jueves, 14 de abril de 2016

El final criminal de los hermanos R-1 y R-2 de Los Rojos del Cártel del Golfo en el sur de Tamaulipas

  • jueves, 14 de abril de 2016
  • Comentarios
    La Policía Federal afectó las estructuras de mando y operativa de Los Rojos, el violento brazo armado del cártel del Golfo, cuyos miembros fueron identificados como presuntos responsables del secuestro y homicidio del padre y del hermano del cineasta Alejandro Gómez Monteverde, en septiembre de 2015.

    Así se desprende de un informe de inteligencia del gobierno federal al que tuvo acceso el diario MILENIO, el cual indica que uno de los principales objetivos de las autoridades es desarticular al cártel y a su grupo de sicarios, a quienes se les atribuye gran parte de la violencia en Tamaulipas y el norte de Veracruz, junto con Los Zetas.

    Se estima que Los Rojos controlan la mayor parte de las ganancias obtenidas por el trasiego de droga y otros delitos perpetrados por el cártel del Golfo.

    El documento destaca las capturas del líder de este grupo de gatilleros, Marco Antonio Haro Rodríguez, R-2, (rojo dos) o Toñín, y dos de sus lugartenientes, registradas la semana pasada en Altamira.
    R-2 operaba principalmente como jefe de plaza en la zona sur de Tamaulipas y norte de Veracruz; fue arrestado junto con Eloy Fernando del Ángel Hernández, R-7, (rojo siete), supuesto encargado de ordenar secuestros y extorsiones.

    De acuerdo con el gobierno federal, este último participó de manera directa en el plagio y asesinato de Juan Manuel Gómez Fernández y Juan Manuel Gómez Monteverde, padre y hermano del director de cine, ocurrido el 4 de septiembre del año pasado.

    También fue aprehendido Omar García Torres, Cabo R-12 (Cabo rojo 12), El Panzón o Ñetas, jefe de seguridad de Marco Antonio Haro Rodríguez.

    El martes los tres integrantes de Los Rojos fueron trasladados de las instalaciones de la Subprocuraduría Especializada de Investigación en Delincuencia Organizada (Seido) en la Ciudad de México al Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) número 14, en Durango.

    Enfrentarán proceso ante la justicia federal por los delitos de portación de arma de fuego, privación ilegal de la libertad en la modalidad de secuestro y delincuencia organizada, entre otros cargos.

    LABORES DE INTELIGENCIA

    Según investigaciones y labores de inteligencia de la Policía Federal, los detenidos eran parte de la cúpula del brazo armado del cártel del Golfo.

    Los Rojos controlan la mayor parte de las ganancias ilícitas producto del trasiego de droga hacia Estados Unidos, secuestros, extorsiones, cobro de piso a empresarios y comerciantes, así como robo de hidrocarburo en ductos de Pemex.

    Los alias o sobrenombres de estos tres sujetos corroboran el nivel de mando que ocupaban dentro de la estructura de Los Rojos, los cuales se identifican entre ellos con la letra erre, seguida de un número que se asigna de acuerdo con sus tareas delictivas.

    Según el reporte, después de la captura y extradición de Osiel Cárdenas Guillén, quien fue jefe máximo del cártel del Golfo; de la muerte de su hermano Antonio Cárdenas Guillén, Tony Tormenta, y el arresto posterior de Eduardo Costilla Sánchez, El Coss, la organización delictiva ha registrado una fractura que se ha prolongado por años.

    Esta situación ha ocasionado una serie de enfrentamientos entre grupos antagónicos, además del desprendimiento de Los Zetas, quienes eran su grupo de gatilleros y se asumieron como otro cártel.
    En la zona sur de Tamaulipas y sus límites con Veracruz (desde Villa Manuel hasta Pánuco), han operado al menos seis diferentes grupos delictivos. Se trata de Dragones, Calimanes, Fresitas, Camellos, Escorpiones y Los Rojos.

    Silvestre Haro Rodríguez, R-1 (rojo uno) o El Chive, hermano de R-2, logró tomar el liderazgo de cinco de estas organizaciones, excepto de Dragones, con quienes desde 2014 ha sostenido violentos choques por el control de las actividades delictivas.

    R-1 operó como jefe de plaza en Tampico, Altamira, Ciudad Madero, Miramar y González, en Tamaulipas; así como en Pueblo Viejo, Tampico el Alto y Pánuco, en Veracruz.

    Fue capturado por fuerzas federales el 14 de agosto de 2015, por lo que su lugar fue ocupado por Marco Antonio Haro, detenido con sus dos cómplices el 8 de abril pasado.

    El arresto se dio en un operativo en el que participaron elementos de la División de Inteligencia de la PF, con el apoyo de las secretarías de Marina y de la Defensa Nacional, además de la Procuraduría General de la República.

    Las autoridades les aseguraron dos pistolas con ocho cargadores y diversos cartuchos útiles, un fusil AR-15, una granada de fragmentación, cuatro equipos de telefonía y un vehículo Jeep tipo Wrangler con placas de circulación XHM1517.

    Investigaciones vinculan a R-7 con el plagio y asesinato de los familiares del cineasta Alejandro Gómez Monteverde, director de la película Bella, que tuvo éxito en el Festival Internacional de Cine de Toronto, donde ganó el premio People’s Choice. También dirigió la cinta Little Boy; ambos filmes producidos por el actor Eduardo Verástegui.

    Los dos fueron secuestrados por un grupo armado y sus restos se localizaron días después de que exigieron y recibieron parte de un millonario rescate.

    Fueron privados de su libertad luego de salir de su domicilio en Tampico; sus cuerpos fueron encontrados en el ejido El Chachalaco, municipio de Pueblo Viejo, en el norte de Veracruz.

    Por MILENIO
    Apóyanos con un me gusta a nuestra página de Facebook/NarcoviolenciaOficial
    Compartir:

    0 comentarios:

    Publicar un comentario