lunes, 16 de noviembre de 2015

El síndrome de las mulas de cocaína, cuanta droga puede soportar el cuerpo humano

  • lunes, 16 de noviembre de 2015
  • Comentarios
    En el show de Netflix sobre la guerra contra las drogas llamado Narcos hay una escena particularmente sombría en la que una joven y embarazada "mula de cocaína" muere en una sala de emergencias en Miami luego de haber ingerido accidentalmente 12 gramos de cocaína. A instancias de un traficante de drogas colombiano que operaba para el naciente imperio de Pablo Escobar, ella tragó varios paquetes de la droga supuestamente sellados (una practica conocida como "correo humano") y algunos se rompieron en tránsito, lo que no es poco común, incluso en estos días.
    Imagen 3d rayos X

    Con toda esa cocaína en el cuerpo —y el de su bebé—, había muy pocas posibilidades de sobrevivir.

    La escena me recordó un post que escribí hace unos años, donde examinaba la fisiología de una sobredosis de cocaína, que he reescrito aquí porque es muy interesante.

    En 2011 un joven correo humano de cocaína que viajaba de Irlanda fue detenido en un aeropuerto de Brasil con 72 paquetes de cocaína del tamaño de un dedo gordo dentro de su sistema digestivo. Eran cerca de 839 gramos en total. No hay muchos detalles sobre cómo fue que el sospechoso pasó de ser detenido por comportamiento "nervioso" a estar frente a una máquina de imágenes médicas (que produjo la imagen al comienzo de este artículo) pero cómo sea este correo humano estaba vivo y en buen estado luego que removieron los paquetes. Él se vio enfrentado a 15 años de prisión por traficar drogas internacionalmente, pero podemos argumentar que es mucho mejor que morir.
    El mecanismo para remover los 72 paquetes no se especificó en ese tiempo. Los traficantes con bajos factores de riesgo y sin síntomas de bloqueo pueden ser enviados a edificios especiales donde los policías esperan hasta que el sospechoso cague y luego inspeccionan la caca en un inodoro especial que posee ventanas para utilizar guantes. Esta mula irlandesa tenía algún factor de riesgo basado en la cantidad de droga en su cuerpo y el número total de paquetes. La cirugía no es ideal para este tipo de casos, pero dado el número de paquetes hay veces en que es la única opción.

    Él tuvo suerte. Un estudio publicado en el Diario de la asociación norteamericana de médicos en 1983 investigó a 47 correos humanos. Uno de los 47 rompió una bolsa cuando la cagaba y otros 12 tenían paquetes en sus entrañas que estaban a punto de romperse. Estas son malas noticias.

    ¿Qué tan malas? Me enteré que existe la suposición que si una bolsa de cocaína se rompe dentro de tu estomago o intestinos, estás perdido. Una toxicidad y sobredosis garantizada es una fatalidad garantizada. La suposición hace sentido. Cada uno de los 72 paquetes dentro del tipo llevaban 11 gramos de cocaína, algo así como 220 líneas promedio para ser inhaladas. Esto es mucha cocaína y la cocaína, contrario a lo que se cree, puede tener las mismas concentraciones en la sangre ya sea a través de tu nariz o a través de tus entrañas. La última opción se demora más, lo que probablemente hace sentir que es mucho más suave, pero llegará al mismo nivel.
    Funcionarios alemanas de aduanas con cápsulas incautadas desde correos humanos. Imagen: Wiki.

    Entonces si algunos de estos paquetes se rompe en cualquier lugar del cuerpo, equivale a 220 líneas de cocaína liberadas al mismo tiempo. Se demoran unos 30 minutos es ser absorbidas, de acuerdo con los estudios que he podido encontrar. La dosis fatal de cocaína que se acepta generalmente es cerca de 1.5 gramos. Cada uno de estos paquetes posee 11.

    Pero las personas pueden consumir más cocaína que esto, o al menos dicen que lo hacen. Si googleas "la mayor cantidad de cocaína que has consumido", encontrarás una combinación de personas que se jactan de haber consumido 3.5 gramos en una noche, molestando a quienes creen que van a morir luego de consumir un gramo.

    Lo notable es que en estos dos casos el usuario / comentarista sigue vivo. De hecho la mayoría de las sobredosis de cocaína vienen de inyectarla, no de inhalarla. Y, en consideración con nuestra mula de cocaína sin suerte, estamos fijándonos en inhalarla porque es lo más parecido a absorberla a través de tus entrañas. Pero aun así son 11 gramos. Debe existir un punto en que estás jodido. Sin ambigüedades, estás muerto.
    Imagen: drugabuse.gov

    Sucede que a los investigadores no les gusta mucho probar las dosis letales de cocaína en los humanos; pero lo hacen en animales. Lo que vale la pena saber (que no es mucho) es la dosis de cocaína LD100, o cuánto es necesario para matar al 100 por ciento de los sujetos de prueba. En un perro de tamaño humano (68 kilos) es necesario 3.5 gramos. Para matar a una rata del mismo tamaño se necesitan 13.5 gramos. Las ratas aman la cocaína.

    Entonces si nuestro correo humano fuera una rata gigante, probablemente podría absorber un paquete de 11 gramos sin morir por culpa de un paro cardiaco, una serie de variaciones de ataques al corazón, hemorragia, hipertermia o delirio.

    El termino médico para lo que estamos describiendo es "síndrome del correo humano". Ok, el síndrome de las mulas de cocaína. Aparentemente es posible sobrevivir a cuando se rompe un paquete con ayuda medica inmediata; específicamente hay que inyectar benzodiazepina vía intravenosa muy rápidamente, para contrarrestar el efecto estimulante en el sistema nervioso central y también mantener baja temperatura usando hielo, para que el paciente no muera por calentamiento excesivo. Y sí, mucha gente muere porque por lo general es muy tarde.

    No pude encontrar un número total de muertes por ser mulas de cocaína, pero un par de estadísticas puede dar una perspectiva: entre 1990 y el año 2001, murieron 50 personas en Nueva York como resultado de sobredosis relacionadas con ser correos humanos. Así con la guerra contra las drogas.
    (Por Michael Byrne/VICE)
    Apóyanos con un me gusta a nuestra página de Facebook/NarcoviolenciaOficial
    Compartir:

    0 comentarios:

    Publicar un comentario