martes, 3 de noviembre de 2015

El Señor de la 5.7 La Novela del Chino Antrax y Tu. CAPITULO 68

  • martes, 3 de noviembre de 2015
  • Comentarios
    Autores: Rossa L. & Samia Soraya Serrano. ~
    Capitulo 68
    El asintió con la cabeza y en ese mismo momento le tronaste una bofetada de aquellas pero buenas , el solo se froto la mejilla y te dijo: está bien si te vas a ir vete tn pero no me regreses todo lo que te di, te hacen falta esas cosas asi que de la misma manera que asumo mis errores quiero que tu asumas que por dignidad todo eso te corresponde, tu saliste del despacho y tomaste las llaves del carro y azotando la puerta saliste dejando a Dámaso y sus arrepentimientos en el despacho, subiste hacia la casa y recogiste lo que te hacía falta bajaste y cómo pudiste subiste todo a la camioneta de tus papás pidiéndole a uno de los trabajadores que te ayudara a llevarte el carro a tu casa, estando ahí, tu celular comenzó a sonar mientras servías un whisky miraste tu teléfono y viste que quien llamaba era Rossa

    Tu: que onda prima?
    Rossa: pues aquí en mi casa después de darle su merecido a aquel wey

    Tu: haha hay prima le digo yo aquí vengo llegando a mi casa y como que no quiero quedarme en ella porque su hermano tal vez vendrá a buscarme

    Rossa: tn pues vámonos de parranda que dices?

    Tu: yo más puesta que un calcetín, a donde vamos o que?

    Rossa: eso déjemelo a mi paso por usted a las 10:00pm así que muévalas y póngase chula

    Después de colgar, bajaste todo lo que traías en la camioneta y comenzaste a ponerte guapa, te vestiste, te recogiste el cabello en un chongo y te maquillaste, terminaste de poner labial cuando se oyó un claxon afuera y viste que era Rossa, te subiste al carro y ella comenzó a manejar mientras te contaba como había terminado a el Chiquillo, según te platicaba le había hecho un desmadre en su departamento y el se resignó y la dejo ir, tu viste que llegaban a uno de los antros mas famosos ahí en Culiacán, ustedes le dieron la llaves al ballet parking, para poder entrar al antro, tu seguiste a Rossa, y ella te llevo hacia una área VIP, al llegar comenzaste a ver caras conocidas, ustedes se sentaron en una mesa donde se miraba todo el antro a sus pies, ustedes pidieron una de Buchanans y comenzaron a beber, mientras oían la música, en eso llega uno de los meseros y les dice que los señores que estaban a su mesa de la derecha decían que lo que quisieran beber iba por su cuenta, ustedes buscaron con la mirada a los tipos que les habían ofrecido los tragos, rápido le dijiste al mesero:

    Tu: dígale a los señores que muchas gracias pero que por ahora estamos bien

    Rossa: No, mejor tráigame la botella mas cara que tenga y cárguela a la cuenta de esos tipos, creídos

    El mesero asintió y fue por la botella, mientras ustedes se reían de los tipos al imaginarse la cara que pondrían al ver la cuenta jaja, tu revisaste tu celular y te diste cuenta que tenías un mensaje que decía:

    “que chula te ves” y el mensaje era del Chino, tu le sonreíste a la pantalla y guardaste el teléfono, en eso ves que Rossa te hace señas que ahorita regresa pues va bailar con un chavo muy guapo y tu asientes.

    Tu seguiste bebiendo, cuando alguien te tapa los ojos y tu con tus manos tocas esas mano y sientes el anillo de calavera característico de los ántrax y gritas: Rodrigo ya se que eres tu!!

    Chino: eres una tramposa (te extiende la mano para que te pongas de pie y lo saludes)

    Tu: para la otra quítate el anillo jaja (lo saludaste de beso y abrazo)

    Chino: y luego porque tan sola? Te van a robar

    Tu: jaja es que Rossa fue a bailar y me quede aquí sola

    Chino: pues vamos a la mesa donde estamos todos para que no estés sola.

    En eso él le hace señas a un mesero y le dice que todo lo que esta en su mesa lo lleve a la mesa donde están ellos, al llegar a la mesa saludas a todos digo todos porque no hay mujeres, y entre broma y broma siguen bebiendo, cuando el Chino te dice que si van a bailar tu aceptas y comienzan a bailar cuando tu y el chino se van acercando poco a poco hasta fundirse en un beso apasionado fue en ese momento que te diste cuenta que era demasiado tarde ya habías caído rendida a sus pies.
    Apóyanos con un me gusta a nuestra página de Facebook/NarcoviolenciaOficial
    Compartir:

    0 comentarios:

    Publicar un comentario