martes, 6 de octubre de 2015

"El Chino Ántrax" acuerda pagar un millón de dólares al gobierno de Estados Unidos

  • martes, 6 de octubre de 2015
  • Comentarios
    “El Chino Ántrax”, en la antesala de su sentencia, pagó 100 mil dólares al gobierno de Estados Unidos. En total, el narcotraficante deberá ceder un millón de dólares, como parte del trato que hizo con la Fiscalía al declararse culpable

    En un millón de dólares, el gobierno de Estados Unidos valoró la fortuna de José Rodrigo Aréchiga Gamboa “El Chino Ántrax”, obtenida y fincada en Estados Unidos durante sus años de servicio al Cártel de Sinaloa.

    Preso desde diciembre de 2013 en Holanda, extraditado a Estados Unidos en julio de 2014 y declarado culpable en mayo de 2015, “El Chino Ántrax” está a punto de ser sentenciado por los delitos de conspiración para el tráfico de cocaína y mariguana, en la Corte Federal de San Diego, California.

    Como parte del proceso judicial en su contra, el jefe de “Los Ántrax”, brazo armado del Cártel de Sinaloa, aceptó ceder un millón de dólares al gobierno de Estados Unidos, al firmar su declaración de culpabilidad, el 15 de mayo de 2015.
    La incautación de bienes es una de las sanciones impuestas por el Código de los Estados Unidos en su apartado de embargos penales cuando se trata de propiedades obtenidas directa o indirectamente del resultado de la comisión de un delito. En este caso, son las ganancias producidas por dedicarse al narcotráfico, actividad a la que admitió dedicarse.

    Esta orden de embargo se hizo efectiva el 27 de agosto de 2015, cuando fue girada por el juez Dana M. Sabraw, magistrado federal a cargo también del caso en contra de Serafín Zambada Ortiz, hijo de Ismael “El Mayo” Zambada, líder del Cártel de Sinaloa.

    En abonos

    El 3 de septiembre de 2015, a un mes de la audiencia de sentencia, la Corte del Sur de California recibió el pago de 100 mil dólares realizado por Aréchiga Gamboa en forma de un cheque emitido por el banco Chase en Arizona.
    El pago se hizo efectivo al Servicio de los Marshals de los Estados Unidos, el cuerpo de seguridad especial y encargado, entre otras actividades, del traslado de reos y aprehensión de delincuentes de alta peligrosidad.

    El abogado de “El Chino Ántrax”, Frank J. Ragen aparece como remitente en el cheque y en el recibo emitido por el gobierno estadounidense, se establece que el monto consiste en un primer pago.

    Los documentos de la Corte Federal –cuyas copias tiene ZETA– indican que la cantidad fue depositada al Fondo de Bienes Embargados, este capital está bajo administración y uso del Departamento de Justicia para cubrir los costos asociados tanto con los trámites legales de las incautaciones, como las acciones de embargo e incluso para financiar investigaciones.

    También se establece un saldo de 900 mil dólares pendientes de liquidar. El pago de este faltante deberá hacerse antes o al momento de su sentencia. Porque después de este día comenzarán a acumularse intereses.

    En la orden de embargo penal, se establece que si Aréchiga Gamboa no paga a tiempo el balance faltante de liquidar, “el gobierno de Estados Unidos podrá, en cualquier momento, conducir una búsqueda para localizar, identificar o disponer directamente de bienes confiscables por un valor no mayor a 900 mil dólares”.

    Hasta el 30 de septiembre de 2015, a 17 días de la fecha de su audiencia de sentencia, “El Chino Ántrax” no había realizado algún abono adicional de la cantidad total.

    Le retiran cargos

    A cambio del millón de dólares, Estados Unidos aceptó desechar la acusación inicial al momento de la sentencia y mantener solo los cargos de conspiración para tráfico de mariguana y cocaína.

    Así consta en el acuerdo de culpabilidad de Aréchiga Gamboa, aceptado por el fiscal a cargo del caso, Adam L. Braverman. El documento quedó procesado desde el 20 de mayo de 2015.
    Con esto, a “El Chino Ántrax” no se le juzgará por un cargo adicional de tráfico de mariguana y cocaína, así como de un cargo más por tráfico de metanfetaminas.

    También se estableció que “no habrá procesos judiciales complementarios” a la orden de embargo penal ya ejecutada.

    Luego de más de un año tras las rejas, Aréchiga Gamboa admitió que desde mayo de 2005 se inició en el tráfico de droga de México a Estados Unidos, bajo las órdenes del Cártel de Sinaloa.

    No solo admitió ser el coordinador del cártel dirigido por Joaquín “El Chapo” Guzmán e Ismael “El Mayo” Zambada, también participar en “actos y amenazas violentas” contra grupos rivales para mantener el poderío sobre otros cárteles.

    En espera de la condena

    Aunque la pena máxima por los delitos que el miembro del Cártel de Sinaloa, admitió ante la Corte Federal, incluye cadena perpetua y hasta una multa por 10 millones dólares, el hecho de que Aréchiga Gamboa se haya declarado culpable, es un elemento a su favor.

    Una sentencia de diez años es la mínima por el delito de asociación delictuosa para el tráfico de narcóticos, además de un periodo de cinco años de libertad condicional.

    Tras cumplir su pena, “El Chino Ántrax” podría ser deportado hacia México y aunque declaró que “nadie le ha hecho promesas u ofrecido otras recompensas a cambio de su acuerdo de culpabilidad”, existe una posibilidad de que permanezca en territorio estadounidense como testigo protegido.

    Hasta el 16 de octubre, fecha establecida para su audiencia de sentencia, el sicario de 34 años, permanece en el Centro Correccional Metropolitano en San Diego, junto a más de mil reos.

    Será la primera vez que “El Chino Ántrax” regrese a la Corte después de la fuga de “El Chapo” Guzmán de la prisión del Altiplano. Mientras que para Serafín Zambada Ortiz, hijo de “El Mayo” Zambada, se fijó el 4 de noviembre como la fecha en que conocerá su condena.
    Por Zeta Tijuana
    Apóyanos con un me gusta a nuestra página de Facebook/NarcoviolenciaOficial
    Compartir:

    0 comentarios:

    Publicar un comentario