sábado, 21 de noviembre de 2015

México recibe los nuevos Black Hawk para la Fuerza Aérea Mexicana

  • sábado, 21 de noviembre de 2015
  • Comentarios
    Se trata de los modelos UH-60M Black Hawk que serán destinados a la Fuerza Aérea Mexicana (FAM) de un paquete de 18 aeronaves negociados en un valor de 680 millones de dólares
    Ciudad de México.-NARCOVIOLENCIA.- La comandancia de la Fuerza Aérea Mexicana (FAM) comenzó a recibir los primeros helicópteros UH-60M Black Hawk, que posiblemente se integren al Escuadrón 101 que opera en la Base Aérea Número Uno (BAM-1) ubicada en Tecámac, en el Estado de México.

    El primer aparato aterrizó el lunes 9 de noviembre en Santa Lucía, procedente de la BAM-14, de Escobedo, Nuevo León, a donde llegó tras despegar del Fuerte Hood (Fort Hood), en Texas.

    El martes 10, un segundo Black Hawk llegó también a Santa Lucía procedente de la base aérea de Escobedo. Ninguna de las aeronaves tiene asignada aun su matrícula oficial, aunque sí llevan el logotipo con el triángulo invertido y los colores verde, blanco y rojo de la FAM.

    Estos primeros aparatos forman parte del paquete de 18 aeronaves cuya compra fue anunciada en abril de 2014 por el Departamento de Estado norteamericano, previo a la visita a México de Chuck Hagel, secretario de la Defensa de los Estados Unidos.

    El precio inicial de la operación fue de 680 millones de dólares acordados en 2013 por el lote de aparatos. El paquete incluye, además de los Black Hawk, 40 motores para dichas aeronaves, refacciones, equipos de visión nocturna y armamento para operaciones especiales e inserciones aéreas desde dichas unidades fabricadas por la firma estadunidense Sikorsky.
    La compra fue anunciada por el Congreso norteamericano luego de que el Agencia de Cooperación en Seguridad y Defensa del Pentágono acerca de la solicitud hecha por el gobierno de México para adquirir los 18 helicópteros con los que no solo se reforzará la lucha antidrogas.

    Con la flota de Black Hawks que está comenzando a llegar, el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto continúa con la modernización de la FAM que, de acuerdo con los planes del alto mando militar mexicano, deberá hacerse de una flota de 172 aeronaves para renovar su material aéreo.

    De acuerdo con el Programa Sectorial de Defensa Nacional 2013-2018 presentado en enero de 2013, el poderío aéreo del país se limitaba a 346 aparatos de los cuales sólo servían 204, ya que los restantes cumplieron hace tiempo con su vida útil.

    El documento revelaba también que el 55% de las aeronaves de la FAM cuentan con más de 21 años de servicio. Para revertir esta situación, señalaba, “se tiene considerado la adquisición de diverso material de vuelo, entre ellos, 91 helicópteros, 81 aviones y tres sistemas aéreos no tripulados”.

    En el informe de 76 páginas se abordan los aspectos más relevantes y las necesidades de modernización y rearme de la Sedena, destacando, en el caso de la Fuerza Aérea, el atraso el déficit constante de tripulaciones aéreas, comenzando por los pilotos militares.

    El texto advierte que “es imprescindible completar dos tripulaciones por aeronave de ala rotativa (actualmente se cuenta en promedio con 1.5 tripulaciones) y mantener la proporción conforme se incremente la flota aérea, teniéndose un déficit de 66 pilotos aviadores”.

    En 2007, al inicio de la administración del presidente Felipe Calderón, la Sedena elaboró un análisis interno sobre el grave atraso en el Ejército y Fuerza Aérea, señalando que la FAM contaba entonces con 369 aparatos (entre aviones y helicópteros), a los que se sumarían otras 58 aeronaves que dejaban de pertenecer a la PGR. En total, la Sedena indicaba poseer 427 aparatos (259 aviones y 110 helicópteros de la FAM, más 50 helicópteros y 8 avionetas Cessna de la PGR).

    El documento elaborado por el Estado Mayor de la Defensa Nacional (EMDN) añadía que en ese momento la FAM tenía un déficit de 255 tripulaciones.

    Otras fuentes especializadas, como la publicación, World Air Forces, que año con año elabora reportes sobre el poderío aéreo de decenas de países, ha publicado cifras sobre el material con el que cuentan la FAM y la Armada de México.

    De acuerdo con la publicación, en 2009 las fuerzas armadas mexicanas contaban en total con 328 aeronaves; en 2010 la cifra fue de 324 aparatos; en 2011 y 2012 el número de aviones y helicópteros se mantuvo en 360. Para 2014 la cifra fue de 373 unidades y este año es de 362 aeronaves, según los datos recabados por la publicación con fuentes gubernamentales, académicas y periodísticas.

    Datos del sitio especializado Global Fire Power (GFP) acerca del poder bélico de 126 naciones –listado en el que México ocupa el lugar 31– indicaban en 2013 que el poderío aéreo del país se limitaba a 346 aeronaves. Para febrero de este año, el mismo sitio reportaba un total de 362 aeronaves de ala fija y ala rotativa (aviones y helicópteros) repartidos de la siguiente forma:

    – Total: 362

    – Cazas e Interceptores: 6

    – Aviones artillados: 43

    – Transportes Aéreos: 199

    – Entrenadores: 81

    – Helicópteros: 169

    Helicópteros de ataque: 0

    Sin embargo, la suma de estas cantidades da un total de 498 aparatos. El sitio GFP no explica cómo distribuye las cifras o si en el total incluye aeronaves fuera de servicio.

    El proceso de modernización en la Fuerza Aérea Mexicana está planeado para culminar en el 2018, cuando Peña Nieto termine su periodo al frente del país. La calendarización en la entrega de los 18 helicópteros Black Hawk indica que éstos deberán ya integrados en su totalidad a Escuadrón 101 en marzo de 2016.

    Jorge Alejandro Medellín

    @JorgeMedellin95

    Estado Mayor MX
    Apóyanos con un me gusta a nuestra página de Facebook/NarcoviolenciaOficial
    Compartir:

    0 comentarios:

    Publicar un comentario