miércoles, 27 de abril de 2016

Ciudadanos de Tamaulipas se expresan a favor de humillación y tortura de narcos

  • miércoles, 27 de abril de 2016
  • Comentarios
    Reynosa, Tamaulipas.-La tortura de una mujer detenida por un militar y un policía federal, un marino que humilla a detenidos fotografiándolos con lencería de mujer, hechos virales en redes sociales en las ultimas semanas, las reacciones confrontan a la sociedad a favor y en contra en el país, en Tamaulipas estos hechos unen a las personas… a favor!

    Analizando posts en páginas de Facebook locales con temáticas de situación de riesgo donde se lleva la cronología de los sucesos de violencia en la región, la sección de comentarios tiene mucha actividad en las publicaciones sobre estas acciones de las Fuerzas Armadas. En los comentarios no se ven muestras de indignación ante la violación de los derechos fundamentales, las reacciones van de la aprobación a la celebración de tales actos, los perpetradores son incluso considerados héroes vengadores, un porcentaje (mínimo) de personas que condenan los hechos, son acusados de pertenecer o tener algún familiar en las filas del crimen organizado.
    Sin embargo no hay polarización, la tendencia es casi unánime a considerar que “se lo merecían” “por algo se lo hicieron”, en estados como Tamaulipas donde el crimen organizado ha agraviado a la sociedad hasta el hartazgo, esos actos son considerados como revancha, tal parece que la sociedad se ha insensibilizado.

    ¿Insensibilización por deshumanización? Contrario a la primera impresión del concepto, la insensibilidad que se vive aquí es una forma de protección, cuando no se puede negar la realidad, es un escudo ante el sufrimiento y la impotencia, en un estado sumido en la violencia por la guerra entre carteles y el estado contra estas organizaciones.

    Los ultrajes a la población van desde secuestro, cobro de piso, despojo y daño en propiedad, robo, desaparecidos, en algún punto a cada habitante del estado le ha tocado vivir de cerca estos acontecimientos, el hecho de ver que alguien infringe daño, mata o exhibe a esas personas canaliza la indignación y disipa la sensación de querer realizar uno mismo tales actos.

    La sistemática exposición a escenas de violencia nos ha llevado de la perturbación al morbo, las quejas de las personas van en el sentido de que una balacera fue inútil si no se detuvo o asesino a criminales “se desperdician balas”, la impunidad se ha instalado en Tamaulipas y silenciosamente nos ha hecho cómplices.

    Por: BREITBART/TX

    Apóyanos con un me gusta a nuestra página de Facebook/NarcoviolenciaOficial
    Compartir:

    0 comentarios:

    Publicar un comentario