domingo, 25 de septiembre de 2016

Con impactos de bala y envuelto en cobija fue hallado muerto el sacerdote desaparecido en Michoacán

  • domingo, 25 de septiembre de 2016
  • Comentarios

    El párroco de Janamuato, Michoacán, José Alfredo López Guillén, reportado desaparecido desde el pasado lunes, fue localizado muerto en un paraje sobre la carretera Puruándiro-Zináparo.

    La Procuraduría General de Justicia del Estado informó que el sacerdote presentaba impactos de bala en el estómago y estaba envuelto en una cobija.

    En un comunicado, detalló que con los resultados de la necropsia se pudo determinar que el cuerpo tenía una rigidez cadavérica de aproximadamente 120 horas, relativas a 5 días.

    López Guillén fue visto por última vez con vida el pasado lunes en la Casa Parroquial, donde estuvo conviviendo con otras personas.

    Según el Cardenal Alberto Suárez Inda, el religioso fue sacado a la fuerza por desconocidos, quienes se llevaron también algunos objetos de valor y el vehículo de la víctima.
    La unidad fue localizada al día siguiente, volcada a 90 kilómetros de Janamuato, municipio de Puruándiro, en la desviación a la localidad de Santa Fe de la Laguna.

    El caso cobró un giro cuando fue divulgado un video que presuntamente mostraba al religioso acompañado de un menor en un hotel de Puruándiro.

    La agencia Quadratín afirmó en una nota que “no solamente vieron entrar al sacerdote, sino que pudieron constatar que previo a su ingreso, había dejado estacionado en el lugar el Jetta blanco de su propiedad”.

    Sin embargo, personal del mismo hotel, rechazó haber visto o que se hubiera registrado al sacerdote, como se había afirmado en un medio.

    El hallazgo del cuerpo fue realizado anoche y, tras diversas pruebas periciales, las autoridades confirmaron esta tarde que se trata del sacerdote.

    Apóyanos con un me gusta a nuestra página de Facebook/NarcoviolenciaOficial
    Compartir:

    0 comentarios:

    Publicar un comentario