domingo, 16 de octubre de 2016

Cártel del Golfo y Zetas pelean control de "ordeña" y riegan cadáveres en limites de Veracruz y Oaxaca

  • domingo, 16 de octubre de 2016
  • Comentarios
    La violencia entre grupos criminales desatada por el control de la frontera entre Veracruz y Oaxaca, donde buscan dominar la ordeña a un poliducto de Petróleos Mexicanos (Pemex), ya dejó al menos 60 muertos en lo que va del año.

    De acuerdo con fuentes oficiales, el Cártel del Golfo y Los Zetas disputan la ordeña de combustible del poliducto Minatitlán-México 12"-20"-14".

    Ese ducto tiene una distancia de 215.6 kilómetros, que corren de Minatitlán a Tierra Blanca, y transporta un aproximado de 73 mil barriles al día de hidrocarburos, de acuerdo con información de Pemex.

    Después ese ducto lleva combustible por territorio de Puebla, donde también es perforado por bandas criminales, y tiene como destino final Azcapotzalco, en la Ciudad de México.

    Fuentes militares indicaron que en los límites de Veracruz y Oaxaca el Cártel del Golfo y Los Zetas imponen su ley a punta de violencia para la extracción ilegal de gasolina y diesel.
    En esa zona, revelaron habitantes consultados por REFORMA, ambos grupos amenazan a pobladores para que les permitan entrar a sus tierras y ubicar tramos del poliducto para la instalación de tomas clandestinas.

    "Si denuncias o no permites el paso a los delincuentes te matan o queman tu propiedad", advirtió un vecino del Municipio veracruzano de Omealca, donde Pemex ha encontrado por lo menos 9 puntos de ordeña de enero al 18 julio pasado.

    En 2015, en Omealca fue asesinado Guillermo Cortés Martínez, funcionario de Seguridad Física de Pemex, quien recibió más de 30 disparos.

    El Ejército, que cuenta con un Batallón de Infantería dedicado a confrontar a traficantes de hidrocarburos en Tabasco, Veracruz, parte de Oaxaca, Puebla y Tlaxcala, aseguró que en la ordeña de combustibles está detrás una red de policías locales y autoridades municipales de Veracruz y Oaxaca.

    La impunidad de los grupos criminales, identificados por militares como Los Zetas y el Cártel del Golfo, ha derivado en el repunte de otros delitos como homicidios, robos, violaciones, cobros de piso y secuestros.

    Apenas el 15 de septiembre fue asesinado a balazos un mecánico de motocicletas en Tezonapa, Veracruz, donde el 27 de agosto un empresario originario de Querétaro, identificado como Roberto Ortiz Velázquez, fue reportado como desaparecido.

    El 29 de agosto un grupo armado ingresó a una carpintería de Cosolapa y abatió a sus encargados, con saldo de 2 muertos y 2 heridos, en hechos atribuidos a la disputa de grupos criminales por la ordeña de combustible en la zona.

    En medio de los enfrentamientos entre el Cártel del Golfo y Los Zetas en busca de controlar la ordeña de combustible entre Veracruz y Oaxaca, células del Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG) pretenden posicionarse.

    De acuerdo con fuentes ministeriales, ese grupo opera de manera abierta en Tierra Blanca y cuenta con casas de seguridad Tlalixcoyan y Medellín de Bravo, Veracruz.

    Ni con la instalación de Bases de Operaciones Mixtas (BOM) en los límites de Veracruz y Oaxaca las fuerzas federales y estatales han logrado contener la violencia en esa zona, derivada del control por la ordeña.

    Estadísticas federales y locales establecen que en los 11 municipios de ambos estados donde hay ordeña se han registrado por lo menos 60 homicidios relacionados con el crimen organizado, mediante secuestros, robos y ajustes de cuentas entre bandas rivales.

    Un mapa elaborado por el Ejército ubicó los municipios donde la delincuencia organizada roba combustible a Pemex en el poliducto Minatitlán-México 12"-20"-14".

    Apóyanos con un me gusta a nuestra página de Facebook/NarcoviolenciaOficial
    Compartir:

    0 comentarios:

    Publicar un comentario