miércoles, 23 de septiembre de 2015

Van los Zambada contra "El Mochomo"

  • miércoles, 23 de septiembre de 2015
  • Comentarios
    Enfrentados a muerte en su tierra, ahora se verán las caras en una corte de Chicago

    Por: Río Doce
    NARCOVIOLENCIA.-El Departamento de Justicia de Estados Unidos (USDOJ), tendrá en Vicente Zambada Niebla el Vicentillo y en Jesús Reynaldo Zambada García, el Rey hermano del Mayo Zambada, a dos de sus testigos protegidos para que se careen con Alfredo Beltrán Leyva, el Mochomo, una vez iniciado el juicio, el cual se espera que se defina el próximo 28 de septiembre en una corte federal de Chicago.

    Sería la primera vez que dos capos de alto rango del Cártel de Sinaloa se vean las caras en una corte estadunidense, y las acusaciones que tendrían que confirmar los Zambada ante el Mochomo van desde su forma de operar cuando estaba a cargo de la plaza de Culiacán, lo mismo que la forma en que sobornaba a altos mandos policiacos del estado, incluyendo un ex gobernador de Sinaloa, además de una serie de ejecuciones dirigidas por el acusado en la capital de esa entidad.
    Andrea Goldbarg, asistente de la Sección de Antinarcóticos del USDOJ, aseguró en un carta dirigida al juez Richard J. León que no sólo cuentan con los testimonios de los testigos protegidos que incluye a Juan Carlos Ramírez Abadía, el Chupeta, y otros capos del Cártel del Norte del Valle de Colombia, sino que también se tienen llamadas grabadas, fotografías y vídeos.

    Eduardo Balarezo, abogado de Beltrán Leyva, dijo que ellos no temen a los testigos protegidos que tiene el USDOJ, porque tendrían que probar cada acusación, y que evidentemente, desean intimidar a la defensa con pruebas que no tienen.

    “Ellos (los fiscales), están basando todas sus acusaciones en testimonios, pero si dicen tener todo eso, que inicie el juicio; en cambio siguen retrasando el inicio del proceso judicial”, expuso Balarezo, en entrevista telefónica con Ríodoce.

    La últimas dos audiencias preliminares han sido pospuestas a petición de la fiscalía, liderada por Goldbarg, según consta en documentación del USDOJ, y se prevé que el motivo de esa demora es juntar más evidencias contra Beltrán Leyva, y posiblemente  incluir a más testigos protegidos para que se careen contra el acusado.

    Entre ellos podrían estar Serafín Zambada Ortiz, Rodrigo Aréchiga Gamboa el Chino Ántrax, incluso, Ismael Zambada Imperial, el Mayito Gordo, quien está próximo a ser extraditado.

    De Colombia a Sinaloa

    El narcotraficante colombiano Ramírez Abadía, Chupeta, era uno de los principales traficantes de droga en Colombia al momento de ser detenido en Sao Paulo Brasil, en agosto de 2007, pocos meses antes de que el Mochomo también fuera arrestado en Culiacán por elementos del Ejército Mexicano.

    Según la fiscalía estadunidense, el Chupeta será pieza clave en el juicio contra Alfredo Beltrán, ya que el primero le proveía fuertes cargamentos de cocaína al segundo, que a su vez coordinaba para que llegaran a Estados Unidos.

    En abril del 2008, el Chupeta fue sentenciado a 30 años de cárcel en EU, pero gracias a una serie de negociaciones y de testificar contra otros capos colombianos, Ramírez Abadía logró que le redujeran la sentencia cinco años; ahora que el Mochomo iniciará juicio, logró una nueva negociación con Andrea Goldbarg y el resto de los fiscales para testificar contra él, y reducir nuevamente su condena.

    Vicente Zambada Niebla, otro de los testigos protegidos que el USDOJ empleará para declarar contra Alfredo Beltrán Leyva, se declaró culpable en abril de 2014, y a partir de ese día fue removido del sistema penitenciario de Estados Unidos.

