miércoles, 20 de enero de 2016

Habitantes de la sierra de Chihuahua temen que el Cártel de Sinaloa se debilite y "La Linea" gane terreno

  • miércoles, 20 de enero de 2016
  • Comentarios
    Por Norma Jean Ponce/VICE

    Sierreños lamentan su captura

    NARCOVIOLENCIA.-En la comunidad de Porochi, en Chihuahua, vive Doña Susana de 54 años. Desde hace dos años organiza las fiestas patronales y dice conocer de cerca a las células del Chapo, a quienes les apodan Los Sicarios.

    "Siempre andan en grupos a bordo de sus camionetas y no asustan a la gente. Son tranquilos", dice.

    Cuenta que el pasado 12 de diciembre, durante el festejo a la Virgen de Guadalupe, Los Sicarios llegaron a comer y cuidaron que no hubiera disturbios. "Nos tienen tan vigilados que saben quiénes somos. En la fiesta una persona se puso mala y como aquí no hay ambulancias ellos nos hicieron el favor de llevarla hasta Cerocahui como a dos horas de aquí".
    Teresa, de 32 años, también coincide con doña Susana. Ella vive en el municipio de Urique y está convencida de qué cártel de Sinaloa les aporta a su economía. "Los de La Línea nos piden dinero, roban expendios y tienditas. Lo contrario a Los Chapos, que llegan a comprar donas y tortillas de harina. En una vuelta pagan como cinco mil pesos y regresan al tercer día a comprar casi toda la tienda", cuenta Teresa.

    "Cuando llegaron nos dijeron que no anduviéramos de noche porque iban a hacer limpieza. Con las mujeres son enamorados, como todos, pero nos respetan. No andan amenazando como los de La Línea que nos quieren llevar a la fuerza. Los linieros se llevan chavalitas y las violan".

    "A los golpeadores de mujeres les ponen su asustada. A mi vecino, que golpeaba a su mujer y violaba a su hijastra de 14 años, se lo llevaron y le dieron una buena madriza para que no anduviera de abusón, desde entonces ya anda muy tranquilo el señor", dice.

    Ambas creen que con la captura del Chapo la situación de violencia va a empeorar. "Ahora que capturaron al Chapo me da tristeza porque nos va a ir en feria otra vez. Creo que otra vez se va a soltar la matanza. Lo que más me da coraje es que el mendigo presidente que está sentado en su silla ni siquiera sabe cómo está la situación en la Sierra", agrega Doña Susana.

    Leopoldo Edén Molina, alcalde de Guadalupe y Calvo.

    Gobernar en el Triángulo Dorado.

    Leopoldo Edén Molina, alcalde de Guadalupe y Calvo, municipio perteneciente al Triángulo Dorado entre los enclavados límites de Chihuahua, Durango y Sinaloa, aseguró a VICE.com en noviembre pasado que las operaciones de Joaquín el Chapo Guzmán no influenciaban el entorno. "El Chapo no tiene nada que ver aquí ni altera el orden. Ni cuando lo agarraron ni cuando se escapó, no cambió nada" visita narcoviolencia com mx.

    Tras sobrevivir a un atentado el 8 de junio de 2014, en el que un ex policía municipal presuntamente sobornado intentó matarlo, el alcalde afirma que la disputa en dicha región se da entre grupos emergentes y no entre los grandes cárteles de la droga.

    "El que no pertenezcan a un grupo grande los hace muy inestables. Cuando un cártel grande se manifiesta en una zona, al menos respetan a los civiles y las guerras se dan entre narcos. Los demás grupos, al no estar bien con ningún gran cártel, tratan de sobrevivir con secuestros y extorsiones y eso los convierte en sujetos extremadamente peligrosos".

    Aunque ha habido diversos enfrentamientos que han durado hasta nueve horas continúas, el mandatario insiste en que el Triángulo Dorado se encuentra en una fase de "control" gracias a la colaboración de las autoridades, toda vez que mil militares y 250 efectivos policiales resguardan la zona.
    Alcalde custodiado.

    Aún así no se confía del crimen organizado, procura ser de bajo perfil y siempre se acompaña de su rifle Panther .223 y por lo menos seis escoltas fuertemente armados. También se protege a través de la santería nigeriana Yoruba, pues es sacerdote Babalawo, desde algunos años. "Veo a la muerte como una bendición, no como una desgracia", dice.

    Molina, de 39 años, estudió hasta la secundaria y le apasiona pilotear su avioneta. Hace tres años se desempeñaba como el encargado de la seguridad del municipio y se convirtió en candidato a la alcaldía el 10 de junio de 2013, luego de que el entonces candidato del PRI, Jaime Orozco, fuera levantado (secuestrado) a mitad de la campaña electoral.

    Como parte de la batalla contra el narco, Molina destina 16 millones de pesos de presupuesto para dar seguridad a los 70 mil habitantes que habitan en Guadalupe y Calvo y afirma que "el gobierno ya no retrocede, va en avance y se está haciendo respetar".

    Para enmendar esa fascinación que muchos jóvenes tienen por pertenecer al narco, el alcalde les ha advertido que existen otros caminos para salir adelante. "Un sicario gana 1,500 pesos por semana y un campesino igual, no tiene sentido. La falta de educación propicia que la gente se vuelva parte del crimen organizado, lo ven, lo aprenden y creen que así es la vida".
    Incautación de droga.

    El Cártel de Sinaloa se debilita en Chihuahua

    El fiscal de Chihuahua, Jorge González Nicolás, atribuyó al cártel de Sinaloa cuatro mil 546 ejecuciones en el estado, lo que significa el 50 por ciento de los crímenes ocurridos en la denominada narcoguerra.

    Explicó que la detención del Chapo es un golpe al optimismo de las células del Cártel de Sinaloa que aún operan en Chihuahua. "El Cártel de Sinaloa ha menguado y está por desaparecer, mientras se posiciona nuevamente el Cártel de Juárez de los Carillo Fuentes".

    De acuerdo con el funcionario, las células del Chapo tuvieron un auge en el norte del estado entre los años 2007 y 2010 y actualmente tienen mayor presencia en la Sierra Tarahumara.

    Los Artistas Asesinos, Mexicles y Gente Nueva son los principales grupos que operan para el Chapo en Chihuahua y hacen frente al bando contrario de La Línea, quienes han ganado el territorio de la frontera.

    Ante la captura del capo de la droga, las autoridades combaten el efecto cucaracha en la Sierra de Chihuahua, donde elementos de la Marina y elementos estatales resguardan la zona.

    Además, tres de los seis detenidos junto con el Chapo durante el operativo Cisne Negro, en Los Mochis, Sinaloa, fueron trasladados al Centro Federal de Readaptación Social número 9, en Ciudad Juárez, informó el fiscal.
    Apóyanos con un me gusta a nuestra página de Facebook/NarcoviolenciaOficial
    Compartir:

    0 comentarios:

    Publicar un comentario