La historia de un mando Mayor del Ejército que lloro la muerte del lider de la "Gente Nueva" del Cártel de Sinaloa

El Mayor de Caballería Luis Heriberto Jiménez Juárez y el Sargento Pedro Casillas Contreras purgan una condena de 25 años de prisión por presuntamente proteger en Sonora al grupo Gente Nueva, brazos armados de Joaquín “El Chapo” Guzmán.

El tribunal militar los halló culpables de proteger al Cártel de Sinaloa en Nogales, Sonora, con información anticipada de los cateos y “limpiándole” la plaza de sus enemigos, los Beltrán Leyva y Los Zetas.

Los militares, detenidos el 10 de noviembre de 2010 meses después de la famosa balacera en la Tubutama, Sonora donde sicarios de los Beltrán Leyva acribillaron a integrantes de la Gente Nueva brazo armado del Cártel de Sinaloa, en este enfrentamiento murió el lider de la Gente Nueva alias "El Navajas" o "El 01" de quien el Mayor del ejercito era su amigo y cercano colaborador, ahora el Mayor y el Sargento purgan la sentencia impuesta por el Supremo Tribunal Militar, instancia que los halló culpables de delincuencia organizada y delitos contra la salud.

La historia

Un mayor y un sargento de Caballería del Ejército protegieron al Cártel de Sinaloa en Nogales, Sonora, con información anticipada de los cateos y "limpiándole" la plaza de sus enemigos, los Beltrán Leyva y "Los Zetas", de acuerdo a los expedientes del Ejército y la PGR.

Integrantes de la organización delictiva señalaron que el Mayor Luis Heriberto Jiménez Juárez y el Sargento de Caballería Pedro Casillas Contreras colaboraban con Édgar Ramón Reséndiz Olguín "El Navajas"o "El 01", quien fuera líder en Sonora del grupo "Gente Nueva", uno de los brazos armados de Joaquín "El Chapo" Guzmán.

El 1 de julio de 2010, "El Navajas" y otros 20 sicarios fueron abatidos en un enfrentamiento con una banda rival pertenecientes a los Beltrán Leyva y Zetas en el municipio sonorense de Tubutama.
El mismo mes, dos de sus colaboradores fueron detenidos y decidieron colaborar con la PGR, la cual los convirtió en testigos protegidos con los nombres claves "Victoria" y "Zenya".

Estos dos delincuentes afirman haber conocido al Mayor Jiménez como "El Califas" y al Sargento Contreras como "El Bigotes", quienes luego fueron detenidos.

A Jiménez, referido como Jefe la Sección de Personal de Abastecimientos y Ayudantía en Nogales, lo identifican como su principal fuente de información de los operativos del Tercer Regimiento de Caballería y como alguien que incluso llegó a invitar a "El Navajas" a los operativos contra bandas rivales.

A Contreras lo mencionan como el militar que siempre estaba con Jiménez y también proporcionaba información.

"'El Navajas' me lo platicó, que cuando comenzó la pelea por la plaza entre "El Chapo", los Beltrán y "Los Zetas", esto en diciembre del 2009, que 'El Navajas' se ponía de acuerdo con 'El Califas' para darle información de la ubicación de casas de los contras, es decir 'Zetas' o 'Beltranes' para que 'El Califas' fuera con militares a catear y detener a esa gente.

"Incluso 'El Navajas' los acompañaba a esos operativos y se vestía de militar para señalarles los lugares que quería que reventara para detener a los 'Zetas' o 'Beltrones', ya que 'Califas' ya tenía mucho tiempo trabajando para los del 'Chapo', por eso cuando 'Navajas' se fue de Nogales yo comencé a coordinarme directamente con 'Califas' para que me proporcionara la información de los operativos militares", declaró Victoria.

Este testigo protegido trabajaba directamente bajo las órdenes de Reséndiz Olguín "El Navajas", a quien conocía desde 1995, y su función básica en la ciudad fronteriza dice que era rastrear a los enemigos de "Gente Nueva".

"Zenya", el nombre clave que tiene el otro cómplice de "El Navajas" que colabora con la PGR, refiere haber trabajado como "pollero" y que en abril de 2010, cuando acababa de regresar de Estados Unidos, aceptó trabajar como sicario para "Gente Nueva" junto con un sujeto al que apodaban "El Gordo".

"A mediados del mes de junio de 2010, andando yo con 'El Gordo', éste le hablo al 'Califas' para que le informara de aproximadamente tres detenidos de la organización, es decir, de la 'Gente Nueva', por lo que 'El Califas' lo citó en la parte de atrás de la Delegación de la PGR.

"Cuando llegamos, 'El Califas' ya estaba ahí como enojado y nos decía apúrense y en ese momento le entregó a 'El Gordo' unos documentos que después yo leí y eran declaraciones de los militares que habían detenido a nuestra gente, en esa ocasión 'El Califas' andaba uniformado", cuenta.
El amigo del "Navajas"

El testigo protegido "Zenya" asegura que la relación del Mayor Luis Heriberto Jiménez Juárez con Édgar Ramón Reséndiz Olguín "El Navajas", líder de "Gente Nueva" en Nogales, era muy cercana e iba más allá que la de un funcionario que colaboraba con su banda delictiva.

Según "Zenya", al militar lo vio por primera vez en una fiesta de cumpleaños de la esposa de "El Navajas", de nombre Verónica, y después en las bacanales que el narcotraficante organizaba con prostitutas en el Hotel Hacienda del Real.

"Ahí llevaron mujeres, vino y droga, por lo que yo lleve al 'Califas' al Regimiento de Caballería como a las 6:45 horas, porque tenía que pasar lista a las 7:00 horas", menciona.

Recuerda, por ejemplo, que dos días después de que "El Navajas" cayera abatido en Tubutama, Sonora, junto con otros 20 sicarios, encontró al Mayor Jiménez deprimido y alcoholizado, en una casa de seguridad que rentaba la organización.

"Era su amigo ('El Navajas'), además de que también había sido militar; incluso él fue el que llevó la ropa a la esposa de 'Navajas' para que vistieran al muerto, por lo que 'Califas' se encontraba tomando y hasta llorando, agarró el teléfono celular y lo aventó al suelo atrás en el patio de la casa, ya después se quedó dormido.

"Al día siguiente vi el teléfono y me puse a armarlo y logré componerlo, por lo que vi entre los mensajes, que había unos donde 'El Califas' preguntaba si entre los muertos había uno con tales características, dando las de 'El Navajas' y le contestaban 'afirmativo', es decir, estaba en contacto con gente que estaba en donde había sucedido la balacera y le estaban informando", relató "Zenya".

La historia de un mando Mayor del Ejército que lloro la muerte del lider de la "Gente Nueva" del Cártel de Sinaloa La historia de un mando Mayor del Ejército que lloro la muerte del lider de la "Gente Nueva" del Cártel de Sinaloa Reviewed by Redacción on agosto 27, 2017 Rating: 5

No hay comentarios.