    El Vicentillo habría entrado a un nuevo nivel, y en vez de declarar la guerra a Estados Unidos, llegó a acuerdos con ellos que, en teoría, no perjudicaban a nadie: seria testigo protegido y residiría en una casa de seguridad en Estados Unidos, pero a cambio, tendría que estar listo para cooperar con la DEA y carearse con otros capos del Cártel de Sinaloa que fueran extraditados.

    Se desconoce si anteriormente cooperó con los fiscales y con la DEA, a quienes les habría soltado todo tipo de información respecto a la forma que opera el Cártel de Sinaloa, aunque según publicó Proceso en su edición de noviembre de 2014, filtró información para que la Marina detuviera a Joaquín Guzmán Loera en febrero de 2014, en Mazatlán.

    Otro de los capos que testificarán contra Alfredo Beltrán, según fuentes de Ríodoce, es Reynaldo Zambada García, quien con su declaración robustecería los testimonios que hagan el Chupeta y el Vicentillo.

    A diferencia de Zambada Niebla, el Rey Zambada se cree que nunca cayó a prisión al momento de ser extraditado, en abril de 2012, sino que inmediatamente fue puesto en la lista de testigos protegidos, lo cual vendría a fortalecer una teoría de que Estados Unidos hizo acuerdos con él, desde que se encontraba preso en una prisión de máxima seguridad, en Matamoros, Tamaulipas.

    Hay un testigo protegido que colabora con la fiscalía estadunidense de quien se desconoce el nombre, y quien aparentemente tenía un contacto muy estrecho con un alto mando policiaco de Sinaloa, a quien el Mochomo habría sobornado en repetidas ocasiones.

    Según asegura el expediente número CR-12-184-01, el acusado llegó a sobornar a un ex jefe de la Policía Municipal de Culiacán, a un jefe de la Policía Ministerial del Estado, y a un ex gobernador de esta entidad, así como el intento de soborno hacia un general asignado a la Novena Zona Militar de esta ciudad.

    Mientras el abogado Balarezo dijo desconocer quiénes eran los testigos protegidos, y menos quienes es el ex gobernador de quien se habla, la fiscalía dijo por su parte que no daría más información de la que estaba escrita en los expedientes, aunque adelantó que todo ello saldría a la luz pública una vez iniciado el juicio.

    Además del Rey Zambada y del Vicentillo, otros integrantes del Cártel de Sinaloa que han logrado acuerdos con el gobierno de Estados Unidos a cambio de una sentencia menor son Rodrigo Aréchiga, Humberto Loya Castro y Ovidio Limón, entre otros.

    Alfredo Beltrán Leyva es acusado de introducir drogas a Estados Unidos, y de una serie de homicidios ocurridos fuera de su territorio jurisdiccional, incluso el de Julio Cesar Beltrán Quintero, el cual la misma fiscal Goldbarg había acusado previamente a Ismael el Mayo Zambada, y al Chapo Guzmán.

    Ciertamente la defensa del Mochomo explicó que todo eso sería tomado en consideración, y que ellos estaban ya dispuestos a iniciar el juicio.

    “Queremos iniciar ya porque mi cliente tiene ya desde el 2008 en prisión, y consideramos que es mucho tiempo el que se le ha castigado, y queremos ver eso ante un juez lo más pronto posible”, sostuvo el abogado.

    Tras la detención de Alfredo Beltrán Leyva, el gobierno de Estados Unidos solicitó la extradición, misma que fue concedida por México el 26 de noviembre de 2013, según documentos de la PGR.

    Beltrán Leyva trató de evitar ser enviado a Estados Unidos tramitando un juicio de amparo, pero éste le fue negado en octubre pasado.
    Apóyanos con un me gusta a nuestra página de Facebook/NarcoviolenciaOficial
    Compartir:

    0 comentarios:

    Publicar un comentario