sábado, 14 de mayo de 2016

Jefe de inteligencia se quedo con mochila decomisada y después fue ejecutado por sicarios en Nuevo León

  • sábado, 14 de mayo de 2016
  • Comentarios
    Con información de El Norte

    San Pedro, NL.-El "decomisar" una mochila abandonada por un sospechoso que escapó el pasado 4 de mayo de un operativo y balacera en Valle Oriente, y presuntamente negarse a devolverla, habría provocado la ejecución del jefe de inteligencia de la Ministerial, Carlos Arturo Valle Novelo, y su escolta este lunes en San Pedro.

    Dos fuentes relacionadas con las investigaciones coincidieron ayer en que la mochila fue abandonada por uno de los presuntos delincuentes que se hizo pasar como cliente ingresando a la zapatería SAS para escapar de la acción policial luego del tiroteo frente al restaurante Sirloin Stockade entre ministeriales y criminales.


    La mochila habría contenido celulares, dólares y al menos un reloj lujoso, que el sospechoso dejó en la zapatería después de permanecer casi 39 minutos en el negocio, antes de escapar.
    Los informantes dijeron que, luego del escape del sospechoso, Valle entró al negocio, inspeccionó el lugar, detectó la mochila y la "aseguró", llevándosela con él.

    Sin embargo, en lugar de turnarla al Ministerio Público, la conservó argumentando que él realizaría la investigación.

    Valle era coordinador de Análisis de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI).

    De acuerdo con las indagaciones, una persona contactó el mismo día a Valle para reclamarle la mochila, pero éste se negó a devolverla y fue eso lo que habría desatado el doble crimen en la Avenida Gómez Morín.

    Otra línea de investigación que trascendió y es revisada por la autoridades es que el jefe ministerial acribillado también decomisó un vehículo que contenía una fuerte suma de dinero y armas. No obstante, otras fuentes dijeron desconocer esta versión.

    Valle fue ejecutado junto con su escolta Javier Alejandro Rodríguez Rodríguez la noche del lunes en el estacionamiento del Office Max, en Gómez Morín y Magnolia.

    Tras el crimen, la Procuraduría informó que el ex jefe de inteligencia había ido al establecimiento a comprar un paquete de hojas.

    Pero las fuentes advierten de una versión de que acudió para negociar con los sospechosos, que ya iban decididos a matarlo.

    Apóyanos con un me gusta a nuestra página de Facebook/NarcoviolenciaOficial
    Compartir:

    0 comentarios:

    Publicar un comentario