sábado, 9 de enero de 2016

Confirman que México extraditará a 'El Chapo' Guzmán a EU

  • sábado, 9 de enero de 2016
  • Comentarios
    Dos soldados escoltan a 'El Chapo' Guzmán. / DANIEL VILLA
    Aún se desconoce cuándo se realizará la extradición algunos especialistas en seguridad mencionan que podría realizarse a mediados de este año.
    La misma Procuraduría General de la República (PGR) a confirmado su inminente extradición a Estados Unidos
    Con la recaptura de Joaquín Guzmán Loera se dará inicio a los procedimientos de extradición a Estados Unidos, que de acuerdo con la ley en la materia tienen distintas etapas, informó la Procuraduría General de la República (PGR).

    En un comunicado precisó que, una vez notificado, el reclamado contará con un término de tres días para oponer excepciones y 20 días más para probarlas, y que éste último término podrá ser extendido.
    NARCOVIOLENCIA.-El Gobierno de México tiene como objetivo cumplir con la petición de EE.UU. de extraditar a Guzmán, informa Reuters.

    La Procuraduría General de Justicia de México trabajará lo más rápido posible para efectuar la extradición, la que podría ser llevada a cabo a mediados de este año. Sin embargo, el marco de tiempo probablemente dependerá de los recursos que presenten los abogados de Guzmán.
    La extradición de 'El Chapo' a Estados Unidos ayudaría a disipar los temores de que el capo del cartel de Sinaloa podría sobornar a funcionarios de la prisión y escapar nuevamente de una cárcel mexicana.

    En EE.UU. Guzmán se enfrenta a cargos por delitos contra la salud, asociación delictuosa, delincuencia organizada, lavado de dinero, homicidio y posesión de armas de fuego.

    Que dicen los analistas y expertos en seguridad

    “El Chapo no puede ser extraditado inmediatamente” pero sera algo inevitable su extradición a EU, dice Ricardo Sánchez Reyes Retana, un abogado que tiene experiencia en casos de delincuencia organizada. Cuando Guzmán se fugó a través del túnel que sus hombres cavaron debajo de la prisión del Altiplano, los procesos penales que tenía abiertos en México en su contra se suspendieron. Su recaptura los ha reanudado. Una petición de extradición toma un año y medio en concederse, considera el abogado. Sin embargo, la intervención de la oficina jurídica de la presidencia podría acelerar el proceso.

    Arely Gómez, la procuradora de la PGR, ha dicho que Estados Unidos reclamó formalmente la extradición de Joaquín Guzmán con una nota diplomática el 25 de junio. Ese fue el inicio del procedimiento que ahora vuelve a ponerse en marcha. Un juez de distrito en materia de procesos federales debe dar su opinión después de valorar la conveniencia o no de enviarlo al norte. El  expediente deberá de ser validado por la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

    “Si el juez concluye que Guzmán es extraditable, no se le tiene que entregar a Estados Unidos inmediatamente”, explica Sánchez Reyes Retana. Aquí es donde entra el valor político de un caso judicial. El Gobierno de Enrique Peña Nieto no desea mostrar debilidad. “Sería un error extraditarlo ahora. Mostraría que México es muy vulnerable, que no confiamos en nuestras instituciones y que la presión que ejerce Estados Unidos tiene efectos inmediatos”, afirma Eduardo Guerrero, un especialista en seguridad nacional que trabajó en las áreas de inteligencia en el Gobierno de Felipe Calderón. Ambos consideran que Guzmán estará al menos seis meses en México antes de ser enviado a Estados Unidos. “El Chapo tiene información de la estructura criminal que debe ser conocida por agentes de seguridad en México”, considera Guerrero.

    La Fiscalía (PGR) mexicana deberá operar con mucha cautela el proceso en contra del criminal. “Deben ser cuidadosos para que no haya acusaciones de faltas al debido proceso”, afirma Guerrero. Errores de procedimiento cometidos por la procuraduría han dejado en libertad a otros delincuentes. Uno de los casos recientes es el de Rubén Oseguera González, hijo de El Mencho, el capo del Cártel Jalisco Nueva Generación, que fue liberado en dos ocasiones por imprecisiones del ministerio público.

    El viernes el júbilo y el triunfalismo marcaron los anuncios de la captura que hicieron el presidente Enrique Peña Nieto y su Gabinete. El mandatario no mencionó en su breve discurso en Palacio Nacional el reclamo que Estados Unidos ha hecho del capo. Tampoco lo comentaron más tarde Miguel Ángel Osorio Chong, ministro de Gobernación (Interior), ni la fiscal Gómez, que no mencionó la palabra extradición en su informe de la captura. Los ministros, en cambio, destacaron la fortaleza de las instituciones en México.

    La fuga de El Chapo en julio de 2015 obligó a Peña Nieto a corregir su política de extradiciones. A su llegada a la presidencia, en 2012, disminuyó el ritmo de envíos de criminales a Estados Unidos que mantuvo su antecesor, Felipe Calderón. “Este Gobierno fue muy soberbio al principio, lo que provocó un enfriamiento con Washington en materia de seguridad”, afirma Guerrero.

    En octubre de 2015, México rectificó y mandó a Estados Unidos a 13 criminales de alta peligrosidad. Entre ellos estaba Edgar Valdés Villarreal, conocido como La Barbie, detenido en agosto de 2010. Esta semana, este sanguinario sicario del cártel de los Beltrán Leyva se declaró culpable en un tribunal de Atlanta, Georgia, de traficar drogas y de haber blanqueado dinero. Está por verse si México podrá ver a El Chapo, su más grande capo, admitir sus crímenes frente a un tribunal de Estados Unidos.

    Apóyanos con un me gusta a nuestra página de Facebook/NarcoviolenciaOficial
    Compartir:

    0 comentarios:

    Publicar un comentario