sábado, 10 de octubre de 2015

Mario Cárdenas Guillén ex-líder del CDG se queja de maltratos en el Altiplano

  • sábado, 10 de octubre de 2015
  • Comentarios
    Mario Cárdenas Guillén hermano del también ex-líder del Cártel del Golfo Osiel Cárdenas Guillen presentó una demanda asegurando que esta recibiendo maltratos por parte de las autoridades penitenciarias; autoridades aseguran que cesaron hostigamientos
    NARCOVIOLENCIA.-Tras la fuga de Joaquín El Chapo Guzmán, su ex vecino de celda, Mario Cárdenas Guillén, quien fuera líder del Cártel del Golfo, presentó un juicio de amparo en contra de la incomunicación, malos tratos y tortura que presuntamente está padeciendo en el penal de máxima seguridad de El Altiplano.

    El habitante de la celda 19, contigua a la estancia número 20 —que ocupaba Guzmán Loera hasta el día de su fuga el pasado 11 de julio—, afirma que posterior a esa fecha, las autoridades penitenciarias lo han mantenido incomunicado.

    Mario Cárdenas, El M1-1, hermano de Osiel Cárdenas Guillén, el líder más poderoso que ha tenido el Cártel del Golfo y actual testigo protegido de la justicia estadounidense, también se queja de que le proporcionan alimentos en mal estado y en recipientes que están sucios, lo que le ha provocado vómito constante y dolor de estómago.
    Denuncia que ni siquiera le permiten dormir, pues el foco de su celda permanece encendido las 24 horas, por lo que solicitó al Juez Primero de Distrito en Materias de Amparo y de Juicios Federales con sede en el Estado de México, Victorino Hernández Infante, que cesen los actos de hostigamiento en su contra.

    La demanda fue presentada el 12 de septiembre y admitida a trámite ese mismo día, por lo que se concedió la suspensión de plano y se le ordenó a las autoridades penitenciarias de El Altiplano que cesen las conductas que Mario Cárdenas Guillén ha considerado como “hostigamiento, trato denigrante, malos tratos, así como tortura mental y psicológica” en su contra.

    Otro motivo de queja es que se le obliga a hacer sentadillas desnudo, por lo que el juez de amparo ordenó que se ponga fin a cualquier acto que pueda atentar contra la vida del reo o que sea contrario al artículo 22 de la Constitución federal.

    “Se decreta la suspensión de plano para que cesen los actos de los que dice está siendo objeto el quejoso, consistentes en la orden de dar alimentos en charolas sucias y antihigiénicas, en mal estado y en cantidad y calidad precaria, que pone en riesgo su integridad personal y su vida; así como el hostigamiento; la tortura psicológica; obligarlo a hacer sentadillas desnudo; tenerlo en celdas insalubres con un foco encendido las 24 horas; golpes y malos tratos”, señala el acuerdo emitido el pasado 22 de septiembre.

    El 7 de octubre, el Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social de la Secretaría de Gobernación informó al juez de amparo que cumplió con la suspensión de plano, es decir, que habrían cesado los actos de hostigamiento y malos tratos en contra de Cárdenas Guillén.

    “Se cumple con lo requerido en proveído el 22 de septiembre y se rinde informe respecto al cumplimiento de la suspensión de plano decretada en la presente instancia constitucional”, señala la respuesta de las autoridades, acompañada de las pruebas correspondientes. El Universal.
    Apóyanos con un me gusta a nuestra página de Facebook/NarcoviolenciaOficial
    Compartir:

    0 comentarios:

    Publicar un comentario