lunes, 4 de abril de 2016

‘El Güero‘ Palma "Capo de la Vieja Escuela" saldrá de prisión en junio de este año

  • lunes, 4 de abril de 2016
  • Comentarios
    A sus 55 años el capo recuperara su libertad
    Jesús Héctor Palma Salazar, “El Güero”, saldrá de prisión el próximo 11 junio.
    Palma Salazar mantuvo en alianza con Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán una lucha sangrienta en contra del Cártel de Tijuana, bajo el control de los hermanos Arellano Félix.

    Agentes migratorios de Estados Unidos lo conducirán a la frontera con México

    Luego de 19 años de  encarcelamiento, Jesús Héctor Palma Salazar, el Güero Palma, logrará su libertad definitiva en los próximos meses, tras haber cumplido favorablemente sus condenas tanto en México como en Estados Unidos, informaron autoridades de ambos países.
    La Oficina Federal de Prisiones de Estados Unidos (USBOP), reveló que será el próximo 11 de junio en la mañana, cuando agentes de Migración junto a US Marshals vayan por el narcotraficante del Cártel de Sinaloa a la cárcel de Atwater, en el norte de California, para entonces conducirlo a México.
    “Una vez liberado, la persona no logra su libertad inmediata, sino que agentes de Inmigración van por él para  llevarlo a la frontera de Mexicali con Caléxico, donde será  entregado a agentes de la PGR”, dijo uno de los voceros del Departamento de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos.

    En México, el Güero Palma será puesto a disposición de un juez federal, aunque ello es únicamente un tramite necesario, pues se espera que el capo sea liberado a los días, sino es que horas después de ser entregado a las autoridades mexicanas, pues en México el capo ya cumplió una sentencia de 12 años de prisión por los delitos de posesión de armas de fuego de uso exclusivo del ejército, tráfico de drogas y documentación falsa.

    La nostalgia del poder

    Aunque a sus 55 años, Palma Salazar parece viejo, cansado y  plagado de rencores y enemigos, el otrora capo, quien operó para Joaquín el Chapo Guzmán, uno de los jefes del Cártel de Sinaloa, se espera que regrese a su antigua ocupación: el narcotráfico.

    “El problema del Güero Palma es que es el tipo de persona a quien le encanta el poder, y lo que se espera es que busque una reunión con sus antiguos aliados y regrese al negocio”, comentó Mike Vigil, agente retirado de la DEA y autor del libro Deal, que narra en retrospectiva las operaciones del Cártel de Sinaloa.

    La DEA dijo que no comentaría sobre posibles especulaciones, y que no perseguirían al Güero luego de su liberación, a menos de que volviese a las andadas.

    Por otro lado, la supuesta tensión que existe entre las fracciones de Ismael el Mayo Zambada y Joaquín el Chapo Guzmán, no parecen favorecer la inserción del Güero Palma a los negocios ya establecidos, con gente nueva y con estrategias completamente diferentes, pues aunque el capo continuó operando desde dentro de la prisión, al ser extraditado a Estados Unidos le cortaron todos sus operaciones, además de que se rumoró durante mucho tiempo que Palma Salazar se había integrado al programa de Testigos Protegidos.

    Otras versiones señalan que en alguna ocasión proporcionó información para localizar al Chapo Guzmán, cuando éste estaba prófugo.

    Los entonces defensores del Güero Palma, aclararon que él nunca cooperó con el gobierno de Estados Unidos.

    “Si la sentencia se redujo fue por buena conducta, y no porque el señor Salazar haya cooperado con las autoridades estadunidenses”, dijo Frank Ragen, abogado del Güero Palma.

    Peregrinar en las sombras

    Hasta finales del año pasado, Palma Salazar se encontraba confinado en la cárcel de Súper Máxima Seguridad de Florence, en Colorado, donde los prisioneros sólo ven la luz del día una vez a la semana, y apenas durante 30 minutos.

    Pero tras una petición especial hecha por la defensa al abogado Larry Alan Burns, éste accedió transferirlo a la prisión de mediana seguridad de Atwater, en el condado de Merced en el norte de California, donde el capo tiene mucha familia.

    “Le voy a conceder esa petición a cambio de que nunca regrese a Los Ángeles ni a ninguna otra parte del sur de California”, dijo Burns a Palma.

    Burns era el mismo juez que, años después, sentenció a los hermanos Benjamín y Francisco Javier Arellano Félix, el Tigrillo, y en ambos casos los condenó con todo el peso de la ley.

    Sin embargo, con Palma Salazar no fue tan implacable. Aunque la sentencia original fue por 16 años, el juez le tomó en cuenta cinco años que había estado esperando su extradición en la cárcel de Puente Grande, en Jalisco, así como su buena conducta, por lo que el capo fue liberado a los nueve años de su extradición.

    Aquel principio

    Cuando el Güero Palma fue arrestado, el 23 de junio de 1995, era uno de los capos más buscados por la DEA y por las autoridades mexicanas. Socio de Amado Carrillo, había una recompensa de 5 millones que ofrecía el gobierno de Estados Unidos por su captura.

    Según revelaron medios informativos entonces, al capo ya le seguían los pasos desde meses atrás, y ese día, el gobierno tenía información de que asistiría a una boda en Guadalajara, Jalisco, pero la avioneta en que viajaba sufrió algunos desperfectos mecánicos, por lo que tuvo que aterrizar de emergencia en una zona serrana, entre Jalisco y Nayarit.

    Como tenía a la Policía Federal a su servicio, el narcotraficante fue asistido rápidamente, pero al mismo tiempo tenía al Ejército rastreándolo muy de cerca, vía satelital, y fue por ello que lograron localizarlo, aún cuando el capo estaba vestido de policía federal, con placa, uniforme e identificación.

    Fue encarcelado en el Reclusorio Norte de la ciudad de México, y dos años después, trasladado al penal de Puente Grande, en Jalisco, donde se reunió con su socio, el Chapo Guzmán, luego de que un magistrado colegial lo condenara a siete años de prisión.

    En teoría el Güero saldría libre en 2002, pero debido a que existía una orden de extradición en su contra, emitida por la Corte Federal del Distrito Sur de California, el capo fue mantenido prisionero hasta que el 9 de abril de 2007, cuando fue trasladado a una prisión de San Diego, donde fue confinado mientras duró el juicio.
    Apóyanos con un me gusta a nuestra página de Facebook/NarcoviolenciaOficial
    Compartir:

    0 comentarios:

    Publicar un comentario