mesa para desayunar juntas tu la saludaste de beso y abrazo, ella ordeno su desayuno y comenzaron a echar chisme que si Dámaso, que las flores, que si chino, etc.
    Con el chino ya había terminado su rutina y agarro rumbo a su casa, en el camino saco su teléfono y marco a…
    Tú y Citlalli estaban muy agusto platicando cuando tu celular comienza a sonar, tu ves que es el chino y contestas

    Chino: Buenos días señorita

    Tú: Buenos días Rodrigo

    Chino: Como estas aparte de hermosa?

    Tu: Pues bien gracias y tu?

    Chino: Pues muy feliz, oye tn te gustaron las flores?

    Tu: A fuiste tú el que las mando?

    Chino: Si por qué?

    Tu: Sabias que eres un exagerado, no eran necesarias tantas flores Chino

    Chino: Claro que si porque sabes ni todas esas flores juntas igualan tu belleza

    Tu: Pues muchas gracias por las flores exagerado

    Chino: y que haciendo?

    Tu: aquí desayunando con mi amiga y tu?

    Chino: Rumbo a mi casa, oye que tal si te invito a comer con Yosse y conmigo

    Tu: Te voy a quedar mal porque tengo que ir a trabajar

    Chino: Ni modo hermosa será para la próxima te veo luego cuídate y que estés bien
    Tu y Citlalli continuaron desayunando y chismeando, regresaron a clases, a la hora de la salida, tu apenas y podías caminar con el ramo de flores enorme, por fin llegaste al carro y como pudiste subiste el ramo al asiento de atrás y comenzaste a conducir hacia el rancho de Dámaso, tu ibas escuchando música y con los vidrios arriba todo tu carro olia a rosas.
    Al llegar al rancho Liebre te recibió

    Liebre: Tn buenas tardes y ese milagro?

    Tu: apenas tengo un día sin venir no seas exagerado y pues vine a trabajar

    Liebre: orale no pues eso si que bueno que viniste pasate Dámaso debe estar en su oficina.
    Tu entraste a la casa y fuiste directo a la oficina pero Dámaso no estaba ahí, tu fuiste a la cocina donde te encontraste a Ramona
    Tu: Hola Ramona no has visto a Dámaso?

    Ramona: Tn no lo he visto desde que me levante tal vez esté en su cuarto.

    Tu: bueno iré a buscarlo para que me diga que tengo que hacer hoy
    Tu subiste las enormes escaleras de la casa de Dámaso y te dirigiste a su cuarto, tocaste pero nadie abrió así que decidiste entrar pero te diste cuenta que la habitación estaba intacta a ti se te hizo raro, después decidiste buscarlo en tu habitación, tu entraste y miraste que Dámaso estaba acostado en tu cama aun dormido, tu poco a poco te acercas sin hacer mucho ruido y vez que alrededor hay un monton de botellas de licor, tu te sientas en la cama y el despierta de inmediato
    Dámaso reacciona rápido y te abraza, pero tu notas que aun esta muy borracho.

    Tu: apartándote de el : Hey Dámaso buenas tardes porque estas asi?
    Dámaso: …
    CONTINUA clic aquí para leer el CAPITULO 43

    Ver el INDICE de la lista de Capítulos de El Señor de la 5.7 La Novela del Chino Antrax y Tu
    Apóyanos con un me gusta a nuestra página de Facebook/NarcoviolenciaOficial
    Compartir:

    0 comentarios:

    Publicar un comentario