jueves, 11 de febrero de 2016

Se enfrentan Cártel del Golfo y Zetas en penal de Topo Chico, motín deja 52 muertos

  • jueves, 11 de febrero de 2016
  • Comentarios
    Familiares de los reclusos se manifiestan afuera del penal del Topo Chico desde muy temprano para obtener información sobre quienes fueron los muertos.
    Un motín que se dio entre integrantes del Cártel del Golfo y los Zetas en el penal de Topo Chico en Monterrey, Nuevo Léon dejo un saldo de *52 muertos y 12 heridos durante la madrugada de este jueves.
    El motín se dio entre dos bandas en el interior del penal liderados por un lado por Jorge Iván Hernández Cantú del Cártel del Golfo apodado "El Credo" y del otro bando por parte de Juan Pedro Saldívar, alias el "Z-27", el asesinato del "Comandante Credo" por parte de los Zetas habría sido el detonante del enfrentamiento entre los 2 bandos.
    Familiares de los internos se manifiestan afuera de las instalaciones del penal en exigencia de que se les den informes sobre lo ocurrido durante las primeras horas de este jueves. 

    NARCOVIOLENCIA.-La sangre y el fuego han sacudido esta noche la cárcel estatal de Topo Chico, en Monterrey, en el norte de México. *52 presos han muerto tras un salvaje motín, ha confirmado después de las nueve de la mañana el gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez, El Bronco .
    Hay también 12 heridos, cinco de ellos en estado muy grave. El penal tiene una fuerte presencia de Los Zetas y del cártel del Golfo. Las primeras versiones apuntan a que el detonante fue el intento de fuga y asesinato de Jorge Hernández Cantú, El Comandante Credo, miembro del cártel del Golfo y uno de los cabecillas del presidio. Su muerte a manos de una banda rival cuando pretendía huir, habría desatado, a tenor de estas versiones, el vendaval de la venganza. Un choque que desembocó, ante la incapacidad de las fuerzas de seguridad, en un inmenso baño de sangre, mas tarde alrededor de las 9 de la mañana el gobernador tuvo que salir a aclarar la situación.

    "A las 23:30 horas se reportó una riña entre internos del penal. El conflicto partió entre la disputa de los grupos liderados por Jorge Iván Hernández Cantú, apodado "El Credo", y Juan Pedro Saldívar, alias el "Z-27", informó el gobernador Jaime Rodríguez en rueda de prensa.


    Rueda de prensa, para informar y aclarar la situacion en el penal del topo chico
    Posted by Jaime Rodriguez Calderon on jueves, 11 de febrero de 2016
    Aseguró que todos los muertos y heridos son del sexo masculino, y descartó un intento de fuga.

    "Quiero subrayar que queda descartada la existencia de fuga alguna o intento de esta, así como el uso de armas de fuego", señaló.

    El mandatario dijo que alrededor de la 1:30 horas de este jueves la situación quedó bajo control.

    "Desde esas horas, elementos del Ejército Mexicano, la Marina, la Policía Federal, apoyan en las tareas de vigilancia en el penal", agregó.

    "El Credo", considerado cabecilla de “Cártel del Golfo” y detenido por el Grupo Antisecuestros en el 2012, presuntamente controlaba parte del centro penitenciario.

    En el interior, disputaba el control con Juan Pedro Saldívar, alias el "Z-27". Trascendió que esta persona estaba en un penal de Tamaulipas y por orden judicial lo regresaron al Topo Chico.

    LEE: VIDEO Asesinato del "Comandante Credo" del CDG desato matanza de 52 reos del penal de Topo Chico

    El levantamiento en el penal de Topo Chico se registra un día antes de la llegada del Papa a México. Francisco tiene previsto visitar el miércoles que viene la prisión estatal de Ciudad Juárez y liberar a 50 internos.

    Los motines fueron durante años moneda común en los presidios mexicanos. El último grave se registró en La Pila (San Luis Potosí) y acabó con 13 muertos. Las imágenes difundidas tras la revuelta mostraron al mundo las terribles condiciones de vida en el interior del presidio.

    Este nuevo motín vuelve a poner a México ante el espejo de sus cárceles. Con una población reclusa de cerca de 250.000 internos, los problemas de hacinamiento y violencia son moneda común. Pero el mayor problema posiblemente procede del dominio que ejercen los cárteles sobre las prisiones, hasta el punto de que muchas penitenciarias se rigen a voluntad de las organizaciones criminales. Controlan las visitas, las drogas y los alimentos. Prestan el dinero y en caso de que no haya retorno, ejercen la violencia sin contemplaciones. En la cárcel que visitará el Papa este miércoles, las bandas llegaron a organizar hace pocos años carreras de caballos, ante el silencio cómplice de las autoridades.

    Los intentos presidenciales para revertir este control han sido constantes, pero casi nadie en México cree que hayan tenido éxito. La fuga de El Chapo, por un increíble túnel de 1.500 metros, demostró este mismo año la enorme debilidad del sistema. La huida se registró en la cárcel de máxima seguridad de El Altiplano. Bajo control federal y supuestamente sometida a continuas medidas de contravigilancia, este centro era considerado el más seguro del país. Pero nada pudo contra el poder corruptor del líder del cártel de Sinaloa. Le bastó con levantar el piso de la ducha y huir sin que se activaran las alarmas hasta horas después. Tras la humillante salida, la cúpula del sistema penitenciario mexicano fue descabezada.

    *En un principio se manejo la información de 52 muertos pero el gobierno de Nuevo León ajusto la cifra de los 52 a 49 muertos, 5 se encuentran calcinados.
    Apóyanos con un me gusta a nuestra página de Facebook/NarcoviolenciaOficial
    Compartir:

    0 comentarios:

    Publicar un comentario